1. Home >
  2. Noticias >
  3. Reportajes >
  4. Trazando el camino para reducir las emisiones de 贸xido nitroso

Trazando el camino para reducir las emisiones de 贸xido nitroso

Un nuevo estudio identifica las emisiones globales y los principales puntos de mitigaci贸n que permiten un uso m谩s eficiente del nitr贸geno en la producci贸n de ma铆z y trigo.

Al igual que muchas de las cuestiones que afectan a los sistemas agroalimentarios contempor谩neos, la cuesti贸n del uso del nitr贸geno parece plantear problemas y soluciones contradictorias dependiendo de d贸nde se mire. En muchas partes del mundo se est谩n experimentando las consecuencias medioambientales del uso excesivo e ineficiente de los fertilizantes nitrogenados. En otros lugares, los suelos pobres en nitr贸geno son un obst谩culo para la productividad agr铆cola.

Abordar estas cuestiones aparentemente contradictorias significa garantizar que el nitr贸geno se aplique con la m谩xima eficacia en todas las tierras de cultivo del mundo. Los agricultores deber铆an aplicar la cantidad de nitr贸geno que puedan absorber sus cultivos en cualquier agroecolog铆a. Si se aplica m谩s, el exceso de nitr贸geno provoca emisiones de 贸xido nitroso (N鈧侽) 鈥攗n potente gas de efecto invernadero (GEI)鈥 y otras degradaciones medioambientales. Si se aplica menos, el potencial agr铆cola no se aprovecha. Ante el doble reto del cambio clim谩tico global y la necesidad prevista de aumentar la producci贸n mundial de alimentos en m谩s de un 70% para 2050, ninguno de los dos escenarios es deseable.

Los sistemas agroalimentarios de ma铆z y trigo est谩n en el centro de este dilema. Estos cultivos b谩sicos son fundamentales para garantizar la seguridad alimentaria de una poblaci贸n creciente. Tambi茅n representan alrededor del 35% del uso mundial de fertilizantes nitrogenados. Para abordar el problema, primero hay que contabilizar con precisi贸n las emisiones mundiales de N鈧侽 procedentes de los campos de ma铆z y trigo, y despu茅s cuantificar el potencial de mitigaci贸n desglosado por regiones. Esta es la tarea que ha emprendido un reciente estudio publicado en Science of the Total Environment y del que es coautor un equipo de investigadores que incluye a cient铆ficos del Centro Internacional de Mejoramiento de Ma铆z y Trigo (CIMMYT) y del El Programa de Investigaci贸n de CGIAR en Cambio Clim谩tico, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS).

“La cuantificaci贸n espacialmente expl铆cita de las emisiones de N鈧侽 y su potencial de mitigaci贸n ayuda a identificar los principales puntos de las emisiones y las 谩reas prioritarias para la acci贸n de mitigaci贸n a trav茅s de una mejor gesti贸n del nitr贸geno consistente con los objetivos de producci贸n y ambientales espec铆ficos de cada lugar”, dice Tek Sapkota, cient铆fico del CIMMYT y editor de la revisi贸n del sexto informe de evaluaci贸n del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim谩tico (IPCC).

Un mapa muestra los principales puntos de las emisiones de nitr贸geno relacionadas con la producci贸n de ma铆z y trigo. (Gr谩fico: Tesfaye et al./CIMMYT)
Un mapa muestra los principales puntos de las emisiones de nitr贸geno relacionadas con la producci贸n de ma铆z y trigo. (Gr谩fico: Tesfaye et al./CIMMYT)

Un enfoque basado en modelos

Los investigadores compararon las estimaciones de las emisiones de N鈧侽 elaboradas con cuatro modelos estad铆sticos (modelo tropical de N鈧侽, CCAF-MOT, IPCC Tier-1 e IPCC Tier-11). Tambi茅n compararon las estimaciones de los modelos con las emisiones reales registradas en 777 puntos distribuidos por todo el mundo. Aunque los cuatro modelos funcionaron relativamente bien con respecto a las mediciones emp铆ricas, las estimaciones de nivel II del IPCC mostraron una mejor relaci贸n con los datos medidos tanto en los campos de ma铆z como de trigo y en los escenarios de bajas y altas emisiones.

Los investigadores descubrieron que, tanto para el ma铆z como para el trigo, las emisiones eran m谩s elevadas en el este y el sur de Asia, as铆 como en partes de Europa y Norteam茅rica. En el caso del ma铆z, algunas partes de Sudam茅rica tambi茅n parec铆an ser focos de emisiones. En Asia, China, India, Indonesia y Filipinas fueron los principales emisores de ambos cultivos. Los investigadores tambi茅n observaron que China, junto con Egipto, Pakist谩n y el norte de la India, tienen el mayor exceso de aplicaci贸n de nitr贸geno (es decir, nitr贸geno en exceso de lo que puede ser tomado productivamente por los cultivos).

Recortar el exceso

Es importante identificar espec铆ficamente los principales puntos de la aplicaci贸n excesiva de nitr贸geno, ya que representan 谩reas prometedoras a las que dirigir la reducci贸n de emisiones. Para una regi贸n determinada, el volumen de emisiones puede ser un factor simplemente de las grandes 谩reas de cultivo de ma铆z o trigo junto con los altos niveles de uso de nitr贸geno. Sin embargo, es posible que los agricultores de estas regiones no tengan mucho margen para reducir la aplicaci贸n de nitr贸geno sin afectar al rendimiento. Y la reducci贸n de la superficie cultivada puede no ser deseable o viable. Sin embargo, cuando la tasa de aplicaci贸n de nitr贸geno es elevada, reducir la tasa de aplicaci贸n y aumentar la eficiencia del uso del nitr贸geno es una soluci贸n que beneficia a todos.

Un agricultor de Etiop铆a se prepara para esparcir fertilizante en su campo tras la siembra de trigo. (Foto: CIMMYT)

Los investigadores estiman que puede lograrse una reducci贸n de las emisiones de 贸xido nitroso del 25 al 75% mediante diversas pr谩cticas de gesti贸n, como las 4R, que significan la fuente, el momento, la colocaci贸n y la tasa de aplicaci贸n correcta. Esta reducci贸n no s贸lo reducir铆a dr谩sticamente las emisiones de N鈧侽 y disminuir铆a otros impactos ambientales de la producci贸n de ma铆z y trigo, sino que representar铆a un importante ahorro de costes para los agricultores. Una mayor eficiencia en la aplicaci贸n del nitr贸geno tambi茅n puede tener efectos positivos en el rendimiento de los cultivos.

“Promover enfoques de gesti贸n integrada del nitr贸geno mediante pol铆ticas adecuadas, apoyos institucionales y buenos sistemas de extensi贸n es esencial para mejorar la eficiencia del uso del nitr贸geno con el fin de cumplir la seguridad alimentaria, la acci贸n clim谩tica y otros objetivos de desarrollo sostenible”, afirma Sapkota.

Kindie Tesfaye, cient铆fico del CIMMYT y uno de los autores del art铆culo, a帽ade: “La importancia pol铆tica del estudio radica en que los potenciales de mitigaci贸n estimados de los campos de ma铆z y trigo a nivel mundial son 煤tiles para que los pa铆ses con zonas cr铆ticas apunten a la gesti贸n de los fertilizantes y los cultivos como una de las opciones de mitigaci贸n en sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) a la Convenci贸n Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Clim谩tico (CMNUCC).鈥