• Home
  • Mejoramiento de trigo en América del Norte y Rusia debe tener en cuenta cambios en temperatura y humedad

Mejoramiento de trigo en América del Norte y Rusia debe tener en cuenta cambios en temperatura y humedad

October 25, 2018
A wheat crop in northern Kazakhstan. (Photo: Alexey Morgounov/CIMMYT)

Cultivo de trigo en Kazajistán. (Foto: Alexey Morgounov/CIMMYT)

CIUDAD DE MÉXICO — Según un artículo científico publicado ayer, los mejoradores de trigo de primavera en América del Norte y Rusia necesitan adaptar sus variedades a los cambios climáticos de estas regiones, las cuales están produciendo temporadas de cultivo de trigo más largas y más húmedas.

El estudio, publicado por un equipo de investigadores de cinco países diferentes, analiza los cambios en los cultivos de trigo marzal o trigo tremés junto con las temperaturas del aire y la precipitación, en campos y estaciones de investigación en Canadá, Kazajstán, Rusia y los Estados Unidos, de 1981 a 2015.

El estudio de un área de 22 millones de hectáreas — casi del tamaño del Reino Unido — representa hasta el 10 % de la producción de trigo en el mundo, el cual es en su mayoría exportado, convirtiéndolo en un gran contribuyente a los mercados mundiales de alimentos, según Alexey Morgounov, científico del trigo en el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y primer autor del documento.

“En Junio, cuando la espiga de trigo que retiene el grano comienza a formarse, resultó ser el mes crítico para el trigo de primavera”, dijo Morgounov. “Las temperaturas máximas para ese mes aumentaron durante los 35 años estudiados, lo que afecto el rendimiento, pero la precipitación promedio aumentó e incrementó el rendimiento del grano, compensando el efecto de la temperatura”.

A pesar de esto, el mejoramiento para la adaptación a temperaturas más altas será fundamental para aumentar los rendimientos del trigo de primavera, según Morgounov, quien agregó que hubo cambios sustanciales en las fechas de siembra y cosecha, lo que normalmente conduce a temporadas de crecimiento más largas en las regiones estudiadas. “Las variedades nuevas deberían aprovechar las temporadas largas de cultivo de trigo que trae consigo el calentamiento”.

En general, los cambios climáticos fueron más favorables para el trigo de primavera en América del Norte que en Kazajstán y Rusia, con una mayor precipitación en Canadá y los Estados Unidos y una menor exposición a temperaturas altas y extremas. Las precipitaciones durante la temporada de crecimiento aumentaron hasta un 15 % en localidades de América del Norte.

Las dos regiones cubiertas en este estudio representan ambientes distintos. Las localidades de Kazajstán y Rusia están a más de 500 kilómetros al norte de las latitudes de América del Norte y experimentan inviernos más fríos, veranos más calurosos y menos precipitaciones.

“Curiosamente, las dos regiones parecen complementarse entre sí durante el período que las estudiamos”, dijo Morgounov. “Los rendimientos de trigo superiores a la media en uno se asociaron normalmente con rendimientos más bajos en el otro, ayudando así a fomentar la estabilidad en los mercados de granos”.

“El área de alta latitud del trigo de primavera de clima continental presenta un enorme potencial para la producción global del trigo”, agregó, “y ambos pueden beneficiarse del intercambio de germoplasma y la cooperación, enfatizando los desafíos y oportunidades del cambio climático presentados en este documento.”

Morgounov reconoció las contribuciones para el estudio del Comité de Recomendación Prairie sobre Trigo, Centeno y Triticale (PRCWRT), Canadá y otros socios canadienses; la Unidad de Investigación de Ciencia Vegetal del USDA-ARS; el Instituto de Investigación Agrícola de Samara, el Instituto de Investigación Agrícola del Sudeste de Saratov (ARISER), el Instituto de Investigación Agrícola de Altay en Barnaul, el Instituto de Investigación Agrícola de Siberia en Omsk (Omsk ASC), el Sitio de Pruebas de Variedades de Shortandy y el Instituto de Investigación de Producción de Cultivos de Siberia en Novosibirsk, Rusia; y la Estación de Investigación Agropecuaria de Karabalyk, Kostanay, Kazajstán. Finalmente, Morgounov agradeció al Programa de Investigación CGIAR del Trigo por su apoyo.

PARA MÁS INFORMACIÓN O PARA AGENDAR UNA ENTREVISTA CONTACTE A:

Courtney Brantley
Junior communications consultant
Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)
Email: c.brantley@cgiar.org
Tel: +52 55 5804 2004


HISTORIAS RELACIONADAS

LO MÁS DESTACADO