• Home
  • Noticias
  • El proyecto HTMA ofrece híbridos tolerantes al calor para cubrir la creciente demanda de maíz en Bangladesh

El proyecto HTMA ofrece híbridos tolerantes al calor para cubrir la creciente demanda de maíz en Bangladesh

En Bangladesh, personal a cargo del proyecto Maíz tolerante al calor para Asia (HTMA) llevó a cabo un día de demostración de híbridos, en las estaciones experimentales del Instituto de Investigación Agrícola (BARI), en las localidades de Khoirtola, Jessore y Gazipur. Entre los 60 asistentes había agricultores, representantes de compañías semilleras, distribuidores de insumos, funcionarios del sector semillero e investigadores de maíz de BARI.

Rafiqul Islam Mondal, BARI Director General, addressing the participants in HTMA’s hybrid field day held in Jessore, Bangladesh. Photo: BARI.El maíz es el tercer cultivo más importante en Bangladesh, después del arroz y el trigo, y la superficie de siembra ha aumentado de 3,000 hectáreas (ha) en 1990 a más de 300,000 ha hoy en día. Este crecimiento ha sido impulsado principalmente por la demanda, ya que el maíz se utiliza como alimento para animales (aves, peces y ganado) y para la elaboración de productos alimentarios de consumo humano. La demanda nacional anual de maíz es de aproximadamente dos millones de toneladas, pero con su producción cubre apenas cerca del 14 por ciento. Casi todo el maíz que se siembra es híbrido y al año se necesitan alrededor de 6,500 toneladas métricas de semilla. Sin embargo, únicamente cerca del 15 por ciento de la demanda anual es cubierta con la producción local; el resto se importa, principalmente de India. Bangladesh debe reforzar sus fuentes locales de semilla para cubrir la demanda de manera más confiable y económica.

Para acelerar la producción de híbridos y hacer frente a los efectos del cambio climático, BARI se une a HTMA con el propósito de generar y diseminar híbridos rendidores y tolerantes a las variaciones climáticas de las regiones donde prevalecen estas condiciones. Cada dos años, como parte del proyecto, que es patrocinado por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), se ensayan y distribuyen varios productos nuevos. Los híbridos más recientes se sembraron en cuatro entidades de Bangladesh, incluidas las estaciones experimentales de BARI.

Antes de dirigirse a las parcelas, Sirajul Islam, científico titular y jefe las estaciones del BARI en Jessore, dio detalles del proyecto y sus logros a los visitantes. P.H. Zaidi les habló del potencial y la importancia del HTMA para combatir los efectos del cambio climático, sobre todo en Bangladesh. Salahuddin Ahmad, científico principal de BARI, dio información general de los 24 híbridos del proyecto, además de cuatro híbridos comerciales y dos de BARI que habían sido sembrados en los ensayos. Los visitantes fueron a las parcelas, donde evaluaron los híbridos del HTMA, asignando calificaciones a las características de su preferencia. De los 30 híbridos que evaluaron, los mejores ocho eran del HTMA.

Varios de los participantes, como Nurul Hoque, gerente general suplente de la Corporación de Desarrollo Agrícola (BADC); Nasir Uddin Khan, director suplente de DAE, en Jessore; y Jalal Uddin, director de investigación de BARI, dijeron que es necesario incrementar la producción nacional de maíz para reducir las importaciones y mantener la seguridad alimentaria y la autosuficiencia.

Sadananda explicó la importancia de las alianzas público-privadas para el éxito del desarrollo y la distribución de los híbridos del HTMA. T.P. Tiwari recalcó también la necesidad tanto de diversificar el maíz para lograr una producción sustentable como de generar variedades tolerantes a los suelos salinos. B.R. Banik, director de capacitación y coordinación de BARI, dijo que los híbridos que ha desarrollado el HTMA en los últimos tiempos ayudarán a Bangladesh a lidiar con los efectos del cambio climático, ahora y en el futuro.

El director general de BARI, Rafiqul Islam Mondal, reconoció los progresos que ha hecho el proyecto HTMA y destacó la necesidad de explorar la posibilidad de sembrar maíz en tierras no utilizadas y aumentar la producción. Hizo énfasis también en la importancia de las variedades de maíz resistentes y tolerantes a factores bióticos y abióticos desfavorables, respectivamente, para cubrir la creciente demanda nacional de maíz.

“Nos causa verdadera emoción ver el entusiasmo de los grupos interesados. Trabajaremos en la fase final de nuestros mejores productos, los registraremos y luego los distribuiremos en colaboración con nuestros colegas de empresas semilleras”, dijo en sus palabras de cierre Mohammad Amiruzzaman, científico titular de la División de Fitotecnia de BARI.

Entre los visitantes había representantes de Lal Teer Seed Ltd., Supreme Seed Company Ltd., ACI Ltd., Krishi-bid Group, Monsanto Bangladesh Ltd., Syngenta, Petrochem Ltd., Comité de Fomento Rural de Bangladesh (BRAC), Comisión Cristiana de Desarrollo de Bangladesh (CCDB), Katalyst, BADC y Departamento de Extensión Agrícola (DAE). Por parte del CIMMYT, T. P. Tiwari, funcionario de enlace en Bangladesh; P.H. Zaidi, fisiólogo sénior y líder del proyecto HTMA, y A.R. Sadananda, especialista en sistemas de semilla
BARI


Etiquetas: