1. Home >
  2. Noticias >
  3. Paz, seguridad alimentaria y poscosecha

Paz, seguridad alimentaria y poscosecha

En el marco del Día Internacional de la Paz (21 de septiembre), el especialista en poscosecha del CIMMYT, Sylvanus Odjo, platica sobre la labor de este centro en materia de poscosecha y importancia de articular esfuerzos en esta materia. 

El técnico Omar Francisco Sánchez en un módulo poscosecha en el municipio de Pochutla, Oaxaca, México. (Foto: CIMMYT)
El técnico Omar Francisco Sánchez en un módulo poscosecha en el municipio de Pochutla, Oaxaca, México. (Foto: CIMMYT)

‚ÄúNo habr√° paz en el mundo con los est√≥magos vac√≠os‚ÄĚ, dijo Norman Borlaug, Premio Nobel de la Paz en 1970 por sus trabajos en mejoramiento de trigo que permitieron salvar la vida de millones de personas que estaban en riesgo por el hambre.¬†

Hoy, en un mundo que a√ļn no se recupera de los efectos de la pandemia y donde se desarrollan conflictos que afectan la producci√≥n y distribuci√≥n de alimentos, hay cerca de 811 millones de personas padeciendo hambre, cifra que constituye un llamado a la acci√≥n local y global en favor de la paz y la seguridad alimentaria.¬†

‚ÄúLas p√©rdidas poscosecha son una seria limitaci√≥n a la seguridad alimentaria. Las principales limitaciones en poscosecha incluyen pr√°cticas inadecuadas o la falta de tecnolog√≠as apropiadas. Por esto, nuestro objetivo es contribuir a la reducci√≥n de las p√©rdidas poscosecha, especialmente para los productores de peque√Īa escala mediante el uso de tecnolog√≠as y pr√°cticas sostenibles‚ÄĚ, comenta Sylvanus Odjo, especialista en poscosecha del Centro Internacional de Mejoramiento de Ma√≠z y Trigo (CIMMYT).

Las p√©rdidas poscosecha, ocurridas principalmente durante el almacenamiento, disminuyen no solo la cantidad de grano, sino tambi√©n su calidad, afectando la econom√≠a de las familias productoras ‚ÄĒy a veces su salud‚ÄĒ en pa√≠ses donde prevalece la agricultura para el autoconsumo. En M√©xico, por ejemplo, las p√©rdidas poscosecha se calculan en millones de pesos cada a√Īo ‚ÄĒse estima que pueden ser de hasta 40 % en las regiones tropicales‚ÄĒ, pero se trata de un problema global que requiere atenci√≥n.¬†

‚ÄúDe acuerdo con estimaciones del Sistema Africano de Informaci√≥n de P√©rdidas Poscosecha (APHLIS, por sus siglas en ingl√©s), las p√©rdidas econ√≥micas en el sector del ma√≠z en Benin en 2021 ascendieron a 93 millones de d√≥lares estadounidenses. Las p√©rdidas ascienden a m√°s de 60 millones de d√≥lares en la cadena de valor del sorgo en Burkina Faso y, en Nigeria, estamos hablando de m√°s de 200 millones de d√≥lares de p√©rdidas poscosecha en la cadena de valor del mijo. Estas son cifras asombrosas que tienen un alto impacto en la seguridad alimentaria y con el cambio clim√°tico estas no har√°n m√°s que aumentar‚ÄĚ, refiere el especialista.¬†

México, a través de la investigación desarrollada por el CIMMYT y su colaboradores, tiene mucho que aportar a la seguridad alimentaria global. Recientemente, por ejemplo, investigadores de este centro de investigación científica evaluaron distintas tecnologías de almacenamiento en 109 localidades de 15 estados del país. Las tecnologías herméticas poscosecha arrojaron los mejores resultados y han generado interés en otras latitudes del planeta. 

‚ÄúHay equipos y m√°quinas que se pueden utilizar para minimizar las p√©rdidas. Para el arroz, por ejemplo, tenemos cosechadoras que reducen las p√©rdidas poscosecha. Para el ma√≠z podemos hablar de desgranadoras, as√≠ como de tecnolog√≠as herm√©ticas, como los silos met√°licos herm√©ticos o bolsas pl√°sticas herm√©ticas. Pero, por lo general, estas tecnolog√≠as tienen un costo y, a veces, los agricultores de peque√Īa escala no pueden pagarlas, por eso evaluamos y ofrecemos alternativas, como las botellas PET‚ÄĚ.¬†

‚ÄúEl enfoque del CIMMYT es acercarse a los productores ‚ÄĒy a los actores de las diversas cadenas de valor‚ÄĒ y hacerles ver lo que est√°n perdiendo cada a√Īo. Por lo general, cuando trabajamos con un productor tratamos de hacer pruebas con √©l con su grano comparando su pr√°ctica convencional con al menos una innovaci√≥n. Al final, cuantificamos las p√©rdidas poscosecha y le mostramos lo que est√° perdiendo‚ÄĚ, comenta el investigador del CIMMYT.¬†

‚ÄúM√°s all√° de las tecnolog√≠as, es necesario el desarrollo de capacidades y el apoyo t√©cnico para que los productores realmente puedan beneficiarse. Esto se tiene que tomar en cuenta si se busca un cambio duradero‚ÄĚ, concluye el especialista, enfatizando que es gracias a la articulaci√≥n de esfuerzos con organismos locales, otros centros del CGIAR ‚ÄĒcomo AfricaRice, CIAT o CIP‚ÄĒ y organizaciones internacionales que se han podido escalar algunas de estas tecnolog√≠as y recomendaciones, pero que a√ļn hace falta mucho por hacer en materia de poscosecha.¬†