Background image for CIMMYT
  1. Home >
  2. Noticias >
  3. Reportajes >
  4. 100Q: Impulsando la usabilidad de los datos de encuestas de hogares con 100 preguntas clave

100Q: Impulsando la usabilidad de los datos de encuestas de hogares con 100 preguntas clave

Los investigadores de socioeconomía del CGIAR han desarrollado un conjunto estandarizado de preguntas para encuestas en hogares agrícolas, con el fin de mejorar la comparabilidad del conjunto de datos en el espacio y el tiempo.

Socioeconomistas agrícolas desarrollaron el informe 100Q, que describe 100 preguntas clave para identificar indicadores fundamentales entorno a actividades agrícolas e ingresos no agrícolas, así como indicadores clave de bienestar centrados en la pobreza, la seguridad alimentaria, la diversidad alimentaria y la equidad de género.

“El objetivo es forjar un enfoque estándar internacional para garantizar que los conjuntos de datos socioeconómicos sean comparables en el tiempo y el espacio,” dijo Mark Van Wijk, autor principal del reciente informe publicado a través de la Plataforma del CGIAR para Macrodatos en la Agricultura.

Los investigadores agrícolas entrevistan a cientos de miles de agricultores en todo el mundo cada año. Cada encuesta se desarrolla con un enfoque único para una pregunta de investigación específica. Estos enfoques variados limitan el impacto que pueden tener los datos cuando los investigadores intentan reutilizar los resultados para obtener información más profunda.

“Un conjunto estándar de preguntas en todas las encuestas de hogares agrícolas significa que los investigadores pueden comparar diferentes puntos de datos para identificar los impulsores comunes de la pobreza y la inseguridad alimentaria entre las diferentes poblaciones para informar de manera más eficiente las estrategias de desarrollo y mejorar los medios de vida,” dijo Van Wijk, científico sénior de Instituto Internacional de Investigaciones Agropecuarias (ILRI, por sus siglas en inglés).

Encontrar puntos en común entre los esfuerzos de recopilación de datos es esencial para optimizar el impacto de los datos socioeconómicos. En lugar de reinventar la rueda cada vez que los investigadores desarrollan encuestas, los investigadores de la Comunidad de Práctica sobre Datos Socioeconómicos (CoP SED) del CGIAR formularon preguntas clave que creen deberían convertirse en la base de todas las encuestas para hogares agrícolas con el fin de mejorar la capacidad de análisis global.

CoP SED está promoviendo el uso del informe 100Q como bloques de construcción en el desarrollo de encuestas a través de seminarios web con investigadores agrícolas internacionales. La comunidad también está investigando más sobre cómo etiquetar los datos de encuestas existentes con términos de ontología del 100Q para mejorar la reutilización.

La clave de la armonización para el uso justo de los datos

Bengamisa, DRC. (Foto: Axel Fassio / CIFOR)

“La gestión de datos compartidos es cada vez más importante a medida que avanzamos hacia un mundo de datos abiertos,” dijo Gideon Kruseman, líder de CoP SED y autor del informe.

“Para que los datos compartibles sean procesables, deben ser localizables, accesibles, interoperables y reutilizables. Este es el corazón de la Comunidad de Práctica en el trabajo de Datos Socioeconómicos. En este momento, los datos de la encuesta internacional de hogares agrícolas están desorganizados; la proliferación de herramientas de encuesta e indicadores conducen a conjuntos de datos que a menudo están poco documentados y tienen una interoperabilidad limitada.”

Se estima que el CGIAR, la red de investigadores agrícolas más grande del mundo, realiza entrevistas con alrededor de 180,000 agricultores por año. Sin embargo, estas entrevistas han carecido de estandarización en el dominio socioeconómico durante décadas, lo que ha llevado a brechas en nuestra comprensión de la agricultura, la pobreza, la nutrición y las características del género de estos hogares.

La herramienta 100Q ha sido diseñada sistemáticamente para permitir la cuantificación de las interacciones entre los diferentes componentes y resultados de los sistemas agrícolas, incluida la productividad y el bienestar humano a nivel de granja y hogar, dijo Kruseman, líder de Investigación Forestal y Ex-Ante en el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).

Racionalización de datos de encuestas a través de la red de investigación agrícola más grande del mundo

El uso de estos bloques debería convertirse en una práctica estándar en el CGIAR. Los investigadores esperan que la estandarización en todos los institutos del CGIAR permita una aplicación más fácil de los métodos de Macrodatos para analizar los datos al nivel de los hogares, así como para vincular estos datos a otras fuentes de información a mayor escala como datos de rendimiento de cultivos espaciales, datos climáticos y datos de acceso al mercado.

Investigadores de varias organizaciones del CGIAR, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y organizaciones sin fines de lucro agrícolas trabajaron para crear un diseño común para las encuestas de hogares y los conjuntos de ontologías que sustentan la información que se recopilará.

“Poder reutilizar datos es extremadamente valioso. Si los datos de la encuesta son fácilmente reutilizables, los conjuntos de datos existentes pueden usarse como líneas de base. Nos permiten evaluar fácilmente cómo varían los indicadores de bienestar entre las poblaciones y las diferentes condiciones agroecológicas y socioeconómicas, así como también cómo pueden cambiar con el tiempo,” dijo Kruseman.

“También mejora la efectividad de las intervenciones y las compensaciones entre los resultados, que pueden estar determinados por la estructura de los hogares, la gestión de la granja y el entorno social y ambiental más amplio.”

Los investigadores de CoP SED trabajan en tres grupos para mejorar la interoperabilidad de datos socioeconómicos. El grupo de trabajo 100Q se enfoca en identificar indicadores clave y preguntas relacionadas que se usan comúnmente y podrían usarse como un enfoque estándar para garantizar que los conjuntos de datos sean comparables en el tiempo y el espacio. El grupo de trabajo SEONT se enfoca en el desarrollo de una ontología socioeconómica con términos estandarizados aceptados para ser utilizados en vocabularios controlados vinculados a conjuntos de datos socioeconómicos. El grupo de trabajo OIMS se centra en el desarrollo de un esquema de metadatos flexible y extensible, ontológico-agnóstico, inteligible para los humanos y legible por las máquinas para acompañar a los conjuntos de datos socioeconómicos.

Para obtener más información, visite la página web de CoP SED.

Foto de portada: Un arrozal frente a una casa en el pueblo de Tri Budi Syukur, regencia de West Lampung, provincia de Lampung, Indonesia. (Foto: Ulet Ifansasti/CIFOR)