Potencial genético y agronomía en Perú

January 18, 2011

Desde hace más de cuatro décadas, el gobierno peruano y el CIMMYT han trabajado juntos para elevar la producción y la rentabilidad del maíz en ese país sudamericano. A la fecha la colaboración se ha enfocado en la introducción de germoplasma mejorado, del cual se derivan variedades de polinización abierta e híbridos que hoy en día siembran agricultores peruanos.

En los tres años pasados, mediante un proyecto que se realiza con patrocinio del gobierno de Perú, comenzaron a buscarse opciones para aumentar la producción de maíz, ya que ésta depende tanto del potencial genético como del manejo agronómico. En un esfuerzo por lograr una mayor eficiencia en el manejo agronómico de dicho cereal, se efectuó un curso de agricultura de precisión (AP), del 22 al 26 de noviembre de 2010. El curso tuvo lugar en las instalaciones del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), en Lima, y en él participaron 18 científicos de cinco estaciones experimentales, cuatro universidades, empresas privadas y de la Secretaría Técnica del CGIAR. Los instructores fueron Fabio Leiva, de la Universidad Nacional de Colombia; Argemiro Moreno, Centro Nacional de Investigación de Café; y Kai Sonder, de la oficina de Sistemas de Información Geográfica del CIMMYT.

Varios de los temas expuestos se tratan en el libro Agricultura de Precisión en Cultivos Transitorios (Precision Agriculture in Transient Crops), de Leiva et al. 2008, que se puede conseguir en la biblioteca del CIMMYT-El Batán. Para reafirmar lo aprendido en el aula, los participantes tuvieron la oportunidad de practicar en una parcela experimental del INIA.

Hicieron también un viaje a la estación Vista Florida, en Chiclayo, donde hay 19 parcelas de ensayos como parte de las actividades de Fontagro y donde también próximamente se establecerá una estación para el ensayo de maíz tolerante a sequía. Las condiciones naturales de la zona son muy favorables, ya que la precipitación anual es prácticamente nula y podrá sembrarse maíz dos veces al año.

Ruth López, del INIA, en nombre de los participantes agradeció al gobierno peruano y la colaboración del CIMMYT por organizar eventos que tengan que ver con tecnologías de punta que ayuden a incrementar la producción de alimentos en el mundo.

Ricardo Sevilla, de la Secretaría Técnica del gobierno peruano–CGIAR, dijo que su interés en la AP surgió hace dos años, cuando asistió un curso en los Estados Unidos. Desde entonces, el sueño de Sevilla era que los pequeños agricultores de su país pudieran aplicar los principios de tal tecnología. Con este curso, el sueño de Sevilla está comenzando a cristalizarse.


Etiquetas: