1. Home >
  2. Noticias >
  3. Reportajes >
  4. Explorando el potencial de escalamiento de los alimentos nutritivos a base de cereales

Explorando el potencial de escalamiento de los alimentos nutritivos a base de cereales

La investigación sobre sistemas agroalimentarios del CIMMYT estudia cómo conectar mejor a los agricultores con los consumidores de forma sostenible, lo que permite obtener mayores beneficios de la agricultura y aumentar el acceso de los consumidores a alimentos nutritivos a base de cereales.

Los sistemas agroalimentarios contribuyen a al menos 12 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Para avanzar en estos objetivos, los sistemas agroalimentarios deben proporcionar alimentos m√°s nutritivos a m√°s personas y, al mismo tiempo, ser ambientalmente sostenibles y resilientes. Se necesitan cambios a m√ļltiples niveles para incluir una agricultura m√°s sostenible, reducir las p√©rdidas de alimentos en la distribuci√≥n y la venta al por menor, y aumentar la ingesta de alimentos m√°s saludables por parte de los consumidores.

Estudios recientes demuestran que las intervenciones parciales centradas en un solo aspecto o área son insuficientes para lograr la transformación requerida. Las cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición son complejas, y sus soluciones deben trascender los límites disciplinarios e institucionales tradicionales.

La investigaci√≥n de los sistemas agroalimentarios busca entender c√≥mo funcionan los sistemas y las acciones de los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales (ONG) y el sector privado que pueden influir positivamente en los resultados a escala. Los investigadores y profesionales del desarrollo utilizan este enfoque para evaluar c√≥mo los diferentes actores, pr√°cticas y pol√≠ticas comparten la producci√≥n, la comercializaci√≥n, la disponibilidad y el consumo de alimentos. La agricultura, el comercio, la pol√≠tica, la salud, el medio ambiente, el transporte, las infraestructuras, las normas de g√©nero y la educaci√≥n tienen un papel que desempe√Īar en la consecuci√≥n de sistemas agroalimentarios resilientes que aporten mayores beneficios a los agricultores y a los consumidores.

El CIMMYT combina la experiencia de economistas, agr√≥nomos, mejoradores de cultivos, nutricionistas y especialistas en g√©nero para crear sistemas agroalimentarios m√°s sostenibles, nutritivos y rentables de m√ļltiples maneras. Trabaja para garantizar que los cultivos de cereales se realicen de la forma m√°s sostenible, que los sectores p√ļblico y privado est√©n informados sobre las preferencias de los consumidores y que los agricultores dispongan de semillas mejoradas de calidad cuando las necesiten. El CIMMYT tambi√©n pretende comprender mejor c√≥mo se procesan y venden los alimentos a base de cereales a los consumidores y desarrollar opciones para promover el consumo de alimentos m√°s nutritivos a base de cereales.

Pasta y otros suministros expuestos en un supermercado, México.
Pasta y otros suministros expuestos en un supermercado, México.

La demanda de los consumidores en México

Recientemente, el CIMMYT se asoci√≥ con el Instituto Nacional de Salud P√ļblica de M√©xico (INSP), para comparar el acceso a alimentos saludables a base de cereales procesados en supermercados, tiendas de conveniencia y tiendas de la esquina para los consumidores de los barrios de bajos y altos ingresos en la Ciudad de M√©xico. Los debates sobre c√≥mo las pol√≠ticas pueden apoyar dietas m√°s nutritivas y saludables en M√©xico contin√ļan, incluyendo el nuevo requisito de las etiquetas de advertencia de alimentos en la parte frontal de los envases y envolturas.

El estudio demostró que la disponibilidad de productos saludables era escasa en la mayoría de las tiendas, especialmente en las tiendas de conveniencia. En comparación con los supermercados de las zonas de bajos ingresos, los de las zonas de altos ingresos presentaban una mayor variedad de productos saludables en todas las categorías. Se está realizando un estudio de seguimiento que examina los resultados de las nuevas advertencias en las etiquetas de los alimentos sobre la disponibilidad de los productos y las declaraciones de propiedades saludables.

Otros estudios del CIMMYT han explorado la demanda de alimentos saludables a base de cereales por parte de los consumidores de ingresos bajos y medios del centro de M√©xico, incluyendo su demanda de tortillas de ma√≠z azul y pan integral. Estos estudios ayudan a los responsables pol√≠ticos y a las organizaciones no gubernamentales a dise√Īar estrategias sobre c√≥mo aumentar el acceso y el consumo de productos procesados de trigo y ma√≠z m√°s saludables en sistemas alimentarios en r√°pida evoluci√≥n.

La agricultora Gladys Kurgat prepara chapatti de trigo con ayuda de su sobrino Emmanuel Kirui para sus cinco hijos en su casa cerca de Belbur, Nakuru, Kenia. (Foto: Peter Lowe/CIMMYT)
La agricultora Gladys Kurgat prepara chapatti de trigo con ayuda de su sobrino Emmanuel Kirui para sus cinco hijos en su casa cerca de Belbur, Nakuru, Kenia. (Foto: Peter Lowe/CIMMYT)

Mezcla de productos de trigo en Kenia

En muchas partes del mundo, la guerra entre Ucrania y Rusia ha intensificado la necesidad de cambiar la formulaci√≥n de los productos a base de trigo. Por ejemplo, Kenia es un pa√≠s en el que el consumo de trigo ha crecido r√°pidamente durante una d√©cada, y sin embargo las importaciones han constituido el 90% de sus suministros de trigo, que hasta hace poco proced√≠an de Ucrania y Rusia. La mezcla de harina de trigo en Kenia es una opci√≥n prometedora para reducir las importaciones de trigo, generar demanda de otros cereales menos utilizados, como el sorgo, y aumentar el perfil nutricional de los productos del pan. Pero la mezcla de trigo, a pesar de haber sido discutida durante muchos a√Īos en Kenia, a√ļn no ha ganado fuerza.

En respuesta, el CIMMYT y la Universidad de Agricultura y Tecnología Jomo Kenyatta (JKUAT) están estudiando la viabilidad de reducir las importaciones de trigo en Kenia sustituyendo entre el 5 y el 20% de la harina de trigo por harina derivada de otros cereales, como el sorgo y el mijo. Aunque las pruebas existentes sugieren que los consumidores pueden aceptar hasta un 10% de mezcla en las harinas de cereales, es mucho lo que está en juego tanto para la industria del trigo como para el gobierno. Se necesitan pruebas sólidas y específicas para el contexto sobre la disposición de los consumidores a aceptar productos mezclados en las zonas urbanas de Kenia y la viabilidad económica de la mezcla desde la perspectiva de los molineros y los procesadores.

Entre las preguntas cr√≠ticas que deben explorar el CIMMYT y el JKUAT se encuentran las siguientes: ¬ŅQu√© mezclas de harina es m√°s probable que acepten los consumidores? ¬ŅCu√°les son los posibles beneficios para la salud de las mezclas con sorgo y mijo? ¬ŅHay suficiente sorgo y mijo disponible para sustituir el trigo eliminado de la harina? Y, por √ļltimo, ¬Ņcu√°l es el inter√©s comercial de la mezcla de harinas de trigo?

Foto de portada: Cosecha de trigo cerca del volcán Iztaccíhuatl en Juchitepec, Estado de México. (Foto: CIMMYT/ Peter Lowe)