• Home
  • Taller del proyecto FONTAGRO en Colombia

Taller del proyecto FONTAGRO en Colombia

October 26, 2012

El proyecto FONTAGRO denominado “Desarrollo de líneas de maíz que combinan tolerancia a sequía y resistencia a pudrición de mazorca como una forma de mitigar los efectos del cambio climático y minimizar la contaminación por toxinas” realizó un taller de trabajo del 11 al 14 de septiembre en Montería, Colombia. Al taller, que organizaron el CIMMYT y Sergio Mejía de CORPOICA, reunió a investigadores y colaboradores de Perú, Panamá, Honduras y Colombia. Los asistentes aprendieron conceptos de la producción de semilla y exploraron vías para ponerse en contacto con las compañías semilleras a fin de generar productos de calidad para los agricultores. El programa incluyó también técnicas de cosecha y recolección de datos agronómicos de los ensayos de validación.

Gracias al proyecto FONTAGRO se han liberado dos variedades que contienen tolerancia a sequía y resistencia a pudrición de la mazorca y a las micotoxinas, que ya fueron registradas y liberadas en Honduras. Otras dos variedades están en proceso de ser validadas para liberación en Colombia y Nicaragua. Las micotoxinas son sustancias de origen fúngico que se alojan en los granos del maíz y que causan serios estragos en la salud humana y de los animales, cuando éstos consumen grano contaminado. Tiene el potencial de causa problemas crónicos de salud si se les consume de manera directa, a través de productos de origen animal, contacto con la piel o si se les inhala. Las tecnologías pre y postcosecha han ayudado a reducir estas toxinas en el maíz.

“Gracias al generoso apoyo del Director de Corpoica-Turipana, el curso resultó muy bien”, según George Mahuku, líder del proyecto FONTAGRO. En sus palabras de bienvenida, el Dr. Mahuku destacó los logros del proyecto en cuanto a validación y distribución de variedades e híbridos de maíz. “Mediante el proyecto hemos logrado también concientizar a la gente sobre el peligro que representa el maíz contaminado”, dijo Mahuku.

Luis Narro del CIMMYT-Colombia habló del trabajo que están haciendo en mejoramiento de maíz y de los inicios de la producción de híbridos. Félix San Vicente, líder del Consorcio Internacional para Elevar el Rendimiento del Maíz (IMIC)-América Latina, explicó los conceptos del IMIC y los Programas de Investigación del CGIAR (CRP en inglés) MAÍZ y TRIGO, así como vías para canalizar los productos de este proyecto e integrarlos al concepto CRP/IMIC a fin de aumentar su difusión y distribución. César Ruiz de Semivalle, una semillera del sector privada con base en Colombia, compartió sus conocimientos de la industria semillera y sobre la interacción entre las instituciones públicas y las empresas privadas, que son un componente crucial del proyecto para que las variedades mejoradas puedan llegar a los agricultores. Alba Arcos, estudiante de doctorado del CIMMYT-Colombia, hizo una presentación de la tecnología de dobles haploides y de cómo se le puede aprovechar para acelerar el desarrollo de líneas puras con una combinación de rasgos diferentes y favorables.

“El taller fue un éxito y gracias al proyecto se han generado varios productos en tres años, que incluye datos de la incidencia y prevalencia de la contaminación del maíz causada por aflatoxinas y fumonisina. Esperamos poder contar con más fondos para seguir trabajando y asegurarnos de que estos productos se ensayen en toda la región de América Latina”, dijo Mahuku. En general, el proyecto FONTAGRO y su red de colaboradores han generado más de 6,000 líneas de dobles haploides (DH) en cuya estructura se combinan tolerancia a la sequía y resistencia a la pudrición de mazorca.

Durante el taller los colaboradores definieron los próximos pasos a seguir en el proyecto. Discutieron también la posible canalización de fondos del IMIC y MAIZE para que continúe la red de mejoradores, investigadores y semilleras, pero este es un asunto al que tendrá que darse seguimiento. A fines de noviembre se impartirá un curso en español sobre tecnología DH en El Batán, México. En este curso se tomarán como base los resultados del taller en Montería y se promoverá el establecimiento de alianzas a lo largo y ancho de América Latina.