1. Home >
  2. Noticias >
  3. Agricultores sinaloenses ayudan al medioambiente mientras reducen sus costos de producci贸n

Agricultores sinaloenses ayudan al medioambiente mientras reducen sus costos de producci贸n

El Valle del Fuerte es una regi贸n altamente productiva, pero los costos de producci贸n tambi茅n son muy elevados. Para reducirlos de forma sostenible, la AARFS y el CIMMYT colaboran en una plataforma de investigaci贸n agr铆cola.聽

Etapa reproductiva del cultivo de ma铆z en la plataforma Ahome, Sinaloa. (Foto: AARFS)
Etapa reproductiva del cultivo de ma铆z en la plataforma Ahome, Sinaloa. (Foto: AARFS)

La regi贸n del Valle del Fuerte, en el norte del estado mexicano de Sinaloa, tiene una superficie aproximada de 230 mil hect谩reas que se distribuyen en los municipios de Ahome, El Fuerte, Guasave y Sinaloa de Leyva. All铆, el principal cultivo es el ma铆z blanco que se establece en condiciones de riego durante el ciclo oto帽o鈥搃nvierno y cuya producci贸n est谩 destinada al mercado nacional y a la exportaci贸n.

En 2018, el municipio de Ahome produjo el 19 % del ma铆z de Sinaloa y el 4 % del ma铆z a nivel nacional, con un rendimiento promedio de 11,7 toneladas por hect谩rea. La regi贸n es altamente productiva, pero el uso de insumos como herbicidas, insecticidas y fertilizantes qu铆micos son tambi茅n muy elevados, lo que conlleva altos costos de producci贸n y un alto impacto ambiental.

Frente a este y otros retos, la Asociaci贸n de Agricultores del R铆o Fuerte Sur (AARFS) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Ma铆z y Trigo (CIMMYT) establecieron en 2014 una plataforma de investigaci贸n en el Valle del Fuerte donde se buscan las mejores pr谩cticas para los 2 500 productores de la zona que concentra la AARFS.

De manera general, en la plataforma se compara la agricultura de conservaci贸n con camas permanentes 鈥攄onde solo se reforma el fondo del surco para conducir el riego y se mantiene el rastrojo o paja sobre la superficie鈥 y la labranza con camas convencionales 鈥攍a pr谩ctica del productor donde se dan varios pasos de maquinaria para mover el suelo e incorporar la paja鈥, la fertilizaci贸n con base en el diagn贸stico del sensor GreenSeeker en comparaci贸n a la pr谩ctica de fertilizaci贸n m谩s com煤n en la zona y, en 煤ltimos a帽os, se han incluido tratamientos de validaci贸n de diferentes m茅todos de labranza m铆nima.

Al analizar los resultados de seis a帽os de investigaci贸n, los responsables de la plataforma encontraron que la siembra de ma铆z en camas permanentes disminuy贸 los costos de preparaci贸n de suelo 鈥攁l dejar de hacer labores como subsuelo y rastreos鈥 en m谩s de dos mil pesos (2 396 MXN) por hect谩rea en promedio y sin disminuir los rendimientos. Por su menor costo de producci贸n, rendimiento similar y menor impacto ambiental, la siembra en camas permanentes es la opci贸n m谩s recomendable para la zona.

Con respecto a la fertilizaci贸n, que es el factor m谩s costoso en la producci贸n de ma铆z al representar entre el 30 y el 40 % de los costos de producci贸n, los resultados reafirman que aumentar la fertilizaci贸n nitrogenada no necesariamente aumenta el rendimiento pues, adem谩s, una sobredosis de nitr贸geno puede impedir a que la planta obtenenga otros nutrientes necesarios y sea m谩s susceptible a plagas y enfermedades. En este sentido, la fertilizaci贸n con base en las lecturas del GreenSeeker no solo fue las m谩s econ贸mica, tambi茅n permiti贸 obtener rendimientos altos.

En esta investigaci贸n tambi茅n se observ贸 que aumentar la densidad de siembra m谩s all谩 de lo recomendable no aumenta el rendimiento, pero s铆 aumenta los costos de producci贸n. De las tres densidades de siembra evaluadas (93 mil, 106 400 y 120 mil semillas por hect谩rea), la densidad de 106 400 semillas por hect谩rea fue la que obtuvo los mayores rendimientos en general), por lo que es la m谩s recomendable para la zona.

Finalmente, el an谩lisis de los resultados de la plataforma muestra que las liberaciones de insectos ben茅ficos, junto con otras t茅cnicas de manejo integrado de plagas, hacen posible reducir a una las aplicaciones de insecticidas de origen qu铆mico, hecho que es muy significativo porque en la regi贸n se hacen hasta cinco aplicaciones de origen qu铆mico durante el ciclo agr铆cola.