1. Home >
  2. Noticias >
  3. Reportajes >
  4. M√°s vale prevenir que lamentar

M√°s vale prevenir que lamentar

Amos Alakonya habla sobre plagas, procedimientos y por qué todos deberían preocuparse por la sanidad de las semillas.

Cada vez que se trasladan semillas entre pa√≠ses, continentes o regiones, existe un riesgo inherente de propagar nuevos pat√≥genos a zonas previamente no infestadas ‚ÄĒ con consecuencias potencialmente devastadoras. La FAO estima que estos pat√≥genos son responsables de la p√©rdida de hasta el 40% de los cultivos alimentarios mundiales, y de las p√©rdidas comerciales de productos agr√≠colas que superan los 220 mil millones de d√≥lares cada a√Īo.

Con las viejas y nuevas plagas y enfermedades que causan devastaci√≥n en todo el mundo, es cada vez m√°s importante tener en cuenta la sanidad de las plantas. Esto es particularmente cierto en el Centro Internacional de Mejoramiento de Ma√≠z y Trigo (CIMMYT), una organizaci√≥n que procesa y distribuye enormes cantidades de semillas cada a√Īo y que en 2019 envi√≥ m√°s de 10 000 toneladas a m√°s de 100 socios y colaboradores en √Āfrica, Am√©rica, Asia y Europa

Amos Alakonya se unió al CIMMYT en julio de 2019 y, como jefe de la Unidad de Sanidad de Semillas de la organización, está muy consciente de la necesidad de mitigar el riesgo en toda la cadena de valor de la producción de semillas.

En el per√≠odo previo a la Semana Internacional de Concientizaci√≥n Fitosanitaria de este a√Īo, el fitopat√≥logo se sienta a discutir sobre plagas, procedimientos de detecci√≥n y explica por qu√© todos deber√≠an hablar sobre la sanidad de las semillas.

Amos Alakonya, head of CIMMYT's Seed Health unit. (Photo: Eleusis Llanderal/CIMMYT)
Amos Alakonya, jefe de la unidad de sanidad de semillas del CIMMYT. (Foto: Eleusis Llanderal/CIMMYT)

¬ŅPuede comenzar cont√°ndonos sobre el consorcio de la Unidad de Sanidad de Germoplasma del CGIAR y cu√°l es su funci√≥n?

Dentro del CGIAR tenemos un grupo llamado Plataforma de Bancos de Germoplasma cuya función principal es apoyar los esfuerzos del CGIAR en la conservación y distribución de germoplasma. Diez centros del CGIAR tienen bancos de germoplasma que trabajan en estrecha colaboración con las unidades de sanidad de germoplasma para garantizar que solo se distribuyan materiales vegetales libres de plagas y enfermedades.

¬ŅCu√°l es el procedimiento para introducir semillas al CIMMYT?

En el CIMMYT, los investigadores deben seguir el procedimiento correcto al traer semillas. Una vez que alguien ha identificado la necesidad de traer semillas, se comunicó con un proveedor y acordó los genotipos y la cantidad requerida, la responsabilidad se transfiere a la Unidad de Salud de Semillas. Nosotros nos ponemos en contacto con el proveedor de semillas y brindamos asistencia en la adquisición de la documentación fitosanitaria necesaria que garantizará el cumplimiento de las normas del país receptor.

Por ejemplo, procesaremos y proporcionaremos un permiso de importaci√≥n de plantas que nos permita traer la semilla y al mismo tiempo estipular las condiciones que debe cumplir antes de ingresar a M√©xico. Las autoridades del pa√≠s proveedor utilizan este documento como una gu√≠a est√°ndar, que com√ļnmente refiere a la Organizaci√≥n Nacional de Protecci√≥n Fitosanitaria (ONPF). La ONPF realizar√° una verificaci√≥n previa al env√≠o y emitir√° un certificado fitosanitario si la semilla cumple con los est√°ndares establecidos en el permiso de importaci√≥n.

Debido a que distribuimos nuestros materiales como bienes p√ļblicos, nos aseguramos de que todas las semillas enviadas o recibidas puedan usarse y distribuirse sin restricciones del proveedor o del destinatario. Esto se logra mediante la firma de un acuerdo est√°ndar de transferencia de material que cumple con el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogen√©ticos para la Alimentaci√≥n y la Agricultura (TRFAA). Esto se hace a trav√©s de la unidad legal del CIMMYT.

Petri dishes and a microscope in Amos Alakonya's lab. (Photo: Eleusis Llanderal/CIMMYT)
Placas de Petri y un microscopio en el laboratorio de Amos Alakonya. (Foto: Eleusis Llanderal/CIMMYT)

Una vez que hayamos recibido todos los documentos necesarios, los materiales se despachan por la aduana y se env√≠an al laboratorio, donde comenzamos nuestro an√°lisis. Lo primero que hacemos es evaluar el material de manera visual y confirmar que no hay decoloraci√≥n ni material extra√Īo como tierra o semillas de otras especies. En la siguiente etapa, montamos varios ensayos para detectar hongos, bacterias y virus. Solo entregamos semillas a los cient√≠ficos o permitimos su distribuci√≥n despu√©s de haber confirmado que est√°n libres de pat√≥genos nocivos. En general, este proceso lleva entre 25 y 40 d√≠as, por lo que los cient√≠ficos deben planificar con anticipaci√≥n para evitar cualquier inconveniente.

Parece ser un proceso complejo. ¬ŅExiste alg√ļn desaf√≠o que enfrente sobre la marcha?

Existen varios desafíos, pero trabajamos en torno a ellos. Uno de los más grandes es cumplir con las expectativas de tiempo. Por ejemplo, todos los científicos quieren asegurarse de que todo va conforme a lo planeado, pero en ocasiones las semillas tardan más de lo esperado en llegar o la documentación se extravía, lo que significa que las semillas no se pueden liberar de la aduana a tiempo.

Incluso despu√©s de un retraso, las semillas a√ļn deben pasar por el procedimiento est√°ndar de prueba de sanidad. En ocasiones encontramos que la ONPF del proveedor no ha llevado a cabo las pruebas correctas, por lo que traemos semillas que no cumplen con los requisitos y, como resultado, pueden terminar siendo destruidas. No obstante, solo recomendamos la destrucci√≥n de semillas en casos en los que no podamos mitigar.

Por eso es importante que todos ‚ÄĒ en todas las etapas de la cadena de valor de producci√≥n de semillas ‚ÄĒ sean conscientes de los riesgos y los procesos de mitigaci√≥n adecuados. Estos procesos incluyen el control de semillas antes de plantar, inspecciones de campo regulares y la observaci√≥n de los reg√≠menes de higiene de campo y rociado.

El tema del evento de este a√Īo se centra en las amenazas transfronterizas que enfrenta la sanidad de las plantas. ¬ŅHay alguna amenaza emergente que le preocupe?

Actualmente hay tres preocupaciones importantes. La primera es la necrosis letal del ma√≠z. La enfermedad se inform√≥ inicialmente en los EE. UU. y Per√ļ en 1977, pero desde 2011 la enfermedad ha invadido granjas en √Āfrica oriental y central. Debido a esto, los mejoradores de ma√≠z en la regi√≥n no pueden enviar semillas directamente a sus socios en otras regiones del mundo sin pasar antes por una estaci√≥n de campo de cuarentena en Zimbabue. Esto trae consigo costos adicionales y una carga de tiempo para el programa.

También estamos muy preocupados por el brusone del trigo, que ahora se encuentra en Bangladesh, donde tenemos ensayos y compartimos semillas en ambas direcciones. Por lo tanto, ya hemos implementado herramientas de detección contra el brusone del trigo para asegurarnos de no introducirlo en estaciones experimentales en México.

Y finalmente, tenemos la plaga del gusano cogollero. Esta plaga proviene de Am√©rica del Sur, donde es menos feroz, pero desde que lleg√≥ a √Āfrica en 2016 ha causado destrucci√≥n en el ma√≠z y, para controlarlo, ha costado mucho dinero a los agricultores mediante la aplicaci√≥n de productos qu√≠micos. Esta enfermedad emergente realmente socava los esfuerzos de seguridad alimentaria.

Obviamente, este es un tema importante para generar conciencia mundial. ¬ŅPor qu√© cree que es tan importante discutir internamente la sanidad de las semillas dentro del CIMMYT?

Amos Alakonya, head of CIMMYT's Seed Health unit. (Photo: Eleusis Llanderal/CIMMYT)
Amos Alakonya, jefe de la unidad de sanidad de semillas del CIMMYT. (Foto: Eleusis Llanderal/CIMMYT)

Es muy importante que todos los que trabajan en el CIMMYT, y especialmente aquellos que trabajan con semillas, sean conscientes de los riesgos potenciales ya que aproximadamente el 30% del ma√≠z y el 50% del trigo cultivado en todo el mundo pueden atribuirse al germoplasma del CIMMYT. Y es a√ļn m√°s importante para M√©xico porque la mayor parte de nuestro programa de mejoramiento de trigo se encuentra aqu√≠ y tambi√©n es el centro de origen del ma√≠z. Con socios en m√°s de 100 pa√≠ses, tenemos que mantenernos extremadamente atentos. Si algo sale mal aqu√≠, muchos pa√≠ses estar√°n en riesgo.

En √ļltima instancia, queremos que las personas sean conscientes del importante papel que desempe√Īan para garantizar el cumplimiento fitosanitario porque es mejor prevenir que curar. Nos gustar√≠a imaginar una situaci√≥n en la que todos en el CIMMYT conozcan los procesos de mitigaci√≥n que se han implementado para garantizar el intercambio seguro de semillas.

¬ŅContinuar√° trabajando para crear conciencia m√°s all√° del evento de este a√Īo?

S√≠. En diciembre de 2018, las Naciones Unidas declararon 2020 como el A√Īo Internacional de la Sanidad Vegetal. Se alentar√° a todos a aprovechar esta oportunidad para informar a las personas sobre la importancia de la sanidad de las semillas, especialmente en lo que respecta a la seguridad alimentaria, la conservaci√≥n del medio ambiente y el empoderamiento econ√≥mico.

Es emocionante porque este evento solo ocurre cada 30 o 50 a√Īos, as√≠ que esta es una oportunidad realmente √ļnica para mostrar el trabajo que hacemos todos los d√≠as como unidad y en colaboraci√≥n con nuestros socios al rededor del mundo.

Foto de portada:
Una mezcla de semillas de maíz vista de cerca. (Foto: Xochiquetzal Fonseca/CIMMYT)