Ciencia del cambio climático

Background image for CIMMYT
  1. Home >
  2. Nuestro trabajo >
  3. Sistemas Agroalimentarios >
  4. Ciencia del cambio climático

Si bien los sistemas agroalimentarios requieren producir cada vez más alimentos para la creciente población, también deben adaptarse a las tendencias actuales y previstas de los extremos y variabilidades climáticas. Los sistemas agroalimentarios, que son responsables del 35% de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero (GEI), también deben contribuir a reducir el cambio climático futuro mediante la reducción de las emisiones de GEI y el aumento de la captura de carbono de la atmósfera.

El CIMMYT trabaja para profundizar en la comprensión de los retos que impone el cambio climático en los sistemas agroalimentarios y desarrollar soluciones eficaces para afrontarlos. Los científicos enfocados en los sistemas alimentarios y el cambio climático del CIMMYT se dedican a:

  • Crear, probar y promover una serie de tecnologías y prácticas climáticamente inteligentes en los sistemas alimentarios para aumentar la producción, así como la adaptación al cambio climático y su mitigación.
  • Generar y pronosticar escenarios climáticos actuales y futuros y aprovechar las capacidades digitales y analíticas para proporcionar servicios de información climática en tiempo real y asesoramiento agrícola.
  • Promover soluciones climáticas dirigidas a las cuestiones de género, a los jóvenes y a las comunidades vulnerables, fortaleciendo a los socios públicos y privados y capacitándolos para la acción climática.
  • Ampliar las tecnologías climáticamente inteligentes de bajas emisiones a través de modelos financieros y empresariales innovadores, como la responsabilidad social de las empresas, el pago por los servicios de los ecosistemas y el mercado del carbono, incluido el desarrollo de sistemas de medición, reporte y verificación (MRV) para dichas tecnologías.
  • Colaborar con los responsables políticos, los organismos regionales y los socios de desarrollo mundiales para el desarrollo institucional y de políticas informadas sobre el clima, a fin de garantizar que los esfuerzos mundiales, regionales y nacionales se ajusten al contexto y a las prioridades locales.