Tres tecnologías que están cambiando la agricultura en Bangladesh

October 11, 2017

En países agrarios como Bangladesh, la agricultura puede llegar a ser una fuerza potente que aumenta no solo los ingresos familiares, sino también toda la economía del país.

La implementación de políticas congruentes, la inversión en tecnología, la infraestructura rural y el capital humano triplicaron la producción de cereales alimentarios en Bangladesh de 1972 a 2014 incrementando así la seguridad alimentaria. Entre 2005 y 2010, la agricultura contribuyó 90% de la reducción de pobreza en el país.

Bangladesh se encuentra ahora bajo la amenaza de sequías, inundaciones y eventos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes debido al cambio climático. En respuesta ante esta situación, las comunidades rurales se están adaptando mediante soluciones innovadoras y específicas a cada lugar que combinan prácticas y tecnologías sustentables.

“La mecanización es una parte muy importante del futuro de la agricultura en Bangladesh”, señaló Janina Jaruzelski, directora de misión en Bangladesh de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), durante su visita a las zonas donde el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) está ayudando a comercializar tres máquinas agrícolas (bombas de flujo axial, cosechadoras y sembradoras directas) para ayudar a los agricultores a prosperar pese a las condiciones de producción que cada vez son más difíciles.

A continuación, se describe cómo estas tres tecnologías están transformando la agricultura en Bangladesh.

Bombas de flujo axial
La bomba de flujo axial es una tecnología de riego superficial de precio bajo que reduce los costos hasta en un 50% en elevaciones bajas, es decir, en lugares donde los depósitos de agua están cerca de la superficie del campo y, por tanto, es fácil bombear el agua para regar las parcelas. El riego con agua superficial consiste en aprovechar el agua utilizando bombas de riego de elevación baja, como las bombas de flujo axial, y redes de canales de distribución operadas por proveedores de agua que la llevan directamente a los campos de los agricultores.

Por ejemplo, Mosammat Lima Begum, de 24 años, que vive en un poblado del distrito de Barisal en Bangladesh, obtuvo una bomba de flujo axial y capacitación por medio del proyecto Sistemas de Producción de Cereales en el Sur de Asia (CSISA) del CIMMYT. Después de la capacitación, Begum inició su propio negocio como proveedor de servicios de riego para sus vecinos, con lo cual sus ingresos aumentaron cerca de 400 dólares en un año.

La extracción del agua subterránea –una práctica común de riego en gran parte del sur de Asia– puede generar altos costos de energía eléctrica y riesgos para la salud debido a la contaminación natural del agua subterránea por arsénico en Bangladesh. El agua superficial constituye una opción que reduce el consumo de energía eléctrica y las emisiones de carbono.

Si desea más información sobre cómo las bombas de flujo axial y el agua de riego superficial ayudan a los agricultores, haga clic aquí.

Axial Flow Pump. Photo: CIMMYT.

Bomba de flujo axial. Foto: CIMMYT

Cosechadoras
Las cosechadoras permiten a los agricultores cosechar mecánicamente y sembrar los cultivos del siguiente ciclo, con lo cual ahorran 30% de lo que normalmente les cuesta cosechar. La cosechadora mecánica de dos ruedas es particularmente popular en Bangladesh, sobre todo entre las mujeres, ya que es fácil de maniobrar. Ayuda también a los agricultores a resolver el problema de la creciente escasez de mano de obra —una tendencia que ha seguido aumentando a medida que la economía del país crece y más personas abandonan las zonas rurales para ir a otros lugares en busca de empleo.

Al igual que con las bombas de flujo axial, los proveedores locales de servicios –empresarios que compran maquinaria agrícola y alquilan sus servicios– ahora están ofreciendo sus servicios de cosecha a los pequeños productores a precio accesible.

Entérese de cómo las cosechadoras reducen los costos y los riesgos de dañar la cosecha, convirtiéndose así en herramientas básicas que aumentan la eficiencia de los agricultores de Bangladesh.

Reaper. Photo: CIMMYT.

Cosechadora. Foto: CIMMYT

Sembradoras directas y fertilizadoras
Las sembradoras directas y fertilizadoras aran, siembran y fertilizan en hileras simultáneamente y con gran precisión. A menudo son impulsadas por tractores de dos ruedas.

Desde 2013, alrededor de 66 proveedores de servicios en Barisal, Bangladesh, han utilizado sembradoras directas para sembrar más de 640 hectáreas de tierra de más de 1,300 agricultores. Estos implementos ahorran 30% de los costos de combustible en comparación con las sembradoras mecanizadas tradicionales, y ahorran cerca de 58 dólares y 60 horas de laboreo por hectárea. A la fecha, en el suroeste de Bangladesh, donde opera el proyecto Feed the Future de USAID, 818 proveedores de servicios han utilizado sembradoras directas para sembrar más de 25,500 hectáreas pertenecientes a 62,000 agricultores de pequeña escala.

Estas sembradoras también permiten a los agricultores sembrar aplicando prácticas de la agricultura de conservación como la labranza en franjas, un sistema que ara pequeñas franjas de tierra en las que se colocan la semilla y el fertilizante, lo cual reduce los costos de producción, mantiene la humedad del suelo y ayuda a aumentar los rendimientos.

Desde 2013, el CIMMYT ha facilitado la venta de más de 2,000 máquinas agrícolas a más de 1,800 proveedores de servicios, lo cual ha permitido llegar a 90,000 agricultores. Por conducto del proyecto Mecanización y Riego de CSISA, el CIMMYT continuará transformando la agricultura en el sur de Bangladesh mediante el aumento de la productividad en los campos de los agricultores bangladesíes durante la temporada de secas, aplicando riego superficial, utilizando maquinaria agrícola eficiente y servicios locales.

Seed fertilizer drill. Photo: CIMMYT.

Sembradora que coloca la semilla en el suelo y aplica fertilizante. Foto: CIMMYT

receive-newsletter-1es


Etiquetas:,