1. Home >
  2. Mejoramiento de la calidad nutricional del maíz

Mejoramiento de la calidad nutricional del maíz

Miriam Shindler

La desnutrición y la deficiencia de micronutrientes, causantes de ceguera y retraso del crecimiento, alta mortalidad infantil y materna, así como bajo cociente intelectual, son problemas que alcanzan niveles epidémicos en algunas regiones de Asia. La base de la dieta de los habitantes de Asia son el maíz, el arroz y el trigo, pero estos cultivos alimentarios no cubren los requerimientos dietéticos diarios y carecen de vitamina A y micronutrientes esenciales como hierro, vitamina A y cinc.

1913-1.1
Foto: Xochiquetzal Fonseca

Las variedades biofortificadas de ma√≠z son materiales mejorados a los que se han a√Īadido concentraciones considerables de micronutrientes esenciales. En Asia el ma√≠z es utilizado principalmente para alimentar ganado, pero el consumo humano va en aumento. Durante la 12a Conferencia sobre Ma√≠z para Asia, cient√≠ficos resaltaron varias intervenciones colaborativas para utilizar la variedad gen√©tica del ma√≠z en el desarrollo de ma√≠z biofortificado. Parte de esta investigaci√≥n ha sido la promoci√≥n del ma√≠z biofortificado en zonas rurales y la creaci√≥n de nuevos productos alimenticios. Los beneficios nutricionales del ma√≠z biofortificado se obtienen directamente al consumir grano de ma√≠z o indirectamente cuando comemos huevo de gallinas que son alimentadas con ma√≠z biofortificado con provitamina A (ProVA). Si los agricultores lo utilizaran para alimentar a su ganado podr√≠an tambi√©n obtener beneficios econ√≥micos.

Las actividades de mejoramiento en Asia actualmente se concentran en el maíz con calidad proteica (QPM) y variedades fortificadas con ProVA. El QPM fue desarrollado por la Dra. Evangelina Villegas y el Dr. Surinder Vasal, excientíficos del CIMMYT y Premio Mundial de la Alimentación 2000. Las líneas puras de QPM del CIMMYT se han utilizado en varios programas fitotécnicos en China, India, Vietnam y otros países.

Resultados de iniciativas coordinadas entre científicos del CIMMYT y sus numerosos colaboradores, como parte del componente HarvestPlus, han mostrado que el mejoramiento para aumentar las concentraciones de ProVA es especialmente prometedor por la variación genética que existe en el germoplasma de maíz. Los nuevos híbridos liberados en 2012 en Zambia contenían 400% más de ProVA que el maíz de grano amarillo normal, una característica valiosa para la salud de los consumidores.