1. Home >
  2. Noticias >
  3. Flores, aprendizajes y enfoque de género

Flores, aprendizajes y enfoque de género

‚ÄúAprendimos el cultivo de las flores en el m√≥dulo, y ahora vivimos de eso‚ÄĚ, relata una productora de Chiapas. Aqu√≠ su historia.

Do√Īa Juanita, ind√≠gena Tzeltal, La Providencia, Ocosingo, Chiapas. (Foto: Garc√≠a, Ram√≠rez y Meentzen)
Do√Īa Juanita, ind√≠gena Tzeltal, La Providencia, Ocosingo, Chiapas. (Foto: Garc√≠a, Ram√≠rez y Meentzen)

Para la Iniciativa regional latinoamericana AgriLac Resiliente, el género y la inclusión social es un tema fundamental, de manera que ha seleccionado varias regiones rurales fronterizas de Guatemala y Honduras para desarrollar acciones prioritarias con perspectiva de género.

Para integrar una guía que permita explicar por qué el género y la inclusión social es un tema relevante en sí mismo, así como para incorporar esta perspectiva en todas las demás actividades de los InnovaHubs en Guatemala y Honduras, especialistas en género e inclusión social de Agrilac han implementado un proceso participativo en los hubs hub Pacífico Sur y Chiapas, a fin de recopilar información sobre sus experiencias en el tema y documentar los resultados, facilitando así la replicación del modelo del hub (desarrollado en México por CIMMYT y sus colaboradores) en otros países.

As√≠, Alejandrina Garc√≠a en Oaxaca, Alejandro Ram√≠rez en Chiapas, y √Āngela Meentzen ‚ÄĒcol√≠der del equipo de G√©nero e Inclusi√≥n Social de Agrilac‚ÄĒ, desarrollaron entrevistas individuales y con grupos focales para aprender m√°s sobre c√≥mo los diferentes actores involucrados en los hubs perciben su propia participaci√≥n: agricultores, hombres y mujeres, colaboradores, gerentes y personal de los hubs, as√≠ como aliados en estas regiones, fueron parte de este proceso participativo.

“Hay muchos casos de √©xito sobre la participaci√≥n de mujeres rurales en los hubs de Oaxaca y Chiapas que fueron recogidos en este proceso. Est√° previsto que estos estudios de caso formen parte de un anexo a la gu√≠a para ilustrar por qu√© la participaci√≥n de las mujeres rurales es tan importante desde su propia perspectiva‚ÄĚ, comenta √Āngela Meentzen, quien destaca el caso de do√Īa Juanita, una ind√≠gena Tzeltal de la comunidad La Providencia, en Ocosingo, Chiapas.

‚ÄúInici√© hace cinco a√Īos a trabajar con CIMMYT. Antes de conocerlos solo sembr√°bamos ma√≠z y frijol, pero ya no se daba, las plantas ya no crec√≠an, ten√≠amos muchos problemas de plagas y quem√°bamos todo el rastrojo. Cuando vinieron los ingenieros nos invitaron a participar con ellos. Al principio como que no nos interes√≥ mucho, pero nos dejamos ense√Īar. Nos ense√Īaron a sembrar otros cultivos como el girasol, el cacahuate, otras verduras y los frutales como el lim√≥n y las guan√°banas‚ÄĚ, comenta do√Īa Juanita.

‚ÄúAhora ya no quemamos el rastrojo, tenemos cultivos durante todo el a√Īo, sembramos otras especies, utilizamos muchos productos org√°nicos que nos ense√Īaron a preparar, aument√≥ nuestra producci√≥n y vendemos m√°s cosas en el mercado. Yo y mi hija nos ocupamos de la venta de los productos (frijol, ma√≠z, verduras, calabacitas, elotes y flores); sobre todo la venta de flores nos ha dado muy buen resultado y hemos sacado un buen dinerito‚ÄĚ, narra la productora.

‚ÄúLos beneficios del campo nos permitieron darles estudios a nuestros hijos, algunos ya terminaron su carrera y ahora est√°n trabajando, otros est√°n por terminar, pero a todos les ense√Īamos el trabajo del campo. Se siente un poco pesado el trabajo, pero yo sostuve las dos cosas, la casa y el campo, no s√© c√≥mo le hice, pero lo logr√©‚ÄĚ, dice orgullosa de s√≠ misma do√Īa Juanita, para quien el conocimiento cient√≠fico generado en plataformas de investigaci√≥n y m√≥dulos del hub se ha traducido en impacto real y positivo para ella y su familia.