Sin maíz no hay vida

June 18, 2009

CIMMYT E-News, vol 6 no. 4, juniode 2009

En Morogoro, una región propensa a la sequía en Tanzania, los agricultores están sembrando semilla de maíz certificada y animan a otros agricultores a sembrar TAN 250, una variedad nueva tolerante a la sequía que —según ellos— es como “un seguro contra el hambre y la pérdida total de sus cultivos, incluso si las condiciones son adversas, como las de los últimos años, de calor intenso y poca humedad.”

“Sin semilla de buena calidad no ganamos gran cosa; no podemos vivir”, señala Rashid Said Mpinga. Él lo sabe muy bien. A sus 79 años de edad, ha sembrado maíz por casi 50. “Al paso de los años, he probado muchas variedades de maíz; se han dado muy bien cuando ha habido buenas lluvias. No obstante, en estos días ya no podemos conseguir esas variedades.” Mpinga se refiere en particular a las dos ciclos de cultivo de maíz anteriores, que se caracterizaron por temperaturas elevadas y precipitación pluvial irregular.
Su finca está en la zona de Mkambarani, en Morogoro, una zona donde la fertilidad del suelo ha disminuido con los años. Cuando llueve, el agua se escurre rápidamente. “Necesitamos variedades que nos ayuden a lidiar con estos cambios”, ” enfatiza Mpinga. Él es uno de los miles de agricultores que han probado la nueva variedad —TAN 250—, que se generó con características que le permitan adaptarse mejor a suelos donde hay sequía y los suelos han perdido fertilidad.

“Me gusta esta variedad [TAN 250]. Madura rápidamente, es tolerante a la sequía y tiene mazorcas grandes, de grano blanco y duro, bueno para la molienda,” Pangras Tairo, vecino de Mpinga’ Son dos ya los ciclos que han sembrado la variedad y ambos están muy contentos con los resultados. “El ciclo pasado cosecharon 39 sacos (3.9 ton) por hectárea. En éste esperan que el rendimiento sea mejor, de 49 sacos (4.9 ton). Habremos asegurado nuestro sustento y nuestros ingresos cuando vendamos el maíz excedente; también podremos mandar a nuestros hijos a la escuela”, dice Tairo. Los agricultores dicen también que el grano duro de la variedad no es fácilmente susceptible al ataque de plagas de campo o de almacenamiento.

De Chiredzi a Morogoro
TAN 250 es una de dos variedades mejoradas tolerantes a la sequía que recientemente se produjeron y aprobaron para venta en Tanzania, gracias al proyecto “Maíz tolerante a la sequía para África” (Drought Tolerant Maize for Africa, DTMA). Ambas tecnologías representan años de fructífera colaboración entr el CIMMYT y Tanseed International Limited, una empresa del sector de la semilla en Tanzania. TAN 250 y TAN 254 provienen de ZM 401 y ZM 721, dos variedades que seleccionó el CIMMYT para tolerancia a la sequía y escasez de fertilidad en Chiredzi, Zimbabwe.

“El Ministerio de Agricultura de Tanzania sembró las dos variedades en ensayos y les impresionó su tolerancia a la sequía, su rendimiento y su resistencia a enfermedades, ” dice Isaka Mashauri, director de gestión de Tanseed International. “La elegí porque quería que los agricultores tanzanos tuvieran opciones cuando tengan que sembrar en condiciones de sequía.”

Mashauri pidió variedades experimentales del CIMMYT y las evaluó en ensayos en Tanzania. En 2005 tomó parte en un curso intensivo de fitomejoramiento y liberación de variedades de maíz que dio el CIMMYT. “En el curso aprendí técnicas y adquirí conocimientos útiles acerca de los procedimientos y requisitos para el registro de variedades, sobre todo cómo hacer los trámites sin gastar mucho y en poco tiempo, ” dice Mashauri. “Sembré varios ensayos en estaciones experimentales y con agricultores, para asegurarme de que las varieades de veras tenían buena adaptación a los ambientes de Tanzania, y de que les gustaran a los agricultores.” Este método ha dado muy buenos resultados y las autoridades competentes concedieron el registro de TAN 250 y TAN 254 en 2008.

Preservar los cultivos de las lluvias impredecibles
La principal temporada de lluvias fue irregular en Tanzania este año. En ciertas áreas, las lluvias comenzaron a destiempo o fueron leves y esto ocasionó que los sembradíos fueran irregulares o que algunas plantas se marchitaran. Los agricultores que compraron semilla, fertilizante y alquilaron mano de obra para la siembra van a perder lo que invirtieron, y sus cosechas: no tendrán ni alimentos ni ingresos. En cambio, en los campos donde se sembró TAN 250, las lluvias que cayeron durante las etapas críticas de desarrollo hicieron que el maíz madurara después de solo 90 días.

Un seguro para los cultivos en la semilla misma
“En Tanseed, nuestro propósito es que los agricultores tengan varias opciones con las variedades de maíz tolerantes a la sequía. Promovemos el uso de semilla certificada y con nuestras variedades les aseguramos que tendrán una buena siembra”, según Mashauri. “Cuando las lluvias son buenas, los agricultores levantan una muy buena cosecha. Incluso si son erráticas, los agricultores recogen algo de cosecha. Digamos que es como un seguro.

Muchos son los agricultores que siguen sembrando variedades muy antiguas, simplemente porque no saben que existen variedades más modernas, con características mejoradas. Con apoyo del proyecto DTMA, Tanseed ha difundido información por medio de la radio, la televisión, folletos, parcelas de demostración, recorridos de campo y escuelas en el campo para agricultores, con objeto de que más y más agricultores sepan de las variedades mejoradas tolerantes a la sequía. Sin duda, el esfuerzo ha valido la pena, porque la información ha llegado a los agricultores rápidamente y están pidiendo las variedades, en particular TAN 250. Quienes la han sembrado la consideran ‘kinga njaa, okoa maisha’ —, que en suajili significa “aquél que evita el hambre y salva vidass”.

La temperatura que se eleva constantemente y frecuencia con que ocurren las sequías estimulan al CIMMYT a continuar generando variedades que ayuden a los pequeños agricultores a afrontar el cambio climático y a procurar ensayar semilla y emitir políticas que pongan los materiales en el menor tiempo posible en manos de los agricultores. Esencial para lograr esto en África con el maíz es la colaboración con Tanseed y otras empresas a pequeña y mediana escala en la región del África al sur de Sahara que son los principales proveedores de maíz para esos agricultores.

Para más información: Wilfred Mwangi, líder, proyecto Maíz tolerante a la sequía para África (DTMA) (w.mwangi@cgiar.org)


Etiquetas: