Nuevas tecnologías para incrementar la rentabilidad del sistema café-maíz

June 8, 2015

Los avances del proyecto ‘Incremento de la rentabilidad del sistema maíz-café’ que el CIMMYT lleva a cabo en Colombia desde hace 10 años, en colaboración con la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FEDERECAFE), se presentaron en dos días de campo en las Estaciones Experimentales (EE) Paraguaycito–Quindío (29 de abril) y La Catalina–Risaralda (7 de mayo), ambas pertenecientes a CENICAFE, el área de investigación de FEDERECAFE. Durante estos eventos, a los que asistieron 158 representantes de los Comités Locales de Cultivadores de Café y de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales (FENALCE), se presentaron los avances en las áreas del cambio climático, la agronomía y el mejoramiento genético.*

Agronomía
En el campo de la agronomía se demostró el uso de una sembradora manual de maíz y del sensor GreenSeeker. Los agricultores ahora disponen de estos inventos gracias al trabajo y perseverancia de Bill Raun y sus colegas de la Universidad Estatal de Oklahoma, EUA.

En la década de 1980, cuando Bill trabajaba para el CIMMYT en el Programa de Agronomía para Centroamérica, se dio cuenta de los riesgos que los agricultores corrían al sembrar maíz. La semilla estaba tratada con insecticida y fungicida para protegerla y facilitar la germinación y el establecimiento del cultivo. El agricultor tomaba la semilla con la mano para depositarla en el suelo, dentro de un agujero hecho con la ayuda de un simple palo o espeque; no utilizaba guantes ni ninguna protección.

Después de más de 20 años, finalmente se dispone de una sembradora manual. Las partes más importantes de esta sembradora son un tubo de plástico donde se almacena la semilla, el tambor que regula la caída de ésta y un dispositivo que la traslada del tubo de plástico al suelo a través de la punta de la sembradora. Durante las demostraciones de la labor de siembra, se confirmó la excelente germinación de una siembra hecha una semana antes. Este mismo equipo, que también puede utilizarse para fertilizar, es ideal para sembrar en los terrenos con mucha pendiente de la zona cafetera, donde no es posible la mecanización y donde la mayor parte de los caficultores son pequeños agricultores que cultivan, en promedio, 1.54 ha.

El tema del uso eficiente de nitrógeno en el cultivo de maíz en la zona cafetera fue presentado por Argemiro Moreno, antiguo científico de CENICAFE, quien explicó los fundamentos en que se basa el uso del sensor GreenSeeker para obtener valores del Índice Vegetativo de Diferencia Normalizada (NDVI, siglas en inglés) según el color y vigor de la planta. Esos valores permiten calcular la cantidad de nitrógeno que la planta necesita para su crecimiento y producción óptimos y, de esta manera, se evita aplicar demasiado nitrógeno, pues el excedente se volatiliza o se percola y contamina la atmósfera y las aguas subterráneas. Hubo una demostración de cómo utilizar el GreenSeeker en el campo, comenzando con cómo obtener el algoritmo para la zona cafetera accediendo por teléfono celular a la página www.nue.okstate.edu.

Mejoramiento genético – maíz biofortificado
Según explicó Luis Narro, CIMMYT-Colombia, en los dos días de campo, la biofortificación es un proceso mediante el mejoramiento convencional para desarrollar variedades con mayor contenido de microelementos como hierro, zinc y provitamina A. Los maíces normales (no biofortificados) contienen, en promedio, 20 ppm de Zn y 2 ppm de pro-vitamina A, en tanto que los maíces biofortificados que se están desarrollando en CIMMYT con el apoyo de HarvestPlus, tienen 32 ppm de Zn (maíces blancos) y 8-10 ppm de provitamina A (maíces naranja).

Como una actividad del proyecto HarvestPlus-LAC, se están evaluando, en la zona cafetera de Colombia, 81 híbridos blancos experimentales con alto contenido de zinc y 81 híbridos naranja con alto contenido de provitamina A. Resultados preliminares en la EE La Catalina indican que el rendimiento (8.9 t/ha) del mejor híbrido con alto contenido de Zn fue superior en un 10% al rendimiento del híbrido normal (testigo); además, mostró menos pudrición de mazorca y menos daño por la enfermedad mancha de asfalto. El rendimiento del mejor híbrido con alto contenido de provitamina A fue de 5.4 t/ha, similar al rendimiento del híbrido normal (testigo).

Paralelamente, el equipo de Harvest Plus en CIAT, en colaboración con pequeñas industrias productoras de alimentos del Valle del Cauca-Colombia, están haciendo estudios piloto para desarrollar productos alimenticios utilizando maíz biofortificado, además de estudios sensoriales, estudios de retención de micronutrientes y de vida de anaquel. En consecuencia, hay mayores posibilidades de promover el cultivo y el consumo de maíz biofortificado en la zona cafetera de Colombia como una opción para mejorar la seguridad alimentaria de la región.

* Ésta es la segunda de dos partes de este reportaje; la primera apareció en la anterior edición del CIMMYT Informa.

Etiquetas: