Las ganadoras del premio Women in Triticum reflejan la “diversidad y el talento”

September 22, 2015

Julie Mollins

WITwinnersSYDNEY, Australia, 22 de septiembre de 2015 (CIMMYT) — Cada año, las mujeres que trabajan en el desarrollo agrícola y con Triticum reciben un reconocimiento por su potencial de liderazgo durante el Taller de la Iniciativa Mundial Borlaug para Combatir la Roya (BGRI) y se les da la oportunidad de participar en un programa de capacitación en el CIMMYT.

Las receptoras más recientes de tal honor, cuyo objetivo es alentar el desarrollo profesional de las mujeres cuando están iniciando su carrera, son Philomin Juliana de India, Shideh Mojerlou de Irán, Kerri Neugebauer y Kathryn Turner de los Estados Unidos.

“La diversidad y el talento de las mujeres que fueron elegidas este año son verdaderamente inspiradores”, dijo Jeanie Borlaug Laube. “Son extraordinarias y merecedoras de la oportunidad”.

El premio, oficialmente conocido como Jeanie Borlaug Laube Women in Triticum (WIT) Early Career Award, lleva el nombre de Borlaug Laube, la hija del Premio Nobel de la Paz Norman Borlaug, mejorador de trigo prolífico que trabajó muchos años en el CIMMYT.

“Las ganadoras del premio son destacadas, sus contribuciones a la investigación de trigo son muy valiosas y ellas tienen un enorme potencial”, remarcó Martin Kropff, Director General del CIMMYT, quien hizo una presentación durante la ceremonia de premiación el viernes. “Nos gustaría que haya más mujeres que participen en la investigación de trigo y en el desarrollo agrícola. El premio WIT sirve como reconocimiento y apoyo a estos objetivos”.

El trabajo de investigación de Juliana, estudiante de doctorado de la Universidad de Cornell, tiene que ver con el mejoramiento y genética de trigo. Lleva a cabo mapeo por asociación y predicción genómica en las entradas de los viveros de selección de trigo harinero, a fin de evaluar y aprovechar los genes de resistencia a enfermedades.

“Creo que las mujeres deberíamos tomar la delantera y ayudar a resolver el problema del hambre y los problemas sociales derivados de esta situación”, señala Juliana, y agrega que, además de empoderar a las mujeres para que utilicen variedades resistentes a la roya del trigo, quiere ayudarlas a mejorar la productividad de sus campos y aumentar sus ingresos.

Mojerlou ha trabajado en la facultad de la Universidad Tarbiat Modares de Irán, en Teherán desde 2014. Su trabajo se concentra en genética de la resistencia del trigo a la roya del tallo en razas criollas iraníes y resistencia de no hospedante de la cebada a la roya lineal del trigo.

“Este premio me da mayor confianza”, expresó Mojerlou. “Me indica que estoy en la posición correcta y me reafirma que debo continuar haciendo este trabajo en el futuro”.
Neugebauer, que es estudiante de doctorado en la Universidad Estatal de Kansas, cree que si se identifican genes hospedantes mediante silenciamiento y mutación genéticos, se puede obtener resistencia durable que el patógeno podría difícilmente vencer.

“Espero que mi trabajo ayude a que la tarea de los agricultores de obtener sustento e ingresos sea más sencilla y a proveer alimentos a las futuras generaciones”, dijo.

Turner es investigadora de posgrado en el Instituto de la Tierra de Kansas, donde genera trigo perenne mediante el estudio de los cambios genómicos que se producen a partir de las cruzas amplias entre trigo anual y pastos perennes.

“Creo que el mejoramiento para obtener resistencia a la roya seguirá ocupando gran parte de mi carrera”, anunció Turner. “He participado en muchos buenos proyectos y me dará mucho gusto ir al CIMMYT.

El proceso de postulación para el premio, que fue instituido en 2010, se basa en la fuerza de un resumen científico, un ensayo personal y cartas de recomendación que avalen el potencial de liderazgo de la solicitante.

En la foto de Christopher Knight vemos (izq-der) a Shideh Mojerlou, Philomin Juliana, Kerri Neugebauer y Kathryn Turner.