• Home
  • Tributo perenne al Dr. Norman Borlaug

Tributo perenne al Dr. Norman Borlaug

April 6, 2012

El 25 de marzo 2012, el CIMMYT celebró el que habría sido el cumpleaños número 98 del Dr. Borlaug con la develación de una estatua en el CENEB, en Ciudad Obregón, México. El Director General, Dr. Thomas Lumpkin, dedicó este tributo al “Padre de la Revolución Verde”, ante un grupo de 100 personas procedentes de 34 países de cuyos campos proviene el 97% de la producción mundial de trigo.

En su discurso, el Dr. Lumpkin rindió un homenaje al hombre cuyo legado heredaron tanto Ciudad Obregón como el resto del mundo, y subrayó cuán importante es esta estatua, obra de la escultora Katharine McDavitt, que muestra al Dr. Borlaug en el campo, en plena flor de su vida. Esculpir la figura broncínea, cuya realización fue posible gracias al Patronato, llevó cientos de horas; se tiene planeado erigir una más en El Batán y otra en Iowa, estado natal del Dr. Borlaug.

Hija del finado Dr. Borlaug, la Sra. Jeanie Borlaug participó también en la conmemoración. Es la presidenta de la Iniciativa Mundial Borlaug de Combate a la Roya (BGRI), que continúa la labor del Padre de la Revolución Verde para atenuar la vulnerabilidad de la producción de trigo en el mundo ante las royas negra, amarilla y de la hoja. Hubo varios otros representantes de BGRI y colegas del homenajeado.

El Dr. Lumpkin aprovechó esta oportunidad para expresar su beneplácito porque uno de los últimos deseos del Dr. Borlaug, el de re-establecer las relaciones entre el CIMMYT y México.

La colaboración con México fue la que inspiró el trabajo del Dr. Borlaug en su investigación sobre trigo, que culminó en la Revolución Verde y gracias a lo cual se salvaron alrededor de 1 millón de vidas, al disponer de nuevas mejoradas de trigo. Que esta celebración del cumpleaños del Dr. Borlaug sea un recordatorio para todos nosotros de todo lo que el CIMMYT es capaz de hacer y de por qué nuestro trabajo es tan importante; él “creía que ningún niño merecía ir a la cama sin haber comido, y que todos los niños tenían derecho a recibir educación;”, expresó la Sra. Borlaug, “con todos estos desafíos por delante, tienen en sus manos el futuro de los hambrientos del mundo.”


HISTORIAS RELACIONADAS

LO MÁS DESTACADO