1. Home >
  2. Empresas privadas de semilla tendr√°n un rol activo en IMIC-LA

Empresas privadas de semilla tendr√°n un rol activo en IMIC-LA

‚ÄúLa cooperaci√≥n entre los sectores p√ļblico y privado ser√° decisiva para lograr los objetivos del Consorcio Internacional de Mejoramiento de Ma√≠z (International Maize Improvement Consortium for Latin America, IMIC-LA)‚ÄĚ, se√Īal√≥ Marc Rojas, Coordinador de IMIC-LA. Como uno de los componentes de la iniciativa MasAgro del CIMMYT, el objetivo de IMIC es incrementar los rendimientos de ma√≠z en 85% en los pr√≥ximos 10 a√Īos mediante variedades mejoradas, una mayor adopci√≥n entre los agricultores, el uso de modernas pr√°cticas agron√≥micas y una mayor eficiencia en todo el proceso de producci√≥n de ma√≠z.

Del 23 al 25 de noviembre de 2011, 36 representantes de distribuidoras y organizaciones del sector de la semilla se reunieron en la ciudad de M√©xico para discutir de qu√© manera pueden las empresas privadas contribuir al logro de objetivos de IMIC y cu√°les son los beneficios que ellos pueden obtener al participar en MasAgro. Quienes participaron en el taller proced√≠an de distintas entidades mexicanas y de organizaciones de distinto nivel de producci√≥n. ‚ÄúMediante colaboraci√≥n, estas peque√Īas empresas pueden juntas volverse competitivas‚ÄĚ, dijo Rojas, ‚Äúesto es vital si queremos alcanzar la meta del IMIC de elevar los rendimientos de ma√≠z de 2.2 a 3.7 toneladas por hect√°rea‚ÄĚ, agreg√≥.

Los dos primeros d√≠as del taller estuvieron dedicados a capacitaci√≥n, espec√≠ficamente sobre distribuci√≥n comercial de semilla. John MacRobert, especialista en sistemas de semilla del CIMMYT, explic√≥ a la audiencia en qu√© consisten las actividades del IMIC en √Āfrica y Asia y cu√°les son los principales aspectos de la cadena de valor de la comercializaci√≥n de semilla. Los di√°logos abiertos permitieron al grupo identificar muchas similitudes entre √Āfrica y Am√©rica Latina y explorar c√≥mo los conocimientos y experiencias adquiridas gracias a otros proyectos pueden aplicarse en Am√©rica Latina. MacRobert ayud√≥ tambi√©n a los participantes a identificar objetivamente las debilidades que pudieran tener sus negocios e hizo algunas recomendaciones para corregirlas. ‚ÄúLa buena semilla debe ir de la mano de una buena planeaci√≥n‚ÄĚ, seg√ļn MacRobert, que hizo √©nfasis en que planear es clave, sobre todo para estimar los requerimientos de semilla progenitora y destinar un presupuesto que ayude a evitar cuellos de botella. Otros factores de los que depende que se logren los objetivos, como la investigaci√≥n destinada a la producci√≥n y la garant√≠a de calidad, fueron tema de una ponencia que dio Manuel Vel√°zquez, especialista mexicano del sector de la semilla.

En las reuniones se explic√≥ cu√°les son las ventajas que el IMIC ofrece a las compa√Ī√≠as semilleras: capacitaci√≥n en diversas √°reas, suministro de semilla preb√°sica de productos finales previamente definidos y redes de evaluaci√≥n colaborativa. A cambio, se espera que los participantes proporcionen datos para an√°lisis de mercado, sitios de ensayo y productos para las redes de evaluaci√≥n, y que generen y comercialicen semilla de alta calidad. √Āngelo Vera G√≥mez de la Federaci√≥n de Productores de Ma√≠z del Estado de M√©xico dijo que para √©l MasAgro es un parteaguas: ‚ÄúEs lo que nosotros como productores hab√≠amos estado esperando; nos gustar√≠a que pudieran combinarse la experiencia de los agricultores y la investigaci√≥n cient√≠fica, as√≠ se aprovechar√≠an ambas cosas‚ÄĚ, indic√≥.

A las reuniones del tercer d√≠a acudieron al taller representantes de la Secretar√≠a de Agricultura, Ganader√≠a, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentaci√≥n (SAGARPA) y del Servicio Nacional de Inspecci√≥n y Certificaci√≥n de Semilla (SNICS). Rojas recalc√≥ ante la audiencia que si bien IMIC no financia las actividades de las distribuidoras de semilla, una vez que se integren a MasAgro, ser√° mucho m√°s f√°cil para aquellas obtener apoyo econ√≥mico de otros programas gubernamentales. El √ļltimo d√≠a del taller los participantes elaboraron un plan trabajo para el pr√≥ximo a√Īo y formularon un convenio de colaboraci√≥n; se espera que para finales de noviembre cerca del 90% de los participantes se hayan afiliado al programa.