• Home
  • Siempre un paso adelante en la batalla contra la necrosis letal del maíz

Siempre un paso adelante en la batalla contra la necrosis letal del maíz

July 30, 2013

MLN Eastern Africa1“Ahora puedo identificar con precisión las plantas afectadas la necrosis letal de maíz”, declaró Regina Tende, estudiante de doctorado adjunta en el CIMMYT, después del taller “Identificación y manejo de la necrosis letal de maíz” que impartieron el CIMMYT-Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI) en Narok, Kenia, del 30 de junio al 3 de julio 2013. Hace unas semanas sin embargo las cosas fueron diferentes para Tende, que es también investigadora sénior del KARI en Katumani, cuando un agricultor le llevó muestras de hojas con síntomas de necrosis letal del maíz (MLN) para que las examinara.

Tende es una de los muchos científicos y técnicos que tienen dificultad para diferenciar la MLN y otras enfermedades o estreses abióticos con síntomas similares. Según Stephen Mugo, científico principal del Programa Global de Maíz que organizó el taller, esta dificultad fue la que los motivó (al CIMMYT y al KARI) a impartir el taller y crear conciencia acerca de la MLN entre los científicos, técnicos y personal de campo especializado, capacitarlos en el diagnóstico de la enfermedad en los viveros, ensayos y producción de semilla en el campo; instruirlos en cómo calificar la severidad de la MLN para que los datos que se generan en los ensayos de selección sean de mejor calidad; e introducirlos en el manejo de la enfermedad en los sitios de selección en campo. Participaron en el taller 80 científicos y técnicos del CIMMYT, el KARI y colaboradores de otros sistemas nacionales de investigación agrícola (SNIA) procedentes de Tanzania, Uganda, Rwanda y Zimbabwe.

“Es importante que toda la gente que se dedica a esta tarea, en particular los técnicos que interactúan con las plantas y supervisan actividades en las estaciones todos los días, conozcan y entiendan la enfermedad y así puedan inspeccionar el terreno y distinguir sus síntomas entre aquellos de enfermedades similares y los de la deficiencia de nitrógeno”, destacó el director del Programa Global de Maíz B.M. Prasanna.

Identificar de manera apropiada y oportuna la enfermedad, que es también un requisito para hacer un control eficaz, no es tarea fácil. El mejorador de maíz Biswanath Das explica: “En primer lugar, la enfermedad es causada por la combinación de dos virus: el virus del moteado clorótico (MCMV) y el virus del mosaico de la caña de azúcar (SCMV) del maíz. En segundo lugar, sus síntomas –manchas en gran parte de superficie foliar, necrosamiento del cogollo, achaparramiento (poca distancia entre internodos), hojas necrosadas, escasa producción de granos o granos arrugados– no siempre son exclusivos de la MLN, sino que pueden ser causados por otras enfermedades fúngicas o condiciones abióticas”.

El taller es solo una de las iniciativas del CIMMYT/ KARI para combatir esta enfermedad que constituye una amenaza para todo lo que se ha logrado hasta ahora en el mejoramiento de maíz. “Cerca del 99% de las variedades de maíz comercial que hasta ahora se han liberado en Kenia son susceptibles a la MLN, y por tanto es importante que instituciones como el CIMMYT y el KARI, en estrecha colaboración con el sector semillero, desarrollen y pongan en circulación variedades resistentes lo más pronto posible”, exhortó Prasanna. Una de las grandes iniciativas en esta lucha es el establecimiento de un sitio de selección centralizado bajo inoculación artificial en África oriental, en la estación de investigación pecuaria del KARI, en Naivasha. También se está planeando la creación de una red de sitios de ensayo (bajo presión natural de MLN) en la región, que se encargará de evaluar materiales promisorios de los ensayos de inoculación artificial en Naivasha. En Kiboko se está construyendo un moderno sitio destinado a la inducción de haploidía y éste tendrá también un papel decisivo para acelerar el desarrollo de germoplasma resistente a MLN. “La tecnología DH, en conjunto con los marcadores moleculares, ayudará a reducir a la mitad el tiempo que se necesitaba para generar versiones resistentes a MLN de las actuales líneas elite susceptibles”, reportó Prasanna.

En su discurso inaugural, Joseph Ng’etich, subdirector de Protección de Especies Vegeales del Ministerio de Agricultura, señaló que alrededor de 26,000 hectáreas de maíz en Kenia fueron afectadas en 2012 y que las pérdidas estimadas sumaron 56,730 toneladas, valuadas en aproximadamente 23.5 millones de dólares estadounidenses. Los productores de semilla también tuvieron pérdidas cuantiosas de semilla prebásica en 2012: Agriseed perdió 10 acres en Narok; Kenya Seed 75; y Monsanto 20 acres en la finca Migtyo en Baringo, reportó Dickson Ligeyo, investigador sénior del KARI y jefe del Grupo de Trabajo de Maíz en Kenia.

Aunque estas pérdidas representan únicamente el 1.7%, Ligeyo aseguró que en Kenia no se correrán riesgos y que se han avenido con numerosas medidas y recomendaciones: a los agricultores de zonas donde llueve todo el año o el maíz se produce con riego se les ha recomendado que siembren maíz solo una vez al año; se ha decretado estado de cuarentena y se ha solicitado a los agricultores que desechen materiales de los campos y que suspendan todo desplazamiento de maíz sin madurar de áreas afectadas a áreas no afectadas; las compañías semilleras deberán asegurarse de que la semilla sea tratada con productos apropiados y en las dosis recomendadas; asimismo deberán promover buenas prácticas agrícolas, diversificación de cultivos y rotación con otros cultivos que no sean de cereales.

A lo largo del taller los participantes aprendieron sobre los aspectos teóricos de la MLN, como la dinámica de la enfermedad, el manejo de los ensayos y los viveros, y cómo identificar germoplasma que será mejorado con resistencia. Participaron también en sesiones prácticas de inoculación artificial y detección y calificación de síntomas.

Varios científicos del CIMMYT desempeñaron un papel activo en la organización del taller, como los mejoradores Stephen Mugo, Biswanath Das, Yoseph Beyene y Lewis Machida; el entomólogo Tadele Tefera; y el especialista en sistemas de semilla Mosisa Regasa. Estuvieron acompañados de Bramwel Wanjala (científico del KARI), Florence Munguti (funcionaria de normas de KEPHIS), Claver Ngaboyisonga (Rwanda), Dickson Ligeyo (Kenia), Julius Serumaga (Uganda) y Kheri Kitenge (Tanzania), líderes de investigación de los SNIA de maíz.

Al final del taller, Raphael Ngigi, ejecutivo del programa de Cultivos Alimentarios del KARI, en representación del director, instó a los participantes a poner en práctica sus nuevos conocimientos en sus respectivos países o en las regiones de Kenia, para ayudar a combatir la MLN, tanto en las estaciones como en los campos de los agricultores.

Respecto a lo útil que será el taller, Fred Manyara, técnico del KARI en Embu, dijo: “Ya no podré decir que no sé o que no estoy seguro, si algún agricultor me pregunta sobre la MLN”.