• Home
  • Noticias
  • Investigadores de grano y expertos de la industria alimentaria se reúnen para hablar de la creciente desnutrición

Investigadores de grano y expertos de la industria alimentaria se reúnen para hablar de la creciente desnutrición

April 5, 2018
Campo Experimental Norman E. Borlaug (CENEB) en Ciudad Obregón, Sonora, Mexico. Foto: M. Ellis/CIMMYT.

Campo Experimental Norman E. Borlaug (CENEB) en Ciudad Obregón, Sonora, Mexico.
Foto: M. Ellis/CIMMYT.

CIUDAD DE MÉXICO (CIMMYT) — La desnutrición está volviendo a aumentar y es cada vez más compleja, afirma el director del centro dedicado a la investigación del maíz y del trigo más importante del mundo.

“Después de disminuir, durante una década, a cerca de 770 millones, el número de personas que padecen hambre ha incrementado a más de 850 millones en los últimos dos años”, señaló Martin Kropff, director general del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) en su discurso de apertura en la Cuarta Conferencia Latinoamericana de Cereales.

“Esas personas padecen desnutrición por falta de calorías, y todas las noches se van a dormir con hambre, lo cual es terrible”, agregó. “Sin embargo, la dieta de dos mil millones de personas en todo el mundo carece de micronutrientes esenciales como la vitamina A, hierro o zinc, lo cual afecta la salud y el desarrollo, particularmente de los niños menores de 5 años”.

Kropff señaló además que cerca de 650 millones de personas son obesas y que ese número va en aumento. “Todos estos problemas de nutrición están interrelacionados y son causados por la creciente población, los conflictos mundiales y, en el caso de la obesidad, por una mayor prosperidad, tanto en las economías desarrolladas como en las emergentes”.

“¿La solución? Una dieta buena y sana”, dijo Kropff. “Esto, a su vez, depende de que haya suficiente comida, pero también de una diversidad de cultivos y tipos de alimentos y de que los consumidores se eduquen para que sepan lo que constituye una dieta sana”.

La creciente población mundial no solo necesita más alimentos, sino también alimentos más nutritivos y sanos, dicen Julie Miller Jones, Profesora Emérita de la Universidad de St. Catherine, y Carlos Guzmán, coordinador de la investigación de calidad de trigo del CIMMYT. Foto: CIMMYT/ Mike Listman

La creciente población mundial no solo necesita más alimentos, sino también alimentos más nutritivos y sanos, dicen Julie Miller Jones, Profesora Emérita de la Universidad de St. Catherine, y Carlos Guzmán, coordinador de la investigación de calidad de trigo del CIMMYT. Foto: CIMMYT/ Mike Listman

La Cuarta Conferencia Latinoamericana de Cereales se celebró en la Ciudad de México del 11 al 14 de marzo y fue organizada conjuntamente por el CIMMYT y la Asociación Internacional de Ciencias y Tecnologías de Cereales (ICC, siglas en inglés). En ella participaron 220 personas procedentes de 46 países, incluyendo profesionales en la ciencia y la producción agrícolas, y representantes de la industria alimentaria, las entidades regulatorias y las agrupaciones empresariales.

“Nosotros nos dedicamos a diseminar información acerca de la ciencia y la tecnología de cereales y su procesamiento, y cómo éstos benefician la salud”, dijo Hamit Köksel, presidente de ICC y profesor de la Universidad Hacettepe en Turquía, al iniciar el evento. “En cuanto a lo anterior, todos deberíamos consumir más granos enteros”.

Köksel agregó que la ICC tiene más de 10,000 suscriptores en 85 países.

Generar cereales con alto contenido de micronutrientes

Una forma de mejorar la nutrición y la salud de las personas de escasos recursos que no pueden comprar suplementos alimentarios ni una gran variedad de alimentos, es mediante la “biofortificación” de los cultivos básicos que constituyen gran parte de la dieta de esas personas.

Con base en las variedades criollas y una diversidad de otras fuentes presentes en los conjuntos genéticos de maíz y de trigo, y mediante la aplicación de mejoramiento innovador, el CIMMYT ha generado líneas y variedades de maíz y trigo de alto rendimiento que poseen niveles altos de zinc en el grano y que están siendo utilizados por programas de mejoramiento de todo el mundo.

“En los últimos cuatro años, los programas nacionales de investigación de Bangladesh, India y Pakistán han liberado seis variedades de trigo biofortificadas con zinc y derivadas de la investigación del CIMMYT”, relata Hans Braun, director del programa mundial de trigo del Centro. “En 2014, fue liberada en la India Zinc-Shakthi, una variedad de trigo de maduración temprana; su grano contiene 40% más zinc que el grano de las variedades convencionales y ya está siendo sembrada por más de 50,000 pequeños agricultores en las Planicies Gangéticas del Noreste de ese país”.

La nueva variedad de maíz BIO-MZN01 que está biofortificada con zinc y que fue liberada recientemente en Colombia. Foto: archivos del CIMMYT.

La nueva variedad de maíz BIO-MZN01 que está biofortificada con zinc y que fue liberada recientemente en Colombia. Foto: archivos del CIMMYT.

El CIMMYT trabaja en mejorar los niveles de provitamina A y zinc en el germoplasma de maíz adaptado a África subsahariana, Asia y América Latina. El maíz con calidad de proteína (QPM), cuyo grano tiene niveles más altos de dos aminoácidos esenciales, lisina y triptófano, es otro maíz biofortificado que se siembra en todo el mundo, según informó Prasanna Boddupalli, director del programa mundial de maíz del CIMMYT.

“Los agricultores siembran variedades de maíz con calidad de proteína en 1.2 millones de hectáreas en África, Asia y América Latina”, explicó Prasanna en su presentación y agregó que también se han liberado variedades de maíz enriquecido con provitamina A en varios países de África y de Asia.

Un colaborador importante en esta labor ha sido HarvestPlus, que forma parte del Programa del CGIAR sobre la Agricultura para la Nutrición y la Salud (A4NH) que apoya el desarrollo y promoción de variedades biofortificadas, así como las investigaciones relacionadas con éstas.

“Se han liberado cultivos biofortificados en 60 países”, dijo Wolfgang Pfeiffer, director mundial de HarvestPlus para el desarrollo y comercialización de productos, durante su ponencia en la conferencia. “Lo que urge ahora es diseminar la biofortificación y volverla un componente normal de los programas de mejoramiento y los sistemas alimentarios”.

Los granos enteros son buenos para la salud

Un tema central de la agenda de la conferencia fue cómo hacer que la gente se dé cuenta de la importancia de una dieta saludable y del papel que tienen los granos enteros en dicha dieta.

“Los participantes examinarán la gran cantidad de estudios que han sido publicados y que demuestran que existe una relación entre los alimentos hechos de granos enteros, incluidos los procesados, y un riesgo significativamente reducido de padecer enfermedades crónicas y obesidad”, dijo Carlos Guzmán, coordinador de la investigación de calidad de trigo del CIMMYT, que ayudó a organizar la conferencia. “Hay un movimiento a nivel mundial que promueve el consumo de granos enteros, y la industria alimentaria global está respondiendo a la demanda cada vez mayor de productos elaborados con granos enteros”.

Guzmán expresó su agradecimiento a los patrocinadores de la conferencia: Bimbo, Bastak Instruments, Brabender, Foss, Chopin Technologies, Perten, Stable Micro Systems Scientific Instruments, Cereal Partners Worldwide Nestlé and General Mills, Stern Ingredients-Mexico, World Grain, el Programa de Investigación sobre el Trigo del CGIAR y Megazyme.

Para más información acerca de la Conferencia Latinoamericana de Cereales y el Taller Internacional sobre el Gluten, haga clic aquí.

CIMMYT News Spanish ESP


Etiquetas:, ,