• Home
  • Artículos especiales
  • La dieta “libre de gluten” pone en riesgo la seguridad alimentaria y la salud humana, opina nutrióloga

La dieta “libre de gluten” pone en riesgo la seguridad alimentaria y la salud humana, opina nutrióloga

January 28, 2015
Hans Braun, Director del Programa Global de Trigo del CIMMYT, examina trigo con la nutrióloga Julie Miller Jones en un invernadero del CIMMYT, en sus instalaciones cercanas a la Ciudad de México. Jones dio una plática de nutrición y trigo en el CIMMYT. Foto: Xochiquetzal Fonseca

Hans Braun, Director del Programa Global de Trigo del CIMMYT, examina trigo con la nutrióloga Julie Miller Jones en un invernadero del CIMMYT, en sus instalaciones cercanas a la Ciudad de México. Jones dio una plática de nutrición y trigo en el CIMMYT.
Foto: Xochiquetzal Fonseca

Según una reconocida nutrióloga, eliminar el consumo de trigo para no ingerir gluten es, en el mejor de los casos, innecesario para la mayoría de las personas y, en el peor de los casos, podría significar que la dieta no incluiría ni fibra de cereales ni ninguno de los otros grandes beneficios para la salud que los granos proporcionan.

Eliminar completamente el trigo de la dieta podría paralizar las iniciativas globales para alimentar a la actual población de 7.2 mil millones, advirtió Julie Miller Jones durante una conferencia para científicos del CIMMYT el martes pasado.

Pese a que aporta el 20% de las calorías que consume la población mundial, el trigo y su compleja proteína, el gluten, suelen ser citados en libros y artículos recientes como la causa de de los males que aquejan a la humanidad. Sin Sin embargo, el trigo y sus derivados aportan una serie de beneficios nutricionales y para la salud. Se ha demostrado que la afirmación de que las fibras que no provienen de cereales, como las de la fruta, las verduras y las leguminosas, pueden sustituir la fibra de los cereales no es veraz, señaló Miller Jones, profesora emérita de nutrición de la Universidad St Catherine en St Paul, Minnesota.

Es importante consumir fibras de diversas fuentes para mantener un adecuado nivel de colesterol bueno y un buen índice glucémico, anotó, y agregó que éstos también reducen el riesgo de padecer trastornos intestinales, ayudan a mantener una buena flora intestinal y mantienen las infecciones bacterianas a raya.

Dejar de consumir productos de trigo por completo significaría que tendríamos que depender de productos que son más costosos, escasos o cuya producción a escala global es imposible, para satisfacer la demanda de alimentos de una población que según pronósticos llegará a más de 9,000 millones en 2050, remarcó Miller Jones.

“Incluso si decidiéramos abandonar el trigo como un producto básico alimentario, no contamos con el tiempo, la disponibilidad o la cantidad de alimentos que se recomiendan como sustitutos en la dieta antigluten”, puntualizó.

La popularidad del gluten y la dieta sin trigo han ido en aumento sobre todo por lo que se publica en libros como “Wheat Belly”, de William Davis; “Grain Brain”, de David Perlmutter; y en los medios de información, que aseveran que los productos de trigo son la causa de muchos problemas de salud. Tales afirmaciones se contraponen con las actuales pautas internacionales en materia de medicina y salud emitidas por la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Javier Peña, especialista en calidad de trigo del CIMMYT, examina trigo con Julie Miller Jones en el laboratorio de calidad de trigo. Foto: Xochiquetzal Fonseca

Javier Peña, especialista en calidad de trigo del CIMMYT, examina trigo con Julie Miller Jones en el laboratorio de calidad de trigo.
Foto: Xochiquetzal Fonseca

“Libre de gluten” es una industria floreciente. Las ventas han crecido 63% desde 2012, con cerca de 4,600 productos que se introdujeron en el mercado el año pasado, según datos de la revista “Consumer Reports”.

Esta es una tendencia alarmante para especialistas en nutrición como Miller Jones, quien vino al CIMMYT también para discutir la preparación de una serie de artículos científicos sobre los varios aspectos de los carbohidratos de los cereales, el gluten y la salud.

“‘Libre de gluten’ es en realidad solo otra dieta baja en carbohidratos con un gancho, ya que toda dieta en la que tenga que eliminarse todo un grupo de alimentos no es saludable”, anotó Miller Jones, que recomienda la dieta DASH, rica en fruta, verduras, productos bajos en grasa o productos no lácteos, granos enteros, carne magra, pescado, carne de aves, nueces y frijoles.

Si quiere saber más, le invitamos a leer Anti-Wheat Fad Diets Undermine Global Food Security Efforts.

“Como experta internacional, Julie Miller Jones nos muestra claramente cómo las pruebas científicas pueden ser mal utilizadas y mal informar al público para obtener beneficios económicos. Julie hizo énfasis en la complejidad de la nutrición —no existe una respuesta sencilla para atender la obesidad y otros problemas de salud, pero en su conferencia dejó claro cuán vital es que nosotros informemos al público de los beneficios que aporta a su salud el consumo de cereales. Julie es una firme defensora de una dieta balanceada y dio argumentos muy convincentes”.

– Hans Braun

Director del Programa Global de Trigo del CIMMYT

 
“Julie Miller Jones aportó pruebas valiosas de las propiedades del trigo para la salud y refutó algunas falsas teorías. Como científico, creo que la ventaja es que ella es experta en nutrición y no mejoradora de trigo, ya que en este caso quizá tendría una idea más subjetiva. Fue muy cauta con la extensa información que utilizó en su conferencia; cuando se trata de nutrición a veces es muy difícil saber la magnitud del efecto, bueno o malo, de algún producto alimentario, porque existen muchos factores que pueden interactuar y causar algún efecto”.

– Carlos Guzmán

Jefe del Laboratorio de Calidad de Trigo

“Julie es una especialista en nutrición muy reconocida en los Estados Unidos y otros países, y tiene mucha experiencia en las propiedades nutricionales de los productos de trigo. Científicos del CIMMYT de varias disciplinas, así como colaboradores externos, seguramente ampliaron su perspectiva sobre los efectos del consumo de trigo al escuchar la conferencia de Julie. La invitaron a que diera la conferencia porque en el CIMMYT nos interesan mucho los diversos aspectos de la producción de trigo y de maíz, su transformación, la calidad nutricional y los temas de salud. Su estilo único y directo de expresarse es unan gran ventaja para aquellos que no son expertos en ciencia. La información que nos dio es valiosa para científicos de distintas disciplinas, para nuestros colaboradores externos y nuestros clientes, es decir, los productores de trigo de pequeña escala en el mundo”.

– Javier Peña

Consultor Especialista en Calidad de Trigo del CIMMYT


Etiquetas: