Cuatro días bajo el cielo de África

June 9, 2009

zimbabwe-jmr-034Una visita corta pero no por ello improductiva, la que del 18 al 22 de mayo de este año hicieron funcionarios de Servicios Corporativos a las oficinas regionales en Nairobi y Harare. Allá viajaron Luis De Anda, Gerente de Finanzas; Marisa de la O, Gerente de Recursos Humanos; Carlos López, Gerente de Tecnologías de Información y Comunicación; y Scott Ferguson, Subdirector General de Servicios Corporativos.

“Al interactuar directamente con nuestros colegas del CIMMYT en África, uno obtiene una mejor idea de los problemas que tienen en cuanto a Servicios Corporativos”, opina López. “Pudimos entender mejor las circunstancias en que viven y trabajan, y los problemas que afrontan.”

Trabajaron en equipo pero se concentraron en sus respectivas áreas. Cada uno se reunió con su homólogo en las oficinas, con objeto de tratar asuntos relacionados con los lugares de trabajo. López expresó la necesidad de mejorar la comunicación entre y en todas las oficinas del CIMMYT, y de que se implementen más sistemas y herramientas de Internet. En Harare, trabajó con el personal para mejorar el acceso a Internet, que se hace vía satélite, y dijo que estaba muy agradecido por la oportunidad de conocer de primera mano las actividades del CIMMYT en esa región del mundo.

scott-ferguson-jospeh-makamba-at-muzarabaniEn Zimbabue, el grupo visitó la nueva presa que surte agua a la estación en Muzarabani. Joseph Makamba, supervisor de campo, les mostró la presa y el vivero de invierno que se efectúa en la estación, donde hay siete hectáreas destinadas a viveros y multiplicación de semilla. Lamentablemente, por los frecuentes cortes de energía eléctrica el riego a los viveros es esporádico. Durante la visita del grupo, Makamba tuvo que viajar 60 km para conseguir un técnico que se encargara de reparar las líneas de suministro y restaurar la electricidad en la estación de bombeo.

“Estoy impresionado por el compromiso, el empeño y el ingenio de la gente en Kenia y Zimbabue”, destacó Ferguson, quien, acompañado por Mulugetta Mekuria, economista en Zimbabue, visitó instituciones colaboradoras del CIMMYT. Exhortó al personal a tomar la iniciativa y ser creativos para solucionar problemas, y a que compartan las soluciones, entre ellos mismos y con Servicios Corporativos. “Haremos nuestro mejor esfuerzo por que la administración general y los servicios de apoyo sean más eficientes, a fin de que ustedes puedan hacer su trabajo sin contratiempos”, dijo al personal.

Por su parte, De la O comentó que le había conmovido sobre manera la situación de los empleados eventuales que conoció en Harare, porque hay entre ellos varias madres que tienen que dejar a su familia por meses para ganarse la vida. “Quisiera que todos los empleados tuvieran los mismos beneficios, sin importar en qué oficina trabajen o si son eventuales o de planta”, enfatizó. “Queremos ofrecer mucho más apoyo y trabajar con una perspectiva global.” De la O tomó acción inmediata en algunas cosas, como proporcionar equipo de trabajo a los empleados. En otros asuntos, prometió que daría seguimiento a las peticiones de los empleados, después de analizar las de todas la oficinas regionales y elaborar un plan estratégico de recursos humanos.

zimbabwe-jmr-019“Siento un gran compromiso con la gente que conocí”, concluye. “Fue para mí una experiencia muy profunda y esto me dá ánimo, me motiva a seguir trabajando con el CIMMYT.” De Anda expresó el mismo sentir: “Esta experiencia me ayudó a entender la verdadera esencia del CIMMYT detrás de las finanzas y los números. Todos sabemos que hay pobreza en el mundo, pero cualquiera que sea nuestra percepción, ésta cambia completamente cuando se tiene frente a sí la realidad.”