Organización

El CIMMYT surgió de un programa piloto de investigación científica patrocinado por el Gobierno de México y la Fundación Rockefeller en las décadas de 1940 y 1950 destinado a elevar la productividad agrícola en México.

Norman Borlaug, especialista de ese programa, junto con investigadores y agricultores mexicanos, desarrollaron variedades de trigo robustas, de tallo corto, resistentes a las royas y que producían más grano que las variedades tradicionales.

Después de que fueron mejoradas y seleccionadas en diversos sitios de México, las variedades fueron adaptadas a diversas condiciones climáticas. Esas variedades ayudaron a México a lograr su autosuficiencia en trigo en los años 1950 y fueron importadas a India y a Pakistán en la década de los 60, donde ayudaron a salvar a la población de una inminente hambruna y en poco tiempo a elevar de manera impresionante la producción de trigo en ambos países. Estos hechos produjeron la adopción generalizada de variedades mejoradas y prácticas agronómicas, un movimiento al que se conoce como la Revolución Verde.

El CIMMYT se estableció oficialmente en 1966 como organización internacional. El Dr. Borlaug recibió el Premio Nobel de la Paz en 1970 por sus contribuciones a la Revolución Verde, fue científico y líder de investigación sobre trigo en el CIMMYT hasta 1979 y posteriormente consultor del Centro hasta su fallecimiento, en 2009.


NUESTRA HISTORIA

CGIAR

CGIAR

El CIMMYT es una de las organizaciones internacionales independientes de investigación agrícola, no lucrativas, que forman el CGIAR. Los centros cuentan con casi 10,000 científicos, investigadores, técnicos y personal de apoyo que trabajan para lograr la seguridad alimentaria futura. La investigación del CGIAR está destinada a reducir la pobreza rural, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la salud y la nutrición humana y asegurar un uso más sustentable de los recursos naturales. Estas actividades las llevan a cabo 15 centros de investigación en estrecha colaboración con cientos de colaboradores, incluidos institutos de investigación nacionales y regionales, organizaciones de la sociedad civil, académicas y del sector privado.

Los científicos del CGIAR son reclutados en todo el mundo, y cada Centro tiene sus propios estatutos, mesa directiva, director general y personal. Los Centros del CGIAR son responsables de sus programas y operaciones de investigación aplicada y se rigen por políticas y líneas de investigación establecidas por el Consejo del Consorcio. Sin paralelo respecto a su infraestructura de investigación y redes globales, las colecciones de recursos genéticos del CGIAR son las más extensas del mundo.

Los Centros del CGIAR generan y difunden conocimientos, tecnologías y políticas de desarrollo agrícola por conducto de los Programas de Investigación del CGIAR. El Fondo del CGIAR aporta financiamiento plurianual que permita planear actividades de investigación a largo plazo, asignar recursos de acuerdo con las prioridades convenidas y el desembolso de fondos oportuno y previsible. El fondo fiduciario de múltiples donadores financia la investigación que realizan los Centros a través de los Programas de Investigación del CGIAR.

Visite el sitio www.cgiar.org para conocer más del CGIAR y su misión para lograr la seguridad alimentaria futura.