Reflexiones del afgano Zaki Afshar, becario de trigo

September 28, 2015
Zaki Afshar en el campo, en el CIMMYT-Afganistán, tras concluir el curso básico de mejoramiento de trigo 2015. Foto: Zaki Afshar/CIMMYT

Zaki Afshar en el campo, en el CIMMYT-Afganistán, tras concluir el curso básico de mejoramiento de trigo 2015. Foto: Zaki Afshar/CIMMYT

Zaki Afshar creció en una pequeña ciudad de Puli Khumri, al norte de Afganistán, y cada fin de semana visitaba la finca de siete hectáreas de su papá. En esta localidad agrícola donde los cultivos básicos son el trigo y el arroz, Afshar previó el impacto que la agricultura podría generar en la comunidad.

“Una de las principales razones por las que elegí la agricultura es que veía que los campesinos trabajaban arduamente y aun así padecían penurias”, recuerda Afshar. “Quería saber cómo podía ayudarlos. ¿Por qué no estaban utilizando las modernas tecnologías que había visto en otras partes del mundo.”

Según la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), el 60% de la población afgana depende de la agricultura para obtener comida y sustento. El trigo es el principal cultivo alimentario en ese país; se siembra en 2.5 millones de hectáreas y aporta cerca del 60% de la ingesta calórica diaria de un afgano promedio. “Tenemos un sistema agrícola muy básico”, explica Afshar. “Solo tenemos maquinaria para arar y trillar, no tenemos sembradoras, y ya no digamos cosechadoras”.

Afshar fue a la Universidad de Balkh, en Mazari Sharif, donde se graduó en Botánica Agrícola. Por ahora trabaja en la oficina del CIMMYT-Afganistán como colaborador adjunto del programa de mejoramiento de trigo. EL programa de mejoramiento del CIMMYT-ARIA (Instituto de Investigación Agrícola de Afganistán) es relativamente pequeño y nuevo. El sueño de Afshar al llegar al CIMMYT era, en algún momento, formar parte del equipo de mejoramiento. En marzo pasado, Afshar hizo realidad su sueño al participar en el curso básico de mejoramiento de trigo 2015 del CIMMYT. El curso intensivo de tres meses en el Campo Experimental Norman E. Borlaug en Ciudad Obregón, Sonora, México, está dirigido a científicos recién egresados y científicos que están a la mitad de su carrera, y se enfoca en la aplicación de técnicas fitotécnicas en el campo.

“En mi primera visita al campo después de regresar a casa, me di cuenta de cuán diferentes eran las cosas en Kabul y en Obregón”, relata Afshar. “Porque nuestro programa tiene muy poco tiempo, tenemos pocos mejoradores y necesitamos más entrenamiento. Estoy ansioso por compartir con ellos todo lo que aprendí en México”.
En Obregón, Afshar conoció a científicos de todo el mundo y métodos fitotécnicos que se aplican en varias regiones del mundo. Para Afshar era sumamente importante venir a México y capacitarse. Al final del curso, se le entregó un reconocimiento como el alumno más destacado del grupo.

“En el curso aprendí cómo ser un mejorador, cómo trabajan los diferentes mejoradores y adquirí información actualizada sobre el mejoramiento de trigo”, señala. “El momento más emocionante para mí fue cuando me reuní con mi equipo al volver a Afganistán. Me fue fácil detectar y diferenciar los diferentes tipos de roya, y me di cuenta de que todos los presentes ponían mucha atención a lo que yo decía”.


Etiquetas:, ,