• Home
  • Noticias
  • Nueva variedad de maíz blanco biofortificado, ya está en manos de los agricultores colombianos

Nueva variedad de maíz blanco biofortificado, ya está en manos de los agricultores colombianos

February 28, 2018
Miguel Lengua, Gerente de Maxi Semillas, S.A.S.; Bram Govaerts, representante del CIMMYT para las Américas; Martin Kropff, Director General del CIMMYT; Howarth Bouis, Presidente Ejecutivo Interino de HarvestPlus, y Félix San Vicente, mejorador del CIMMYT para América Latina, orgullosos celebran el lanzamiento de BIO-MZn01, la nueva variedad de maíz blanco biofortificado, liberada el pasado 23 de febrero en la sede principal del CIAT en Colombia. Foto: CIMMYT.

Miguel Lengua, Gerente de Maxi Semillas, S.A.S.; Bram Govaerts, representante del CIMMYT para las Américas; Martin Kropff, Director General del CIMMYT; Howarth Bouis, Presidente Ejecutivo Interino de HarvestPlus, y Félix San Vicente, mejorador del CIMMYT para América Latina, orgullosos celebran el lanzamiento de BIO-MZn01, la nueva variedad de maíz blanco biofortificado, liberada el pasado 23 de febrero en la sede principal del CIAT en Colombia. Foto: CIMMYT.

Alrededor de 30 productores de diferentes puntos geográficos de Colombia se habían comunicado con Miguel Lengua, Gerente de Maxi Semillas, S.A.S., a tan sólo 24 horas de haberse dado a conocer la noticia del lanzamiento de BIO-MZn01, la nueva variedad de maíz blanco biofortificado, solicitándole información sobre la variedad, disponibilidad de semilla y precios.

Así lo destacó Miguel momentos antes de que comenzara el lanzamiento de esta nueva variedad que contó con más de un centenar de invitados e inició con las intervenciones de los líderes de las tres instituciones que han hecho posible este nuevo desarrollo para combatir el hambre y la malnutrición en Colombia, Sudamérica y el mundo.

Ruben Echeverría, Director General del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), resaltó que el hambre oculta es un problema invisible que afecta a una de cada tres personas en el mundo y, que es precisamente con las variedades biofortificadas de cultivos básicos como el maíz, que se puede contribuir a reducirla.

Claro está, no basta con tener variedades con alto contenido de minerales y vitaminas, “también es clave que los consumidores las busquemos, las incluyamos en nuestra dieta y en la canasta familiar y que se aprovechen momentos tan promisorios como el que vive la Colombia del posconflicto por recuperar las zonas de cultivos ilícitos con cultivos biofortificados como fríjol y maíz”, destacó Echeverría.

Martin Kropff, Director General del CIMMYT, resalta las principales características de la nueva variedad con la esperanza de incrementar su adopción por parte de agricultores y consumidores. Foto: Andrea Carvajal.

Martin Kropff, Director General del CIMMYT, resalta las principales características de la nueva variedad con la esperanza de incrementar su adopción por parte de agricultores y consumidores. Foto: Andrea Carvajal.

Por su parte, Martin Kropff, Director General del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), reconoció la labor de Maxi Semillas S.A.S. para introducir esta nueva semilla al campo colombiano para hacer llegar a más colombianos el beneficio de un maíz que cuenta con 36% más zinc (elemento vital para el desarrollo de tejidos) que otras variedades, cuyo rendimiento es entre 6 y 8 ton/ha y que puede ser cultivada entre los 0 y los 1,400 m s.n.m. en los dos semestres del año: “Características que esperamos incrementen la adopción de esta variedad por parte de agricultores y consumidores”, enfatizó Kropff.

A su turno, Howarth Bouis, Presidente Ejecutivo de la iniciativa global HarvestPlus, se mostró emocionado al mencionar que cada nueva variedad biofortificada liberada es un paso más hacia el cumplimiento del sueño de lograr un mundo sin hambre y mejor alimentado.

BIO-MZn01, la nueva variedad de maíz blanco biofortificado que llegó a Colombia. Foto: CIMMYT.

BIO-MZn01, la nueva variedad de maíz blanco biofortificado que llegó a Colombia. Foto: CIMMYT.

El panel técnico integrado por Luis Narro, científico líder del CIMMYT en Colombia; Félix San Vicente, mejorador del CIMMYT para América Latina; Natalia Palacios, especialista en calidad nutricional de maíz del CIMMYT, y Sonia Gallego, especialista en poscosecha de HarvestPlus, enfatizó ante un atento auditorio la importancia del maíz para consumo humano directo que tan solo en México llega a las 17 millones de toneladas anuales, la diversidad y el aporte nutricional que este cereal hace en la salud humana con sus minerales y vitaminas. Asimismo, se dieron a conocer los pasos del proceso de mejoramiento convencional  que dio como resultado esta nueva variedad y los resultados de las evaluaciones poscosecha en las que quedó demostrado que arepas preparadas con BIO-MZn01 son tan apetitosas como cualquier otra pero alimentan hasta cinco veces más gracias a su alto contenido en zinc.

Alrededor de 30 productores, de diferentes puntos geográficos de Colombia, se han comunicado con Maxi Semillas, S.A.S. solicitando información sobre la variedad BIO-MZn01, disponibilidad de semilla y precios. Foto: CIMMYT.

Alrededor de 30 productores, de diferentes puntos geográficos de Colombia, se han comunicado con Maxi Semillas, S.A.S. solicitando información sobre la variedad BIO-MZn01. Foto: CIMMYT.

Bajo un sol abrasador, el centenar de invitados fueron llevados a las estaciones demostrativas para conocer de primera mano las mencionadas características de la nueva variedad, así como a presenciar la entrega de BIO-MZn01 mediante un acto simbólico que comenzó con las palabras de Kropff, en las que manifestó sentirse complacido con la liberación de esta nueva variedad en presencia y en las manos de los actores de la cadena de valor, entre ellos Maxi Semillas S.A.S., la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica) y representantes de instituciones gubernamentales, en calidad de garantes para hacer realidad su adopción y aprovechamiento.

Combatir el hambre y la malnutrición es un objetivo a largo plazo que a veces pareciera muy lejano, pero como lo expresó Howarth Bouis visiblemente conmovido mientras regresaba de la visita a las estaciones “cada vez que liberamos una nueva variedad biofortificada sea de maíz, fríjol, yuca, arroz o batata, y nos llenamos de la alegría del deber cumplido, sé que avanzamos, que nos acercamos”.

 

 

Enlaces de interés:


Etiquetas:,