Un estudio reciente descubre la huella climática de los alimentos preferidos en la India

November 7, 2017
Farmer weeding maize field in Bihar, India. Photo: M. DeFreese/CIMMYT.

Una agricultora desyerba su sembradío de maíz en Bihar, India. Foto: M. DeFreese/CIMMYT.

India necesita resolver el problema de las emisiones de gases de invernadero de sus sectores arrocero y ganadero, según un estudio realizado por el CIMMYT y sus colaboradores. Los investigadores afirman que esto puede y debe hacerse en formas que mejoren los rendimientos y sustenten la seguridad alimentaria y nutricional.

India tiene serios problemas para alimentar a su creciente población. El hambre es una constante y hay más de 190 millones de personas que padecen desnutrición –casi el 25% de la carga de hambre mundial que afecta a 4 de cada 10 niños. Aunque la productividad de los principales cultivos ha estado aumentando desde la revolución verde, el aumento de los rendimientos ha disminuido recientemente, y muchas de las personas más pobres y más vulnerables del país se han quedado rezagadas. Alimentar a una población en constante crecimiento es una tarea colosal que se complica aún más a medida que el cambio climático produce sus efectos y provoca sequías, plagas, temperaturas extremas e inundaciones.

Paradójicamente, la India es también el segundo productor mundial de alimentos, y la agricultura es parte vital de la economía del país. La agricultura en la India también produce cerca del 18% de las emisiones de gases de invernadero en el país, lo cual hace que la agricultura sea un sector importante que debe tomar medidas para contrarrestar los efectos del clima. De hecho, el gobierno de la India ya ha expresado que, como parte del acuerdo de París sobre Cambio Climático, está dispuesto a reducir las emisiones de gases de invernadero generadas por la agricultura, en un esfuerzo por mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C. Para que esto ocurra, los líderes del país tienen que saber hacia dónde enfocar sus esfuerzos y encontrar formas de reducir las emisiones sin poner en riesgo la seguridad alimentaria y nutricional.

Los sitios más afectados por el cambio climático en la India
Un estudio reciente ha encontrado algunas respuestas a esta interrogante y ofrece algunas ideas sobre cómo un cambio en la dieta de las personas podría influir en las emisiones de gases de invernadero a futuro. El estudio titulado Greenhouse gas emissions from agricultural food production to supply Indian diets: Implications for climate change mitigation (Emisiones de gases de invernadero derivadas de la siembra de los cultivos que alimentan a la población de la India: Implicaciones para la mitigación del cambio climático), fue realizado por investigadores del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y sus colaboradores de la Universidad de Aberdeen y de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Utilizando el modelo empírico Cool Farm Tool, los investigadores analizaron las emisiones de gases de invernadero a nivel de finca de 20 importantes productos alimentarios básicos en la India; los resultados revelaron que el arroz y los productos de origen animal como la carne, la leche y los huevos son los responsables de emitir la mayor cantidad de gases de invernadero.

Cuando se observó el nivel de emisión por unidad de área y de producto, el arroz resultó ser la mayor fuente de emisiones en la agricultura. El hecho de inundar continuamente los arrozales libera enormes cantidades de metano, sobre todo cuando se los compara con los terrenos que se inundan o se riegan de manera intermitente. Los científicos descubrieron que el potencial total de calentamiento global del arroz por hectárea es mucho mayor que el que se había estado reportando en la literatura existente y a nivel nacional.

Encontraron también que la carne, los huevos y la leche generan grandes emisiones por unidad de producción. Los autores advierten que los productos de origen animal generarán gran parte de las emisiones globales a medida que la clase media de la India crezca, las tradiciones evolucionen y los consumidores incluyan en su dieta más productos de origen animal. Pese a lo anterior, es probable que la India no repita la rápida trayectoria hacia el consumo de carne de otros países grandes como China, debido a la preferencia cultural de la población india por una dieta lacto-ovo-vegetariana.

No hay un equilibrio entre la mitigación y la seguridad alimentaria
Saber cuáles son los lugares donde la agricultura produce más emisiones de gases en la India es un paso decisivo para tomar acciones. “Estos datos pueden ayudar a los agricultores, investigadores y formuladores de políticas a entender y controlar estas emisiones, así como a identificar respuestas de mitigación que sean congruentes con las prioridades de la seguridad alimentaria y el desarrollo económico de la India”, opina Tek Sapkota, científico del CIMMYT y coautor del estudio. “La agricultura es un sector importante de la economía”, refiere. “Si la India tiene que reducir el total de sus emisiones, entonces la agricultura tiene que hacer lo que le corresponde”, explica, y menciona que las emisiones de la agricultura deben disminuir en todo el mundo para lograr el objetivo de mantener el incremento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C.

En los diálogos sobre los efectos del clima en la agricultura de las Naciones Unidas, algunos países constantemente se han resistido a promover la mitigación en la agricultura, debido al temor de que esto podría poner en riesgo la seguridad alimentaria y nutricional. Esto es un “mal entendido”, según el Dr. Sapkota. “Hemos visto que muchas prácticas agrícolas que prometen aumentar la producción y aumentar la capacidad de un sistema para contrarrestar los efectos del cambio climático también reducen las emisiones”, explica el científico. Los autores del estudio hacen énfasis en que la mitigación debe ser un co-beneficio de prácticas agronómicas mejoradas y más eficientes, y que las intervenciones tienen que considerar lo que esas prácticas implican para la nutrición y la salud. Los negociadores de los próximos diálogos sobre el clima de las Naciones Unidas en Bonn deberán tener esto en cuenta cuando tomen decisiones sobre la agricultura.

Soluciones sustentables
Hay muchos métodos y tecnologías en la agricultura que pueden contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional y, al mismo tiempo, fomentar la adaptación y la mitigación de los efectos del cambio climático. El Dr. Sapkota forma parte de un equipo que lleva a cabo un análisis detallado de las opciones de mitigación, su potencial de mitigación a nivel nacional y los costos de su adopción con el fin de identificar el potencial de mitigación total del sector agrícola indio. El estudio se publicará dentro de poco y ayudará a crear un panorama más completo de las soluciones que existen.

A new study finds sustainable agriculture can cut emissions in India. Photo: M. DeFreese/CIMMYT.

Un estudio reciente revela que la agricultura sustentable puede reducir las emisiones en la India. Foto: M. DeFreese/CIMMYT

Como ejemplo, el Dr. Sapkota señala la agricultura de conservación, que se basa en los principios de movimiento mínimo del suelo, cobertura permanente del suelo y rotación de diversos cultivos. Las técnicas de la agricultura de conservación pueden aumentar la producción de manera sustentable, ya que mejoran la eficiencia en el uso del agua, y además reducen el consumo de fertilizante, el uso de maquinaria y el consumo de combustible. Al utilizar este sistema “es posible reducir los costos de producción, sin poner en riesgo el rendimiento. En algunos casos los rendimientos aumentan. Es un sistema que genera beneficios en todos sentidos”, asegura. Los agricultores ya están manejando los nutrientes de manera más precisa mediante el uso de varias herramientas como el GreenSeeker y de técnicas como enterrar el fertilizante en el suelo en lugar de esparcirlo al voleo. Están utilizando también sistemas de apoyo a la toma de decisiones como Nutrient expert y Crop Manager, que los ayudan a descubrir cuánto fertilizante deben aplicar, así como en qué momento y en qué lugar aplicarlos. Estas prácticas han demostrado que reducen la cantidad de fertilizante que se necesita y, al mismo tiempo, mantienen e incluso aumentan los rendimientos.

De manera similar, humedecer y secar alternadamente los arrozales, que de otra manera se mantienen inundados, puede reducir substancialmente las emisiones de metano. En Vietnam y las Filipinas, los agricultores han utilizado este método con buenos resultados y las emisiones de metano han disminuido un 48%, sin reducir el rendimiento.

En el sector ganadero, hay varias formas de reducir las emisiones, entre ellas, un manejo más eficiente del estiércol, cambiar las raciones de alimento, sembrar cultivos forrajeros de manera más sustentable y alimentar a los animales con los rastrojos que de otra manera señearían quemados.

Aunque el estudio identifica los productos alimentarios que dejan una gran huella climática, es importante no pensar en soluciones producto por producto o cultivo por cultivo, según el Dr. Sapkota. “Los agricultores siembran cultivos dentro de un sistema y, por tanto, necesitamos soluciones basadas en los sistemas”, apunta. “Por ejemplo, en el sistema arroz-trigo de las Llanuras Indogangéticas, si uno quiere practicar la agricultura de conservación no debe enfocarse en un solo cultivo, ya que la forma en que se utilizan el agua, la energía, los nutrientes y otros recursos en un cultivo tendrá repercusiones en los otros cultivos”, explica.

Los resultados de este estudio son un importante punto de partida. “India está avanzando en la dirección correcta”, dice el Dr. Sapkota. “Ahora es necesario realizar más investigación, a fin de mostrar la eficacia de las opciones técnicas de mitigación que reducen las emisiones sin poner en riesgo los rendimientos y los beneficios”, recalca. El gobierno también debe trabajar más de cerca con la gente sobre el terreno: “Los extensionistas y las comunidades agrícolas deben estar conscientes de que son parte de este movimiento encaminado a mitigar los efectos del cambio climático”, añade el científico.

En los Diálogos sobre el Cambio Climático que sostendrán funcionarios de las Naciones Unidas, el CIMMYT dará a conocer innovaciones que pueden ayudar a los agricultores a mitigar los efectos del cambio climático. Lea más historias de esta serie y síganos en Twitter @CIMMYT para enterarse de lo más reciente sobre el tema.

Descargue el estudio:
Vetter SH, Sapkota TB, Hillier J, Stirling CM, Macdiarmid JI, Aleksandrowicz L, Green R, Joy EJM, Dangour PD, Smith P. 2017. Greenhouse gas emissions from agricultural food production to supply Indian diets: Implications for climate change mitigation. Agriculture, Ecosystems & Environment 237: 234-241.

Agradecimientos
Este estudio forma parte del proyecto Sustainable and Healthy Diets in India (SAHDI) financiado por el Fondo Wellcome como parte de las actividades del programa‘Our Planet, Our Health’ (Subvención número 103932) y del India Greenhouse Gas Mitigation Study realizado por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), así como del Programa de Investigación del CGIAR sobre el Cambio Climático, la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (CCAFS).

receive-newsletter-1es


Etiquetas:, ,