• Home
  • WEMA llega a las comunidades de Kenia

WEMA llega a las comunidades de Kenia

May 31, 2013

WEMA1El 02 de mayo de 2013 el proyecto Maíz que hace un uso más eficiente del agua (WEMA) realizó un taller de sensibilización dirigido a líderes comunitarios, miembros de la administración de provincias, agentes de extensión, agricultores y representantes de grupos de agricultores. El punto de reunión fue el Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI) en Kiboko y atrajo a más de 40 participantes de las zonas productoras de maíz en las provincias vecinas, Makueni y Machakos, al este de Kenia, así como a representantes del CIMMYT, Monsanto, Foro Africano de Biotecnólogos y del Ministerio de Agricultura. En el taller se explicó en qué consiste el trabajo que hace WEMA para generar variedades de maíz tolerantes a la sequía y resistentes a plagas de insectos, utilizando técnicas convencionales e ingeniería genética. Fue también una buena oportunidad de desterrar mitos, disipar temores e instruir a los participantes en lo que son los organismos genéticamente modificados (OGM) y los ensayos confinados en campo.

Al inaugurar el evento, el subdirector del KARI en Katumani, E. O. Mungabe, señaló que el uso de la ingeniería genética en el fitomejoramiento aún causa pánico entre algunos kenianos. Sin embargo, ante los problemas que van surgiendo como consecuencia del cambio climático y enfermedades como la necrosis letal del maíz y plagas como los barrenadores del grano, es indispensable contar con nuevos enfoques, ya que con solo las técnicas convencionales de mejoramiento no sería posible resolver dichos problemas. “Es necesario que combinemos nuestras técnicas de mejoramiento convencionales con la ingeniería genética para dar una respuesta más efectiva a estos nuevos problemas. Piensen positivamente en la ingeniería genética, piensen en que es una tecnología que tiene el potencial de ayudar a encontrar soluciones”, pidió Mungabe.

“África es un continente propenso a la sequía, donde 300 millones de personas obtienen sustento e ingresos de la agricultura”, dijo Murenga Mwimali, coordinador nacional de WEMA en Kenia, recordando a los participantes que a causa de las fluctuaciones climáticas, la incidencia y la severidad de las sequías irá en aumento. La sequía, aunada al ataque de insectos y plagas, podría hacer que la producción de maíz se vuelva incosteable —si es que no se encuentra una solución. Por su parte, Mwimali hizo un recuento de los progresos a la fecha en el desarrollo de variedades de maíz tolerantes a la sequía y resistentes a insectos, utilizando biotecnología y técnicas convencionales. “Estas nuevas variedades rendirán 25% más que los híbridos comerciales”, afirmó.

Joseph Bii, de la estación experimental del KARI, recalcó que 80% de la tierra en Kenia está clasificada como árida o semiárida. Por esto es importante generar variedades tolerantes a las lluvias escasas o erráticas en estas zonas de manera que los agricultores tengan la posibilidad de seguir produciendo maíz, un cultivo importante que se utiliza en la alimentación humana y de animales.

En la junta se abordaron también asuntos referentes a los OGM y a los ensayos confinados en el campo dentro del marco de acción de WEMA. Hasta ahora, mediante el proyecto se han realizado cuatro ensayos confinados de la variedad MON87460, mejorada con tolerancia a la sequía utilizando ingeniería genética, que ha mostrado resultados promisorios; el ensayo confinado de una variedad resistente a los barrenadores del tallo (MON810) va desarrollándose bien. Quizá tendrán que pasar algunos años antes de que los agricultores puedan sembrar variedades de maíz genéticamente modificadas, pero es probable que la variedad convencional CKH110078, que se generó con materiales del proyecto Maíz tolerante a la sequía para África (DTMA) sea liberada este año, según Mwimali. Además, 14 híbridos que hacen un uso más eficiente del agua, del proyecto WEMA, ya están se están sembrando en ensayos nacionales de comportamiento en Kenia y podrían, por tanto, ser liberados el próximo año.   Los participantes agradecieron la oportunidad de intercambiar ideas y aclarar sus dudas respecto a los OGM: fuentes de semilla e implicaciones económicas; implicaciones del reciclado de semilla; polinización cruzada de OGM con sus variedades locales; y la razón de que WEMA no haya mejorado variedades locales como Kinyanya. Los agricultores recibieron recomendaciones de fuentes de semilla y variedades apropiadas para su región, en particular el Ministerio de Agricultura y el Servicio de Inspección de Sanidad Vegetal de Kenia a través de su servicio de SMS; se les advirtió no atenerse a la información de los agroempresarios, ya que el objetivo de éstos es vender.

El grupo del taller recorrió el ensayo MON810 y el sitio del ensayo confinado en campo, donde tuvieron oportunidad de observar un cultivo OGM por vez primera. Fue alentador para los organizadores del evento escuchar que la mayoría de los agricultores se referían en forma positiva a la tecnología y a las variedades del ensayo; muchos de ellos expresaron su deseo de ensayar las variedades GM.

WEMA2