1. Home >
  2. Noticias >
  3. Recomendaciones para optimizar la fertilizaci贸n nitrogenada

Recomendaciones para optimizar la fertilizaci贸n nitrogenada

Los fertilizantes nitrogenados representan una parte importante de los costos de producci贸n y su uso excesivo, o aplicaci贸n inadecuada, afecta al medioambiente. Para optimizar su uso, el CIMMYT presenta recomendaciones de tres d茅cadas de experimentaci贸n con fertilizaci贸n nitrogenada de trigo en el Valle del Yaqui, en Sonora, M茅xico.聽

 

Segunda fertilizaci贸n enterrada en el fondo de los surcos en el cultivo de trigo en el Valle del Yaqui, en Sonora, M茅xico. (Foto: Hub Pac铆fico Norte/CIMMYT)
Segunda fertilizaci贸n enterrada en el fondo de los surcos en el cultivo de trigo en el Valle del Yaqui, en Sonora, M茅xico. (Foto: Hub Pac铆fico Norte/CIMMYT)

Con los precios del fertilizante cada vez m谩s elevados es muy importante para los agricultores hacer un uso racional de este insumo. Adem谩s, el excesivo uso de fertilizante inorg谩nico afecta al medioambiente. Al utilizar menos fertilizante se reducen las emisiones contaminantes, pero 驴cu谩l es la cantidad de fertilizante nitrogenado que realmente se necesita y c贸mo deben los agricultores aplicarlo para aprovecharlo al m谩ximo?

Aqu铆 se resumen unas lecciones aprendidas de la investigaci贸n del Centro Internacional de Mejoramiento de Ma铆z y Trigo (CIMMYT) en el Campo Experimental Norman E. Borlaug (CENEB), en Ciudad Obreg贸n, en el estado mexicano de Sonora, en las 煤ltimas d茅cadas. Aunque la investigaci贸n se ha enfocado en agricultura de conservaci贸n y sus componentes, las recomendaciones generales de fertilizaci贸n nitrogenada tambi茅n son v谩lidas para sistemas con labranza convencional.

1. Hay que enterrar el fertilizante inorg谩nico y evitar aplicaciones al voleo o en agua de riego por gravedad

La aplicaci贸n al voleo resulta en la volatilizaci贸n del fertilizante 鈥攅ste se pierde en forma de gases que contribuyen al cambio clim谩tico鈥 y con la aplicaci贸n de gas en el agua de riego la p茅rdida de nitr贸geno en forma gaseosa es a煤n m谩s grande que con la aplicaci贸n al voleo.

En un ensayo de cuatro a帽os en el CENEB la aplicaci贸n de nitr贸geno al voleo baj贸 el rendimiento tanto con camas permanentes como con camas con labranza convencional. Por esto, la recomendaci贸n es enterrar el fertilizante.

En presiembra el fertilizante se puede enterrar con un disco cortador en la parte superior de la cama y la segunda fertilizaci贸n se puede enterrar en el fondo de los surcos. As铆 tambi茅n se evita el contacto entre el rastrojo y el fertilizante, lo que reduce la inmovilizaci贸n del nitr贸geno. La 煤nica excepci贸n a esta regla es aplicaci贸n de nutrientes en agua de riego por goteo, donde va directo a la zona radicular.

2. Parte del fertilizante inorg谩nico se puede reemplazar con composta

En un experimento en el CENEB se evalu贸, desde 2016, si se puede reemplazar parte del fertilizante inorg谩nico con fertilizante org谩nico, en este caso composta de origen bovino. Se observ贸 que s铆 es posible reemplazar parte de la primera aplicaci贸n de nitr贸geno con composta, pero es mejor usar tambi茅n una parte de fertilizante inorg谩nico porque esto permite asegurar que los nutrientes est茅n disponibles cuando el cultivo los necesita 鈥攍a composta es de liberaci贸n m谩s lenta que el fertilizante inorg谩nico鈥.

Es posible aplicar la composta en la superficie en banda encima de la cama cuando el fertilizante inorg谩nico se incorpora con un disco cortador para asegurar que no haya contacto entre el fertilizante inorg谩nico y la composta. Esto porque el contacto entre ambos puede resultar en una inmovilizaci贸n del nitr贸geno, ya que los microorganismos pueden usar el nitr贸geno de la urea para la mineralizaci贸n de la materia org谩nica en la composta.

3. Para mantener rendimientos altos de trigo a largo plazo se necesitan entre 150 y 300 unidades de nitr贸geno por hect谩rea

La dosis de nitr贸geno necesaria depende del potencial de rendimiento del suelo, del nitr贸geno almacenado y liberado del suelo, y del clima que var铆a entre ciclos. Por la combinaci贸n de estos factores, la dosis exacta de nitr贸geno necesario cambia y toda recomendaci贸n ser谩 un aproximado. As铆, lo mejor que se puede hacer es llegar a un aproximado que permita alcanzar lo m谩s que se pueda de rendimiento, sin aumentar demasiado los costos y la cantidad de nitr贸geno que se pierde en el ambiente.

Los suelos del Valle del Yaqui y del Valle del Mayo (Sonora, M茅xico) son, en su mayor铆a, suelos arcillosos que pueden almacenar cantidades grandes de nitr贸geno. Por ende, en campos donde se ha sobrefertilizado por muchos a帽os es posible que por unos a帽os se requieran dosis m谩s bajas de entre 50 y 150 kilogramos de nitr贸geno por hect谩rea. Desde la experiencia del Hub Pac铆fico Norte del CIMMYT, aplicar m谩s de 300 kilogramos de nitr贸geno por hect谩rea no es necesario y resulta en p茅rdidas de este fertilizante al medioambiente, adem谩s de elevar los costos de producci贸n.

4. Colectar datos y experimentar dentro de la parcela puede ayudar a mejorar la fertilizaci贸n a帽o con a帽o

Si existe duda sobre la dosis apropiada se puede hacer una franja dentro de la parcela, en donde se aumente la dosis de la segunda fertilizaci贸n. Aparte de la dosis de fertilizaci贸n, el manejo debe de ser igual que en el resto del campo. Al final del ciclo se determina por separado el rendimiento en la franja con dosis alta y el resto del campo, pudi茅ndose evaluar si conviene aumentar la dosis para el resto del campo al siguiente ciclo. De la misma forma, se puede hacer una franja con una dosis m谩s baja, para evaluar si se puede reducir la dosis de fertilizante. De esta manera se puede ir afinando la fertilizaci贸n en el transcurso de los a帽os.

Con medidas sencillas como estas es posible hacer m谩s eficiente el uso de fertilizante nitrogenado y evitar gastos innecesarios y da帽o al medioambiente.