• Home
  • Noticias
  • México, financiamiento y sustentabilidad, la clave para afrontar los retos de la agricultura, dice delegado CIMMYT50

México, financiamiento y sustentabilidad, la clave para afrontar los retos de la agricultura, dice delegado CIMMYT50

September 29, 2016
kropff50

Martin Kropff (derecha), Director General del CIMMYT, y José Calzada Rovirosa, Secretario de Agricultura, con miembros de la prensa durante la conferencia “CIMMYT50” para celebrar el 50 aniversario del CIMMYT en El Batán, México, cerca de la Ciudad de México. CIMMYT/Alfonso Cortés

EL BATÁN, México (CIMMYT) – Aunque para aumentar el suministro de alimentos y satisfacer la demanda en el futuro hay que seguir impulsando la innovación tecnológica, la sustentabilidad siempre debe ser lo primero y lo más importante, dijo Martin Kropff, Director General del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), durante la conferencia para celebrar el 50 aniversario de la organización, a la cual asistieron cerca de 1000 delegados de México y otros países, entre ellos, ministros de agricultura, científicos, formuladores de políticas y agricultores.

“No podemos darnos por satisfechos porque la necesidad es enorme, pero debemos ser cautos al aplicar la ciencia, pues tenemos que tomar en cuenta las necesidades de los agricultores y las condiciones en que trabajan”, aseveró Kropff, al presentar el plan estratégico del CIMMYT hasta 2022. “No se trata solo de la seguridad alimentaria —también tenemos que lograr la seguridad nutricional.”

Kropff detalló que ahora proyecta considerar el maíz y el trigo desde una perspectiva más amplia, como componentes de los sistemas agroalimentarios y no estrictamente como productos básicos, teniendo en cuenta las actividades y las relaciones que determinan cómo los productos alimentarios son producidos, procesados, distribuidos y consumidos, junto con los sistemas humanos y biológicos que dan forma a esas actividades.

“Hay todavía por lo menos 900 millones de personas que se van a la cama con hambre —una cifra que resulta inaceptable ahora, pero que seguirá creciendo al mismo ritmo que la población si no intensificamos nuestros esfuerzos por mejorar los rendimientos de maíz y de trigo”, recalcó y agregó que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas ofrecen una guía para garantizar la seguridad alimentaria.

Kropff anunció también que el CIMMYT forjará más alianzas público-privadas y aumentará su enfoque en el adiestramiento y la formación de capacidades.

Justo cuando la delegación mexicana, incluyendo al Secretario de Agricultura José Calzada Rovirosa, llegó a la principal estación experimental del CIMMYT en El Batán, en las afueras de la Ciudad de México, del cielo cayó un diluvio, pero afortunadamente la lluvia cesó a tiempo para que a mediodía se llevaran a cabo recorridos de campo y visitas al laboratorio de calidad de trigo y al banco de germoplasma.

México tiene un papel importante en el mejoramiento de maíz y de trigo en las cinco estaciones experimentales que el CIMMYT tiene en distintos puntos del país. Además, proporciona financiamiento a programas como MasAgro, proyecto destinado no solo a mejorar variedades de maíz y de trigo, sino que también sustenta las técnicas de la agricultura de conservación que ayudan a incrementar los rendimientos y mejorar la sostenibilidad medioambiental de la agricultura.

“Los logros del CIMMYT son indiscutibles”, afirmó Calzada Rovirosa. “’CIMMYT 50’ es un llamado a nuestra conciencia. El mundo necesita aumentar los rendimientos sin dañar el medio ambiente.”

El Secretario reiteró su continuo apoyo a la alianza entre el CIMMYT y México, que data de muchos años.

“El Gobierno de México mantiene su compromiso de seguir adelante con la promesa que hicimos hace 50 años de apoyar al CIMMYT y la investigación agrícola en México”, expresó Calzada Rovirosa, quien también fue el portador de un mensaje de felicitación del Presidente de México, Lic. Enrique Peña Nieto.

Los agricultores mexicanos estuvieron representados en la conferencia por Rodolfo Rodriguez Flores, presidente del Patronato, organización de agricultores del estado de Sonora, en el norte de México.

Más tarde tocó el turno a los ministros de agricultura de Afganistán, Bangladesh, Kenia y Pakistán, países donde el CIMMYT ha apoyado los programas nacionales de investigación agrícola; los funcionarios hablaron de sus logros y planes a futuro.

El CIMMYT necesita financiamiento seguro y a largo plazo para lograr sus metas, dijo Derek Byerlee, execonomista y asesor del Banco Mundial quien dio el discurso inaugural de la conferencia.

“Aunque las primeras variedades tolerantes a la sequía se generaron en los años ochenta, hasta ahora estamos logrando que se distribuya ampliamente semilla de maíz tolerante a la sequía en África”, añadió Byerlee, quien ha tenido una larga relación con el CIMMYT. “El programa de maíz del CIMMYT trabaja con 200 compañías semilleras internacionales y locales, pues es esencial que llevemos estas variedades a los agricultores.”

La historia del CIMMYT escrita por Byerlee, titulada “The Birth of CIMMYT – Pioneering the idea and ideals of international agricultural research” (La fundación del CIMMYT–Pionero de la idea y los ideales de la investigación agrícola) fue publicada este mes. En el libro describe los problemas que enfrenta la investigación agrícola mundial.

Hoy en día, las redes mundiales financiadas por el sector público que combinan el talento y los recursos de científicos e instituciones de muchos países con el fin de fomentar sistemas agrícolas más productivos y rentables parecen lógicas, pero en sus comienzos después de la Segunda Guerra Mundial, fueron notablemente innovadoras, agregó Byerlee.

Los países en desarrollo tendrán que tomar mayor responsabilidad y participar más en su propio desarrollo agrícola, pero los principios en los que se basó la fundación del CIMMYT y el CGIAR siguen vigentes.

Al mismo tiempo, muchos países donde el CIMMYT trabaja están enfrascados en conflictos, lo cual hace que las actividades de investigación y desarrollo sean difíciles e incluso peligrosas.

Otro momento destacado del día fue el discurso de Sanjaya Rajaram, prolífico mejorador de trigo conocido como el Sultán del Trigo que trabajó muchos años en el CIMMYT como director del Programa Global de Trigo y recibió el Premio Mundial de la Alimentación en 2014.

“Los nuevos trigos mejorados pueden producir grano bajo altas temperaturas, pero queda mucho por hacer para solucionar los problemas del cambio climático”, dijo Rajaram, y agregó que la resistencia a las enfermedades ha sido un logro importante para proteger el rendimiento.

“Los países emergentes más prósperos, como la India y México, tienen que aportar recursos económicos a largo plazo al CIMMYT y otros centros y programas del CGIAR”, señaló. “Los científicos del CIMMYT que residen en los países donde trabajamos y las alianzas mundiales son la clave del éxito. Es una iniciativa que compartimos con los sistemas nacionales y el sector privado.”

Julie Borlaug, nieta del finado Norman Borlaug, Premio Nobel de la Paz 1970, destacado mejorador de trigo conocido como el Padre de la Revolución Verde, habló con mucho entusiasmo del trabajo del CIMMYT y con empatía acerca de la pobreza rural y los pequeños productores.

“México es líder y debe continuar su legado en todo el mundo”, dijo Julie Borlaug, directora adjunta de relaciones externas del Instituto Norman Borlaug de Agricultura Internacional en la Universidad Texas A&M.

Reporte de Ricardo Curiel, Jennifer Johnson, Mike Listman, Katelyn Roett y Miriam Shindler.


Etiquetas:, ,