1. Home >
  2. Noticias >
  3. Ante la baja disponibilidad de agua optan por cultivar con agricultura de conservaci贸n

Ante la baja disponibilidad de agua optan por cultivar con agricultura de conservaci贸n

T茅cnicos de Cultivando un M茅xico Mejor explican c贸mo la adopci贸n de sistemas como la agricultura de conservaci贸n brinda una oportunidad para mantener la producci贸n agr铆cola ante la limitada disponibilidad de agua.

D铆a de campo en parcela donde se ha implementado agricultura de conservaci贸n. (Foto: CIMMYT)
D铆a de campo en parcela donde se ha implementado agricultura de conservaci贸n. (Foto: CIMMYT)

El cambio clim谩tico se manifiesta a trav茅s del agua: su presencia con lluvias torrenciales o su ausencia con sequ铆as prolongadas pueden ser igualmente catastr贸ficas. De hecho, se estima que nueve de cada 10 desastres naturales se relacionan con el agua y los riesgos generados se propagan en sistemas energ茅ticos, urbanos, ambientales y agroalimentarios.

En las zonas agr铆colas de la regi贸n el agua es un recurso cada d铆a m谩s limitado por varios factores, entre ellos la reducci贸n de los niveles de los mantos fre谩ticos, la variabilidad del clima y diversas problem谩ticas en las unidades de riego. Por lo tanto, su uso y manejo eficiente tiene una gran importancia para la sostenibilidad a los sistemas de producci贸n agr铆cola鈥, se帽ala el equipo t茅cnico de Cultivando un M茅xico Mejor.

Cultivando un M茅xico Mejor es un proyecto de HEINEKEN M茅xico y el Centro Internacional de Mejoramiento de Ma铆z y Trigo (CIMMYT), a trav茅s de 茅l productores de cebada reciben capacitaci贸n y acompa帽amiento t茅cnico para establecer agricultura de conservaci贸n, un sistema de producci贸n sustentable que permite cuidar suelos y agua, al tiempo que permite reducir el impacto ambiental de la agricultura y aumentar su rentabilidad por una disminuci贸n en los costos de producci贸n.

鈥淓n el caso de la agricultura es importante adoptar innovaciones que nos ayuden a reducir la cantidad de agua para producir granos. La agricultura de conservaci贸n, por ejemplo, permite ahorrar hasta 30 % de agua.聽 Este sistema est谩 basado en la m铆nima labranza, en la rotaci贸n de cultivos, y en la cobertura del suelo con rastrojo. Estamos hablando que se deben dejar al menos 30 % de los residuos de cosecha, pero idealmente arriba de 70 %鈥 puntualizan los t茅cnicos.

Al dejar el rastrojo sobre la superficie del suelo se logra conservar mayor humedad para que la planta la tenga disponible, tambi茅n se promueve una mayor infiltraci贸n de agua de riego, una disminuci贸n de la evaporaci贸n, una reducci贸n de la escorrent铆a 鈥攅ste proceso de escurrimiento del agua contribuye a la p茅rdida de la capa m谩s f茅rtil del suelo鈥, una distribuci贸n m谩s homog茅nea de la l谩mina de riego y un incremento de la eficiencia de los fertilizantes.

La importancia de la m铆nima labranza sobre la humedad del suelo, precisa el equipo t茅cnico, tambi茅n del equipo t茅cnico de Cultivando un M茅xico Mejor, radica en que 鈥渆sta humedad existe dentro del espacio poroso del suelo. Normalmente este espacio est谩 ocupado por aire y/o agua鈥, pero la labranza convencional, basada en el movimiento continuo y excesivo del suelo, destruye esta estructura porosa y por eso en esos sistemas es com煤n observar problemas de infiltraci贸n. La agricultura de conservaci贸n, entonces, es una alternativa viable para evitar estas problem谩ticas.

Productor participante en el proyecto Cultivado un M茅xico Mejor. (Foto: CIMMYT)
Productor participante en el proyecto Cultivado un M茅xico Mejor. (Foto: CIMMYT)

La gesti贸n del agua en una parcela tiene muchas implicaciones. El monitoreo de los indicadores relacionados con este recurso, por ejemplo, permite optimizar otros aspectos del sistema de producci贸n. As铆, conocer la humedad del suelo ayuda a 鈥渄eterminar las fechas de siembra, al pron贸stico y vigilancia de los periodos de sequ铆a, a tomar decisiones sobre cu谩ndo no se deber铆a utilizar maquinaria pesada en la parcela 鈥攜a que podr铆a atascarse si el terreno est谩 excesivamente h煤medo鈥, entre otros鈥, se帽alan los especialistas.

De manera pr谩ctica, enfatizan, se puede lograr mucho en la optimizaci贸n del recurso h铆drico a trav茅s de un buen riego. Para lograrlo, se recomienda 鈥渘ivelar la parcela, realizar una buena reformaci贸n de camas profundas de 20 a 30 cm, evitar que el agua se vaya por encima de la cama de siembra, tener largo de surco menor a 200 metros y cortar el riego cuando el agua se encuentra a una distancia de 10 a 15 metros del final del surco鈥.

As铆, en un contexto donde el agua es y ser谩 un recurso cada vez m谩s limitado, sistemas como la agricultura de conservaci贸n constituyen una alternativa viable para que los agricultores sigan produciendo con los recursos disponibles, cuidando de ellos para asegurar su disponibilidad para las pr贸ximas generaciones.