Programa de innovación agrícola en Pakistán

October 10, 2013

PakistanImtiaz Muhammad

Científicos pakistaníes y de otros países están ampliando su rango de actividades para agilizar el acceso a variedades de maíz resistente a las variaciones del clima y trigo resistente a la roya, y para que los agricultores tengan un mejor acceso a semilla de calidad, como parte del Programa de Innovación Agrícola (PIA). Quienes colaboran en el proyecto discutieron estas prioridades durante una junta, cuyo tema fueron los cereales y sus sistemas de producción, celebrada en el Centro de Investigación Agrícola, en Islamabad, el 29 y 30 de agosto.

AIP es un proyecto financiado por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) destinado a la investigación sobre cereales, verduras y ganado en Pakistán, un país que debe encontrar soluciones ante el acelerado crecimiento de su población y los efectos adversos del cambio climático. El CIMMYT está trabajando con el Consejo de Investigación Agrícola de Pakistán (PARC), el Instituto Internacional de Investigación sobre Arroz (IRRI) y otros colaboradores, a fin de aumentar la productividad en el campo y el valor de los productos agrícolas. El programa apoya a Pakistán en materia de investigación agrícola para el desarrollo, que incluye establecer vínculos entre la investigación y sus beneficiarios; aumentar la inversión; generar, compartir y hacer uso de los conocimientos derivados de la agricultura para el desarrollo; y mostrar y difundir los impactos del desarrollo y los beneficios de la innovación agrícola. Agricultores en todo el mundo tienen problemas similares ocasionados por el aumento de los costos de producción y la variación de precios en los mercados, dijo Ken Sayre, consultor del Programa Global de Agricultura de Conservación del CIMMYT. Sayre expuso también las principales razones para generar las tecnologías de la agricultura de conservación y los principales principios de éstas. Éstos incluyen sistemas de semilla que permiten reducir considerablemente la labranza, retienen niveles adecuados de residuos en la superficie del suelo y rotación de varios cultivos.

Son muchas las cuestiones que el PIA puede atender. Los rendimientos de maíz en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa son bajos porque los agricultores no tienen acceso a tecnologías. La mayoría de los productores de maíz en Pakistán siembran a mano e invierten mucho tiempo y dinero; los agricultores necesitan confiar en que la semilla de híbridos es buena antes de pagar una cantidad adicional por ésta. Los participantes discutieron varias opciones para asignar los proyectos de trigo, incluida la rápida difusión de trigo de alto rendimiento y resistente a la roya; la introducción de fungicidas en el manejo del trigo; y crear una cadena de valor para el trigo duro en Pakistán. Hablaron también de probables proyectos y metas relacionados con trigo resiste a las fluctuaciones del clima, el cultivo de trigo duro en la provincia de Balochistán, la estandarización de fungicidas para reducir las pérdidas de rendimiento y una comunicación más eficiente.

En cuanto al plan de trabajo para el cultivo de arroz, entre las áreas de máxima prioridad se establecieron la tolerancia a la subemergencia y al calor en variedades de adaptación local, como Super Basmati, Basmati 515, IR-6 e IR 9, además de resistencia al tizón foliar causado por bacterias y calidad superior de grano. Abdul Rehman y Surapong Sarkarung representaron al IRRI, donde ya comenzaron a realizase algunas actividades. Las prioridades del plan de trabajo de maíz incluyen introducir híbridos de maíz resistentes, generar maíz biofortificado y variedades con resistencia a estreses abióticos que limitan la productividad, y fortalecer el sector de la semilla de maíz.

R. Sadananda, experto en maíz del CIMMYT, participó en la junta para hacer ajustes al programa de trabajo en coordinación con los colaboradores nacionales. Kay Simmons del Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) e Ian C. Winborne, asesor en asuntos de sanidad vegetal del Servicio de Sanidad Animal y Vegetal de USDA en la embajada de Islamabad, dialogaron sobre el aumento de la productividad del trigo en el país.