• Home
  • Noticias
  • Se forma grupo de trabajo para lograr una distribución más eficiente de semilla en África

Se forma grupo de trabajo para lograr una distribución más eficiente de semilla en África

November 7, 2013

Working group African farmersFlorence Sipalla
El proyecto Maíz tolerante a sequía para África (DTMA) y el Programa de Sistemas de Semilla (PASS) de la Alianza para la Revolución Verde de África (AGRA) formaron un grupo de trabajo esta semana. Este grupo se encargará de atender los problemas de comercialización de semilla mejorada y de ayudar a los pequeños agricultores.

Las dos iniciativas, que son financiadas por la Fundación Bill & Melinda Gates, unirán esfuerzos para garantizar el acceso de los agricultores a semilla de variedades mejoradas de maíz. PASS trabaja con empresas semilleras, en tanto que los asociados del proyecto DTMA trabajan con instituciones de investigación y semilleras en el desarrollo y distribución de semilla tolerante a la sequía. Tsedeke Abate, líder del DTMA, expresó: “Nuestro propósito es crear sinergias, uniendo esfuerzos, para llegar a más agricultores”.

Donadores e instituciones de investigación invierten en mejoramiento de semilla que genere beneficios para los agricultores y esto requiere la participación de los diferentes integrantes de la cadena de valor. Se necesita la participación de las instituciones científicas, las compañías semilleras y otros asociados para cerrar la brecha entre investigadores y agricultores. Esto implica trabajar con semilleras y comerciantes de productos agrícolas, a fin de que éstos mantengan en existencia semilla suficiente y tengan buenas redes de distribución que abarquen todo el continente.

El grupo de trabajo se formó durante una junta realizada en las oficinas de AGRA en Nairobi el 28 de octubre, en la cual participaron también científicos del proyecto Leguminosas para el Trópico II, coordinado por el Instituto Internacional de Investigación de Cultivos para el Trópico (ICRISAT). Las actividades, los programas y el financiamiento de ambas instituciones son similares. “Queremos aprender de esta área y ver cómo podemos trabajar juntos”, señaló Joseph DeVries, director de PASS. “Tenemos variedades nuevas en nuestros bancos de semilla; tenemos que llevarlas a los agricultores”, agregó DeVries, y explicó que los agricultores se beneficiarán con variedades más rendidoras y resistentes a plagas y a la sequía.

Los problemas de comercialización que se discutieron en la junta incluyeron producción de semilla del mejorador y semilla básica, calidad, existencias de producto no vendido, nombre de marca eficaz y empaque, así como promoción de variedades nuevas por parte de las compañías semilleras por medio de demostraciones. “Mejorar diversas variedades no es garantía de que los agricultores vayan a utilizarlas”, dijo Regina Richardson, ejecutiva adjunta del programa de PASS responsable de la comercialización de semilla. Los participantes opinaron que las demostraciones son un método eficaz que despierta el interés de los agricultores en las variedades nuevas, pero que su costo es elevado.

“Me da mucho orgullo decir que hemos transformado la vida de los investigadores y los agricultores”, expresó Abate. “Hemos liberado más de 140 variedades de maíz que rinden entre 20 y 30% más que las variedades tradicionales de los agricultores. Muchos de los productos del programa de mejoramiento del DTMA han sido comercializados por nuestros asociados, principalmente compañías semilleras y productores comunitarios”, añadió. Abate pidió que se adopte un enfoque interdisciplinario e interinstitucional en cuanto a políticas. DeVries agregó que, además de la semilla, el fertilizante y las prácticas agronómicas tienen un papel importante para que los agricultores obtengan los beneficios de la semilla mejorada. Dan Makumbi, mejorador del DTMA, señaló los problemas que tienen las compañías para producir semilla, entre ellos la inadecuada infraestructura de riego y la falta de personal dedicado al mantenimiento de las líneas.

Emmanuel Monyo, líder del proyecto de Leguminosas para el Trópico del ICRISAT, dijo que ICRISAT ha compartido los beneficios de la presencia de unas 500 semilleras a pequeña escala durante la distribución de semilla de variedades mejoradas para agricultores de la India. “Los grupos que tienen metas e intereses cambiaron la adopción de semilla básica”, dijo. Monyo destacó asimismo el papel de los “grupos de mujeres que han sido capacitadas para producir y vender semilla de leguminosas” como una estrategia que contribuye a una distribución eficiente. Los asociados acordaron seguir intercambiando información, participando en las juntas que cada uno realice, compartiendo historias de éxito y dando apoyo técnico a las empresas semilleras y a los programas nacionales.