Capacitación en Toluca y El Batán

August 10, 2010

Con la participación de extensionistas y agricultores innovadores de los sectores público y privado se realizó el primero de dos módulos del curso “Manejo integrado de sistemas de producción de maíz”, que coordina el CIMMYT. Del 26 al 30 de julio, 32 participantes pasaron cuatro días en Toluca y uno en El Batán, dos estaciones del CIMMYT donde pusieron al día sus conocimientos sobre prácticas agronómicas y manejo de plagas.

En Toluca comenzaron su jornada con un análisis de los diferentes tipos de manejo de suelo y paquetes tecnológicos en zonas de riego y de temporal. Del martes al jueves los temas fueron equipo, maquinaria y sus diferentes usos (tractores, fertilizadoras, aspersores), preparación del suelo (rastra, barbecho, nivelación, surcado).

“Tengo dos años y medio trabajando con maíz (antes trabajaba con frijol) y quiero actualizar mis conocimientos para poder ayudar a los agricultores con quienes trabajo”, comentó Antonia Viloria, agrónoma oaxaqueña que trabaja con la Agencia de Gestión para la Innovación de la Cadena de Maíz (AGI), una entidad dependiente de la SAGARPA. “He tomado varios otros cursos, pero éste me gustó porque fue práctico: nos permitieron manejar los tractores, calibrar el equipo, probarlo en el campo, hacer mediciones.”

Otras actividades del curso fueron la aplicación de dosis adecuadas de herbicidas, insecticidas y fertilizantes, y cómo formar camas normales y anchas. El viernes los participantes se trasladaron a El Batán, donde tuvieron sesiones sobre el uso de herramientas de los sistemas de información geográfica, visitaron el banco de germoplasma y las parcelas de demostración.

“Vengo a estos cursos porque son muy completos; integran todas las variables. Sabemos que no se pueden manejar por separado, pues, como agricultores o asesores técnicos, tenemos que considerar costos, cambio climático, prácticas agronómicas; todo está relacionado. Además, debemos pensar siempre en que todo está cambiando y que debemos actualizarnos constantemente”, opinó Jaime Covarrubias, de Salamanca, Guanajuato. “Ya antes he trabajado con Fernando Delgado (superintendente de la estación del CIMMYT en Toluca), pero regreso siempre que puedo porque cada vez aprendo algo nuevo, porque siempre tienen nuevas propuestas que yo comparto con los agricultores de mi estado.”

Estas personas regresarán a principios de octubre al segundo módulo del curso que abarcará variedades de maíz y tecnologías de post-cosecha.

Los organizadores agradecen a Fernando Delgado su colaboración para la realización del curso y le reconocen como un ejemplo para numerosos agricultores y agentes de extensión en México. Gracias también a Kai Sonder y su equipo de trabajo; Víctor Chávez y su personal del banco de germoplasma; y José Luis Torres y su grupo de maiceros.