1. Home >
  2. Noticias >
  3. Comunicados de prensa >
  4. Un nuevo esfuerzo acelera el poder de la diversidad de los cultivos para la resiliencia al clima

Un nuevo esfuerzo acelera el poder de la diversidad de los cultivos para la resiliencia al clima

Los investigadores obtendrán variaciones genéticas útiles de los bancos de germoplasma del CGIAR para desarrollar cultivos climáticamente inteligentes.

By
Estantes llenos de muestras de semillas de maíz conforman la colección activa de maíz en el banco de germoplasma de la sede mundial del CIMMYT en Texcoco, México. Contiene alrededor de 28.000 muestras únicas de semillas de maíz —incluyendo más de 24.000 variedades locales— y especies relacionadas. (Foto: Xochiquetzal Fonseca/CIMMYT)
Estantes llenos de muestras de semillas de maíz conforman la colección activa de maíz en el banco de germoplasma de la sede mundial del CIMMYT en Texcoco, México. Contiene alrededor de 28.000 muestras únicas de semillas de maíz —incluyendo más de 24.000 variedades locales— y especies relacionadas. (Foto: Xochiquetzal Fonseca/CIMMYT)

Un nuevo proyecto de 25.7 millones de dólares, dirigido por el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (CIMMYT), un centro de investigación que forma parte del CGIAR, la mayor asociación de investigación agrícola del sector público del mundo está ampliando el uso de la biodiversidad conservada en los bancos de germoplasma del mundo para desarrollar nuevas variedades de cultivos climáticamente inteligentes para millones de pequeños agricultores de todo el mundo.

A medida que se acelera el cambio climático, la agricultura se verá cada vez más afectada por las altas temperaturas, la irregularidad de las lluvias, la sequía, las inundaciones y el aumento del nivel del mar. Los científicos creen que pueden mejorar la resistencia de la producción de alimentos incorporando esta diversidad a nuevas variedades de cultivos, superando así muchos de los obstáculos para luchar contra la malnutrición y el hambre en todo el mundo.

“Unos mejores cultivos pueden ayudar a los pequeños agricultores a producir más alimentos a pesar de los desafíos del cambio climático. Los cultivos básicos resistentes a la sequía, como el maíz y el trigo, que garantizan la alimentación en medio de la escasez de agua, y las variedades de crecimiento más rápido y de maduración temprana que producen buenas cosechas en temporadas de cultivo erráticas pueden marcar la diferencia para quienes dependen de la agricultura. Este es el potencial de mejoramiento genético adaptado al clima que está sin explotar en los bancos de germoplasma del CGIAR”, dijo Claudia Sadoff, Directora Gerente de la División de Investigación e Impacto y Coordinadora del Equipo de Gestión Ejecutiva del CGIAR.

A lo largo de cinco años, el proyecto, que cuenta con el apoyo de la Fundación Bill & Melinda Gates, pretende identificar en los bancos de germoplasma las accesiones de plantas que contienen alelos, o variaciones genéticas, responsables de características como la tolerancia al calor, la sequía o la sal, y facilitar su uso en el mejoramiento de variedades de cultivos resistentes al clima. El proyecto, titulado “Extracción de alelos útiles para la adaptación al cambio climático en los bancos de germoplasma del CGIAR”, permitirá a los fitomejoradores utilizar de forma más eficaz y eficiente el material de los bancos de germoplasma para desarrollar versiones climáticamente inteligentes de importantes cultivos alimentarios, como la yuca, el maíz, el sorgo, el caupí y el arroz.

Arroz salvaje. (Foto: IRRI)
Arroz salvaje. (Foto: IRRI)

El proyecto es un componente clave de una iniciativa más amplia centrada en aumentar el valor y el uso de los bancos de germoplasma del CGIAR para la resiliencia climática. Forma parte de una serie de Innovation Sprints coordinados por la iniciativa Misión de Innovación Agrícola para el Clima (AIM4C, en inglés), dirigida por los Emiratos Árabes Unidos y los Estados Unidos.

“El mejoramiento de nuevas variedades de cultivos resilientes de forma rápida, económica y con mayor precisión será fundamental para garantizar que los pequeños agricultores puedan adaptarse al cambio climático”, dijo Enock Chikava, Director interino de Desarrollo Agrícola de la Fundación Bill & Melinda Gates. “Esta iniciativa contribuirá a un futuro más prometedor y sostenible para los cientos de millones de africanos que dependen de la agricultura para mantener a sus familias”.

En los últimos 40 años, los centros del CGIAR han creado la mayor red de bancos de germoplasma del mundo y a la que se accede con mayor frecuencia. La red conserva y pone a disposición de científicos y gobiernos casi tres cuartos de millón de accesiones de cultivos. Los bancos de germoplasma del CGIAR conservan alrededor del 10% del germoplasma vegetal del mundo en fideicomiso para la humanidad, pero representan alrededor del 94% del germoplasma distribuido en virtud del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, que garantiza a los mejoradores de cultivos de todo el mundo el acceso a los componentes básicos de las nuevas variedades.

“Esta investigación para desarrollar variedades de cultivos inteligentes desde el punto de vista climático, cuando se escala, es clave para garantizar que los más afectados por las crisis climáticas tengan acceso a alimentos básicos asequibles”, dijo Jeffrey Rosichan, Director de la Colaboración de Cultivos del Futuro de la Fundación para la Investigación de la Alimentación y la Agricultura (FFAR, en inglés). “Además, esta iniciativa beneficia a la agricultura estadounidense y mundial al aumentar la diversidad genética y proporcionar herramientas para que los agricultores se adapten más rápidamente al cambio climático”.

“Implementaremos, por primera vez, una estrategia escalable para identificar variaciones valiosas ocultas en nuestros bancos de germoplasma y, a través del mejoramiento, desplegarlas para los agricultores que necesitan urgentemente soluciones para enfrentar la amenaza del cambio climático”, dijo Sarah Hearne, científica principal del CIMMYT y líder del proyecto.

Basándose en diez años de apoyo al CIMMYT por parte del gobierno mexicano, los contribuyentes del Fondo del CGIAR y el Consejo de Investigación en Biotecnología y Ciencias Biológicas (BBSRC, en inglés) del Reino Unido, el proyecto combina el uso de tecnologías y enfoques de vanguardia, computación de alto rendimiento, mapeo SIG y nuevos métodos de mejoramiento de plantas, para identificar y utilizar accesiones con alto valor para el mejoramiento adaptado al clima de las variedades que necesitan los agricultores y los consumidores.

OPORTUNIDADES DE ENTREVISTA:

Sarah Hearne – Científica principal, Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)

PARA MÁS INFORMACIÓN, O PARA AGENDAR ENTREVISTAS, CONTACTE EL EQUIPO DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN:

Marcia MacNeil, Jefa de Comunicaciones, CIMMYT. m.macneil@cgiar.org, +52 5558042004 ext. 2070.

Rodrigo Ordóñez, Gerente de Comunicaciones, CIMMYT. r.ordonez@cgiar.org, +52 5558042004 ext. 1167.