Background image for CIMMYT
  1. Home >
  2. Noticias >
  3. Reportajes >
  4. Abriendo Camino: Isaiah Nyagumbo avanza en tecnologías climáticamente inteligentes para mejorar los sistemas agrícolas de los pequeños agricultores

Abriendo Camino: Isaiah Nyagumbo avanza en tecnologías climáticamente inteligentes para mejorar los sistemas agrícolas de los pequeños agricultores

El agrónomo de sistemas transforma los medios de vida de los agricultores a través de un mejor rendimiento de los cultivos y la salud del suelo, promoviendo técnicas sostenibles que mitigan los efectos del cambio climático.

La mayoría de los pequeños agricultores del África subsahariana dependen de la agricultura de secano para alimentar a sus familias. Sin embargo, se enfrentan cada vez más a desafíos inducidos por el clima que obstaculizan la producción y el rendimiento de los cultivos.

En los últimos años, la evidencia de patrones variables de lluvia, temperaturas más altas, calidad del suelo agotada e infestaciones de plagas destructivas como el gusano cogollero causan desequilibrios en el ecosistema más amplio y presentan un panorama sombrío para los agricultores.

Abordar estos diversos desafíos requiere un conjunto de habilidades únicas que se encuentran en el rol del agrónomo de sistemas.

Isaiah Nyagumbo se unió al Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) en 2010 como Agrónomo de Sistemas de Cultivo. Trabajando en el programa de Intensificación Sustentable, Nyagumbo se ha dedicado a desarrollar tecnologías de agricultura de conservación para sistemas agrícolas a pequeña escala.

“Una característica única de los agrónomos de sistemas”, explica Nyagumbo, “es la necesidad de comprender y abordar de manera integral los diversos desafíos que enfrentan los hogares agrícolas y su entorno agroecológico y socioeconómico. Necesitan tener una comprensión decente de las facetas que hacen que el desarrollo tecnológico se produzca sobre el terreno”.

“Esta comprensión, combinada con habilidades técnicas y agronómicas, permite a los agrónomos de sistemas innovar en torno al aumento de la productividad, la rentabilidad y las prácticas agrícolas eficientes, y fortalecer la capacidad de los agricultores para adaptarse a los desafíos cambiantes, en particular los relacionados con el cambio climático y la variabilidad”, menciona Nyagumbo.

Isaiah Nyagumbo stands next to a field of maize and pigeon pea. Currently, Nyagumbo’s research seeks to better understand the resilience benefits of cereal-legume cropping systems and how different planting configurations can help to improve system productivity. (Photo: CIMMYT)
Isaiah Nyagumbo junto a un campo de maíz y guandú. Actualmente, la investigación de Nyagumbo busca comprender mejor los beneficios de resiliencia de los sistemas de cultivo de cereales y leguminosas y cómo las diferentes configuraciones de siembra pueden ayudar a mejorar la productividad del sistema. (Foto: CIMMYT)

Adquiriendo conocimientos especializados

Criado por padres que se desempeñaban como maestros y agricultores comerciales a pequeña escala, Nyagumbo estuvo expuesto a la realidad de producir cultivos para obtener alimentos e ingresos mientras ayudaba con las actividades agrícolas en su casa rural en Dowa, Rusape, noreste de Zimbabue. Esta experiencia dio forma a su decisión de estudiar una licenciatura en agricultura con especialización en ciencias del suelo en la Universidad de Zimbabue y una maestría en ingeniería de suelos y aguas en Silsoe College, Cranfield University, en el Reino Unido.

Entre 1989 y 1994, Nyagumbo trabajó con empresas del sector público y privado en Zimbabue investigando cómo desarrollar sistemas de labranza de conservación en el sector de la agricultura a pequeña escala, que en ese momento se enfocaba en reducir la degradación de la tierra inducida por la erosión del suelo.

A través del desarrollo y aprendizaje participativo de la tecnología, Nyagumbo desarrolló una pasión por interactuar estrechamente con los pequeños agricultores de las zonas comunales de Zimbabue, ya que se dio cuenta de que los enfoques de transferencia de tecnología tenían limitaciones al ampliar la escala de las tecnologías. Procedió a estudiar para su doctorado en 1995, enfocándose en la conservación del agua y la recarga acuífera subterránea bajo diferentes tecnologías de labranza.

Al finalizar su doctorado, Nyagumbo comenzó a dar clases en la Universidad de Zimbabue en 2001, en el Departamento de Ciencias del Suelo e Ingeniería Agrícola, una ruta que abrió oportunidades de colaboración con socios internacionales clave, incluido el CIMMYT.

“Así es como comencé mi trabajo con el CIMMYT, como colaborador e implementando conjuntamente ensayos en el campo sobre agricultura de conservación y ampliando el alcance hacia tecnologías agrícolas climáticamente inteligentes”, recuerda Nyagumbo.

Cuando surgió la oportunidad de incorporarse al CIMMYT en 2010, Nyagumbo se dio cuenta de que “era la organización adecuada para mí, impulsando la agenda de sostenibilidad y enfocándose en mejorar la productividad de los pequeños agricultores”.

Resultados climáticamente inteligentes

Cropping systems agronomist Isaiah Nyagumbo inspects a maize ear at the Chimbadzwa plot in Ward 4, Murewa, Zimbabwe. (Photo: CIMMYT)
El agrónomo de sistemas de cultivo Isaiah Nyagumbo inspecciona una mazorca de maíz en la parcela de Chimbadzwa en el distrito 4, Murewa, Zimbabue. (Foto: CIMMYT)

Los proyectos como SIMLESA muestran los resultados de prácticas de intensificación y tecnologías climáticamente inteligentes destinadas a mejorar los sistemas agrícolas de los pequeños agricultores en el este y sur de África.

Un estudio mostró que cuando se aplican principios de agricultura de conservación como labranza mínima, rotación, acolchado y cultivos intercalados, se pueden lograr aumentos de rendimiento que oscilan entre el 30 y el 50%”, comenta Nyagumbo.

Otra publicación reciente demostró que la superioridad del rendimiento del maíz de los sistemas de agricultura de conservación era mayor en condiciones de poca lluvia, mientras que las condiciones de mucha lluvia deprimían estas ventajas de rendimiento.

Además, los estudios que abarcan el este y el sur de África también mostraron cómo las características de drenaje de los suelos afectan el desempeño de las tecnologías de agricultura de conservación. “Si tenemos suelos que están mal drenados, la diferencia de rendimiento entre las prácticas agrícolas convencionales y la agricultura de conservación tiende a disminuir, pero si los suelos están bien drenados, se observan márgenes más altos del rendimiento de agricultura de conservación”.

Actualmente, los esfuerzos de investigación de Nyagumbo en varios países del este y sur de África buscan comprender mejor los beneficios de resiliencia de los sistemas de cultivo de cereales y leguminosas y cómo las diferentes configuraciones de siembra pueden ayudar a mejorar la productividad del sistema.

“En este momento, estoy centrado en comprender mejor la ‘inteligencia climática’ de las tecnologías de intensificación sustentable”.

En Malawi, Nyagumbo es parte de un equipo que evalúa la utilidad de diferentes prácticas agronómicas y métodos autóctonos para controlar el gusano cogollero en sistemas basados ​​en maíz. El gusano cogollero ha sido una plaga problemática, especialmente para el maíz en las últimas cuatro o cinco temporadas en África, y es importante para los agricultores de la región encontrar soluciones rentables.

Se prevé que los esfuerzos futuros se centren más en la integración de cultivos y ganado e investigarán cómo las variedades de maíz densas en nutrientes recientemente desarrolladas pueden contribuir a mejorar la alimentación del ganado en las regiones áridas y semiáridas de Zimbabue.

Compartiendo resultados

Otra aspiración importante para Nyagumbo es la generación de publicaciones para compartir los resultados emergentes y las experiencias obtenidas de su investigación con socios y el público en general. Trabajando en colaboración, Nyagumbo ha publicado más de 30 artículos basados ​​en un extenso trabajo de investigación.

“A través de la política de intercambio de datos promovida por el CIMMYT, tenemos tantos datos generados en los cinco países del proyecto SIMLESA que ahora están disponibles para el público en general”, dice Nyagumbo.

Si bien las experiencias con el COVID-19 han cambiado las condiciones de trabajo y han restringido los viajes, Nyagumbo cree que “mediante el uso de plataformas virtuales y las TIC todavía podemos lograr mucho y mantenernos en contacto con nuestros socios y agricultores de la región”.

En general, está interesado en el impacto. “La mayor recompensa para mí es ver a los agricultores felices y transformados, y saber que mi papel está marcando una diferencia en los medios de vida de los agricultores”.

See our coverage of World Food Day 2020.
Vea nuestra cobertura del Día Mundial de la Alimentación 2020.