1. Home >
  2. Noticias >
  3. Cielos azules y sistemas agroalimentarios

Cielos azules y sistemas agroalimentarios

驴Cu谩l es la relaci贸n entre un cielo azul y nuestros h谩bitos de producci贸n y consumo? La transformaci贸n de los sistemas agroalimentarios es fundamental para disminuir la contaminaci贸n atmosf茅rica.

Colaborador del Hub Pac铆fico Sur del CIMMYT muestra una parcela donde se practica agricultura de conservaci贸n. (Foto: Fernando Morales / CIMMYT)
Colaborador del Hub Pac铆fico Sur del CIMMYT muestra una parcela donde se practica agricultura de conservaci贸n. (Foto: Fernando Morales / CIMMYT)

El D铆a Internacional del Aire Limpio es un llamado de las Naciones Unidas a poner fin a la contaminaci贸n atmosf茅rica que cada a帽o es responsable de alrededor de 6,5 millones de muertes en todo el mundo. Adem谩s de la salud humana, la contaminaci贸n atmosf茅rica tiene un severo impacto en la econom铆a, afectando incluso a sectores como el turismo, donde el goce de los cielos azules es importante.

Disfrutar de un cielo azul no es simplemente una idea rom谩ntica asociada a las vacaciones, forma parte del derecho de todos los seres humanos a un medioambiente limpio, saludable y sostenible que, a su vez, est谩 relacionado con una amplia variedad de iniciativas, desde aquellas que buscan eliminar la contaminaci贸n lum铆nica hasta aquellas asociadas a la sustentabilidad de los sistemas agroalimentarios.

驴C贸mo nuestros patrones de producci贸n y consumo alimentarios est谩n relacionados con la contaminaci贸n atmosf茅rica? Un dato clave para comprender esta asociaci贸n es que el sector agropecuario, se estima, es el responsable de hasta el 39 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociados con el calentamiento global y el cambio clim谩tico.

Espec铆ficamente en agricultura, el uso de fertilizantes qu铆micos, plaguicidas, las quemas agr铆colas, as铆 como el uso de combustibles f贸siles para la puesta en marcha de la maquinaria son algunas de las actividades que mayor contaminaci贸n generan y donde es necesario transitar hacia esquemas sostenibles.

Si bien los reflectores de la opini贸n p煤blica se han centrado en los efectos del di贸xido de carbono (CO2), este no es el 煤nico de los GEI que es urgente disminuir, ya que el 贸xido nitroso, por ejemplo, tiene un potencial de calentamiento global 300 veces superior al del di贸xido de carbono y est谩 asociado al uso de fertilizantes nitrogenados en agricultura.

Usar concienzudamente los fertilizantes e identificar fuentes y pr谩cticas que permitan lograr una fertilizaci贸n adecuada con el menor impacto ambiental es entonces una actividad de primer orden de importancia en la investigaci贸n agr铆cola, donde tambi茅n es necesario alcanzar un conocimiento minucioso de las fuentes de producci贸n de gases de efecto invernadero a trav茅s de los distintos procesos que ocurren en el suelo.

En M茅xico, la adopci贸n de sistemas sustentables, como la agricultura de conservaci贸n, representa una alternativa viable para lograr una fertilizaci贸n menos dependiente de fuentes qu铆micas, ya que una 鈥fuente de nutrientes son los rastrojos del cultivo, por ejemplo, cinco toneladas de rastrojo tienen cerca de 25 kg de nitr贸geno. Esto es pr谩cticamente un saco de urea鈥, se帽alan investigadores del CIMMYT.

Los residuos de cultivo son solo una de las opciones de fertilizantes de origen org谩nico que existen. Otras alternativas son los cultivos de cobertura, particularmente las leguminosas. En los casos donde es necesario recurrir a fertilizantes procesados, entonces existen alternativas para optimizarlos, como es el uso de los sensores 贸pticos que ayudan a determinar las cantidades adecuadas de fertilizante nitrogenado para minimizar as铆 sus p茅rdidas y posibles afectaciones al medioambiente.

A trav茅s de iniciativas como Excellence in Agronomy se est谩n identificando las mejores pr谩cticas agron贸micas orientadas a solucionar problem谩ticas diversas. El prop贸sito es evaluar y adaptar soluciones para las m谩s diversas agroecolog铆as a fin de brindar recomendaciones puntuales basadas en evidencia cient铆fica que permitan, entre otros aspectos, reducir el impacto de la agricultura en la calidad del aire.