• Home
  • Más kenianos reciben los beneficios de las modernas tecnologías de almacenamiento de grano

Más kenianos reciben los beneficios de las modernas tecnologías de almacenamiento de grano

December 3, 2012

“La investigación sobre maíz que se hace en el país ha ayudado a elevar la productividad, gracias a las variedades de híbridos de alto rendimiento que permiten a los agricultores recuperar su inversión en poco tiempo. Sin embargo, 30% de las pérdidas que causan plagas como las de los barrenadores grandes y el gorgojo, así como de la falta de depósitos apropiados de almacenamiento postcosecha anulan los buenos resultados de la investigación”, señaló Ephraim Mukisira, director del Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI), en un discurso que en su nombre pronunció Joseph Ochieng, director auxiliar de cultivos alimentarios del KARI, durante el lanzamiento de la segunda fase del proyecto Almacenamiento eficaz de grano para elevar la calidad de vida de los agricultores africanos (EGSP-II) en Nairobi, Kenia, el 2 de noviembre de 2012. “En términos económicos las pérdida equivalen a más de 10 billones de shillings kenianos (120 millones de dólares estadounidenses). Es necesario por tanto dar un mayor impulso a las prácticas de manejo postcosecha y comercialización, si queremos alcanzar las metas de desarrollo del milenio y las de Vision 2030”, añadió Mukisira.

EGSP-II (2012-2016) construye con base en el éxito de la primera fase (2008-2011) y su objetivo es mejorar la seguridad alimentaria y reducir la vulnerabilidad de los agricultores sin recursos ante los riesgos, en particular de las mujeres, en el el este y el sur de África por medio de la diseminación de tecnologías de almacenamiento de grano eficaces y efectivas. Este proyecto se realizará con recursos de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (SDC) y ayudará a que los agricultores kenianos adquieran más de 4,000 silos metálicos, que han probado ser eficaces para guardar grano y protegerlo del ataque de los barrenadores grandes y el gorgojo, dos de las plagas más destructivas. Además de silos, también se distribuirán 24,000 súper bolsas entre los agricultores.

Mukisira exaltó el trabajo que han hecho las instituciones nacionales, el CIMMYT y otros actores para promover las tecnologías de almacenaje, y les instó a seguir haciendo su mejor esfuerzo para llegar a una tasa ecónomica aceptable de pérdidas postcosecha de menos de 5 %. Según B.M. Prasanna, director del Programa Global de Maíz, las cuantiosas pérdidas postcosecha son un impedimento para que Kenia y otros países en la región logren su seguridad alimentaria.

Los tres componentes del proyecto (investigación, promoción y políticas favorables para las tecnologías de silos y súper bolsas) están destinados a crear una cadena de insumos bien establecida y sustentable que permita el acceso de los productores de maíz a pequeña escala a tecnologías de almacenaje eficaces, aclaró el Dr. Tadele Tefera, coordinador del proyecto. EGSP-II atenderá los asuntos relacionados con políticas para expandir el uso de los silos de metal y probar nuevas y pequeñas tecnologías como las de las bolsas herméticamente selladas. La adopción de los silos de metal resulta muy costosa para los agricultores sin recursos y es por eso que la tasa ha sido baja. No obstante, la nueva tecnología aporta una solución a este problema, ya que es más económica.

Jones Govereh, economista especialista en políticas del CIMMYT, agregó: “Como resultado de la falta de conocimientos y acceso adecuados a tecnologías funcionales, los agricultores terminan vendiendo su maíz casi después de la cosecha, cuando los precios son muy bajos, en parte para evitar pérdidas y en parte cubrir sus gastos. Los mismos agricultores se ven obligados a comprar grano, al doble del precio al que vendieron, para su consumo. Esta situación origina una trampa de pobreza. EGSP-II, que es una importante iniciativa en África subsahariana, tiene el propósito de cambiar esta situación.