Tres décadas de apoyar a los productores de maíz del sur de África

January 9, 2016

Mulugetta Mekuria (izq.) habla con Casper Kamutando, estudiante de mejoramiento de maíz en el CIMMYT, durante la junta de formación de equipos celebrada en Harare, Zimbabwe. Foto: John Mpala/CIMMYT.

En 2015 la Oficina Regional del CIMMYT en el sur de África (CIMMYT-SARO) cumplió 30 años de generar nuevas variedades de maíz adaptadas a las necesidades de los pequeños productores de Zimbabwe y la región de África subsahariana.

“Los híbridos de maíz biofortificados y tolerantes a diversos estreses que ha generado el CIMMYT-SARO han sido liberados por sus colaboradores en África oriental y África austral”, recalcó Amsal Tarekegne, mejorador de maíz del CIMMYT-SARO.

El CIMMYT-SARO y sus colaboradores también han generado nuevas variedades que rinden entre 20 y 30% más que las variedades comerciales ampliamente cultivadas en condiciones de sequía y escasez de nitrógeno.

Los agricultores de África oriental y África austral necesitan variedades resilientes al clima, de alto rendimiento y nutritivas. “El CIMMYT-SARO ha logrado este objetivo al generar no solo híbridos tolerantes a diversos estreses listos para liberarse en Kenia, sino también ocho híbridos liberados en Zambia, 10 en Sudáfrica, cuatro en Zimbabwe y tres en Tanzania”, dijo Mulugetta Mekuria, representante del CIMMYT-SARO, al dirigirse a más de 100 miembros del personal que participaron en una junta de formación de equipos, el 11 de diciembre de 2015.

“Además de estos híbridos, se liberaron cuatro variedades de maíz biofortificado con provitamina A: tres en Zambia y una en Zimbabwe; también se liberaron cinco híbridos de calidad proteínica (QPM): dos en Zambia, dos en Sudáfrica y una en Tanzania”, agregó Mekuria.

Más de 100,000 paquetes de 1,200 híbridos y variedades generados por el CIMMYT-Zimbabwe y sus colaboradores fueron enviados a los sistemas nacionales de investigación agrícola y empresas privadas de África oriental y África austral. Foto: Amsal Tarekegne/CIMMYT.

Más de 100,000 paquetes de 1,200 híbridos y variedades generados por el CIMMYT-Zimbabwe y sus colaboradores fueron enviados a los sistemas nacionales de investigación agrícola y empresas privadas de África oriental y África austral. Foto: Amsal Tarekegne/CIMMYT.

 La deficiencia de vitamina A está ampliamente extendida en África donde ocasiona morbilidad, ceguera e incluso la muerte. El maíz es un cultivo alimentario básico en la región y los híbridos con provitamina A ayudan a evitar muchas de estas enfermedades. También se ha comprobado que el maíz con calidad proteínica ayuda a aumentar la tasa de crecimiento de niños moderadamente desnutridos cuya dieta se basa principalmente en el maíz.

“Hasta ahora hemos recibido más de 15 nuevas solicitudes de derechos para utilizar híbridos del CIMMYT incluidos en los ensayos de 2013 y 2014″, informó Tarekegne. Las solicitudes de ensayos regionales tienen gran demanda por parte compañías semilleras emergentes de toda la región y también de Egipto, Nigeria, Paquistán y otros países de Asia y América Latina.

Asimismo, en marzo de 2015 se puso en marcha el proyecto Distribución de semilla de maíz tolerante a la sequía a gran escala (DTMASS), financiado por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID). Con base en los logros del proyecto Maíz tolerante a la sequía para África y otros proyectos sobre maíz que el CIMMYT-África llevó a cabo de 2007 a 2014, DTMASS pretende satisfacer la demanda y mejorar el acceso a maíz de buena calidad mediante la producción y distribución de variedades mejoradas tolerantes a la sequía, resilientes a factores adversos, de alto rendimiento y precio accesible para los pequeños productores de siete países de África oriental y África austral.

En mayo de 2015, la iniciativa Feed the Future-Malawi de USAID puso en marcha el proyecto Sistemas y Tecnologías de Semilla Mejorada (MISST), cuyo objetivo es reducir la pobreza y combatir el hambre de manera sustentable en Malawi.

“CIMMYT-SARO espera poder trabajar otros 30 años con los agricultores del continente africano y otros países para seguir proporcionando la mejor semilla de maíz y asistencia profesional que existe”, añadió Mekuria.

Durante su participación en la junta de formación de equipos del CIMMYT-SARO, Jonah Mungoshi, un reconocido conferencista, motivador e instructor zimbabwense, hizo sugerencias a los participantes en torno a cómo tener éxito en el lugar de trabajo. El técnico en sanidad de semilla del CIMMYT-SARO Tanyaradzwa Sengwe dijo que apreciaba el ámbito profesional de SARO y que esperaba que continúe así o que incluso mejore en el futuro.


Etiquetas: