1. Home >
  2. Noticias >
  3. M谩s de tres d茅cadas de agricultura de conservaci贸n

M谩s de tres d茅cadas de agricultura de conservaci贸n

Los ensayos a largo plazo que desarrolla el CIMMYT y sus colaboradores muestran los efectos de m谩s de 30 a帽os de agricultura de conservaci贸n en comparaci贸n con la labranza convencional.

Ensayo D5 muestra las diferencias entre agricultura de conservaci贸n (izquierda) y labranza convencional (derecha), luego de m谩s de 30 a帽os. (Foto: Francisco Alarc贸n / CIMMYT)
Ensayo D5 muestra las diferencias entre agricultura de conservaci贸n (izquierda) y labranza convencional (derecha), luego de m谩s de 30 a帽os. (Foto: Francisco Alarc贸n / CIMMYT)

De acuerdo con el Estado de los recursos de tierras y aguas del mundo para la alimentaci贸n y la agricultura (FAO, 2021), la degradaci贸n del suelo inducida por el ser humano afecta al 34 % de las tierras agr铆colas en el mundo. Por esta raz贸n, diversos acuerdos internacionales 鈥昪omo el tratado de Par铆s sobre el cambio clim谩tico y el calentamiento global鈥 han establecido que es necesario incrementar la materia org谩nica de los suelos a fin de asegurar la producci贸n de alimentos para la poblaci贸n mundial actual y en el futuro.

Por d茅cadas, los suelos de los Valles Altos de M茅xico se han preparado para la siembra con barbecho y pasos de rastra. Este movimiento continuo destruye la estructura del suelo, diluye la materia org谩nica y acelera su oxidaci贸n, incrementa el escurrimiento y favorece la compactaci贸n.

Adem谩s, prevalece la pr谩ctica de retirar los rastrojos para usarlos como forraje. En muchos casos, persiste el libre pastoreo despu茅s de la cosecha, lo cual reduce la cantidad de residuos de los cultivos que se reincorpora al suelo. Esta forma de producci贸n agr铆cola, al practicarse de forma sistem谩tica por a帽os, desgasta el potencial productivo de los suelos y reduce su fertilidad y 鈥攅n consecuencia鈥 el volumen de las cosechas.

La agricultura de conservaci贸n es un sistema que permite acumular materia org谩nica en el suelo, as铆 como reducir la erosi贸n e贸lica e h铆drica 鈥攁l proteger la superficie del terreno鈥. Estos y otros efectos de la agricultura de conservaci贸n son documentados en parcelas experimentales como las que el Centro Internacional de Mejoramiento de Ma铆z y Trigo (CIMMYT) monitorea en su sede global en Texcoco, Estado de M茅xico.

鈥淓ste es el ensayo a largo plazo D5. Tiene m谩s de 30 a帽os de operaci贸n aqu铆 en el CIMMYT y nos permite ver la diferencia entre la labranza convencional 鈥攅n la que se siembra ma铆z cada a帽o y se remueve todo el rastrojo para usarlo como forraje鈥 y la agricultura de conservaci贸n 鈥攄onde se rota ma铆z con trigo, no se hace labranza y se deja todo el rastrojo en la superficie鈥斺, comenta Nele Verhulst, l铆der de investigaci贸n en sistemas de cultivos para Am茅rica Latina del CIMMYT.

Las parcelas que muestra Verhulst son evidentemente diferentes. Mientras en una 鈥攄onde se ha hecho la pr谩ctica convencional de la regi贸n鈥 las plantas de ma铆z apenas se han desarrollado, en la otra 鈥攄onde se ha trabajado agricultura de conservaci贸n por m谩s de tres d茅cadas鈥 las plantas han crecido notablemente mejor.

La doctora Nele Verhulst muestra el ensayo D5, donde son visibles las diferencias luego de 30 a帽os de agricultura de conservaci贸n (izquierda) y labranza convencional (derecha). (Foto: Francisco Alarc贸n / CIMMYT)
La doctora Nele Verhulst muestra el ensayo D5, donde son visibles las diferencias luego de 30 a帽os de agricultura de conservaci贸n (izquierda) y labranza convencional (derecha). (Foto: Francisco Alarc贸n / CIMMYT)

鈥淐laramente vemos la diferencia. Mientras con la pr谩ctica convencional el cultivo est谩 sufriendo mucho con la sequ铆a, con la agricultura de conservaci贸n tenemos un desarrollo vegetativo del cultivo casi normal鈥.

La agricultura de conservaci贸n ha mostrado ser un sistema particularmente 煤til en tiempos de sequ铆a. En momentos como el actual en que el cambio clim谩tico agudiza sus efectos, esto es de suma importancia pues permite que los agricultores logren rendimientos razonables y estables gracias a que este sistema de producci贸n sustentable ayuda a mejorar el suelo, a infiltrar agua y hacer el sistema m谩s resiliente.

鈥淓n este experimento estamos investigando los principios de la agricultura de conservaci贸n. En total tenemos 32 tratamientos divididos en dos grupos y dos repeticiones para asegurar que el efecto que vemos en una parcela no es solo por la parcela, si no por el tratamiento que se le est谩 dando. As铆, los tratamientos que estamos investigando tienen diferentes pr谩cticas de labranza. Aqu铆 espec铆ficamente estamos comparando cero labranza 鈥攁gricultura de conservaci贸n鈥 contra labranza convencional y tambi茅n con una variante de la cero labranza que son las camas permanentes, donde solo se reforma el fondo entre los surcos鈥.

Adem谩s de este factor, en las parcelas que Verhulst muestra tambi茅n se estudia el efecto del manejo de rastrojo porque en muchos sistemas de producci贸n estos residuos de cosecha se usan como forraje, as铆 que adem谩s de dejar todo el rastrojo como cobertura del suelo 鈥攁gricultura de conservaci贸n鈥 o incorporarlo 鈥攑r谩ctica convencional鈥, 鈥渢enemos algunos tratamientos intermedios donde dejamos una parte del rastrojo para ver si tenemos los mismos efectos si se deja todo o solo una parte鈥.

鈥淓l tercer factor que estamos investigando es la rotaci贸n de cultivos. En el caso de la pr谩ctica convencional tenemos monocultivo, luego tenemos la rotaci贸n de cultivos 鈥攓ue puede ser un a帽o de ma铆z y luego un a帽o con trigo鈥 y tenemos algunas opciones m谩s diversas que incluyen una rotaci贸n con frijol, por ejemplo, o con un cultivo forrajero como la cebada forrajera o el grasspea鈥.

Las parcelas experimentales que muestra la doctora Verhulst son un ejemplo de un ensayo a largo plazo 煤til para identificar el efecto de diversas pr谩cticas agr铆colas, pero tambi茅n forman parte de una plataforma de investigaci贸n que, a su vez, est谩 integrada a la red de plataformas de investigaci贸n del CIMMYT y sus colaboradores la cual se extiende por todo el territorio nacional y, m谩s recientemente, a otros pa铆ses de Am茅rica Latina.

鈥淟as plataformas de investigaci贸n forman parte de los Hubs, que son sistemas de innovaci贸n que estamos operando en diferentes regiones geogr谩ficas tanto en M茅xico como en Guatemala y Honduras. Ahora estamos enfocados en c贸mo podemos acercarnos a los productores y hacer que estas tecnolog铆as o las pr谩cticas que estamos desarrollando no se queden solamente en la investigaci贸n o en las estaciones experimentales y que realmente respondan a las necesidades de los productores鈥, concluye la doctora Verhulst.