• Home
  • Mejoradores de maíz latinoamericanos duplican sus conocimientos sobre HD

Mejoradores de maíz latinoamericanos duplican sus conocimientos sobre HD

January 10, 2013

Fue hace más de medio siglo cuando se propuso por primera vez el uso de la tecnología de dobles haploides en el mejoramiento de maíz. Desde entonces los mejoradores han podido generar líneas totalmente homocigotas en mucho menos tiempo. Aunque en algunos programas de mejoramiento la tecnología HD es cosa de todos los días, no ocurre lo mismo en los programas del sector público o en las empresas de pequeña y mediana escala, sobre todo en los países en desarrollo, en parte por su complejidad.

Para poner al día sus conocimientos y perfeccionar sus habilidades, tanto en la teoría como en la práctica, del 26 al 30 de noviembre, 28 mejoradores de instituciones públicas y privadas de cinco países latinoamericanos, participaron en un curso en español que impartieron especialistas en HD del CIMMYT-El Batán. Como complemento a un curso similar en inglés, en agosto de este año, el temario del curso incluyó inducción de haploidía, duplicación cromosómica, mejoramiento utilizando líneas de dobles haploides y pasos para acceder a los servicios de producción de líneas HD que ofrece el CIMMYT, los cuales incluyen práctica para identificar granos haploides, tratamiento para duplicación de cromosomas y evaluación de tasas de inducción de haploidía.

“Ésta es tecnología de punta”, opinó Tito Clauré, Coordinador del Programa de Maíz del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) de Bolivia. “Estamos muy contentos porque aprendimos más de dobles haploides; también participamos en excelentes presentaciones de estadística, fisiología y creación de bases de datos.” Clauré dijo que el Programa de Maíz del INIAP es parte del proyecto MasAgro y que el CIMMYT les había proporcionado germoplasma que les ha sido de mucha utilidad.

“El curso fue una experiencia muy buena para mí”, según Víctor Morán Rosas, mejorador de la empresa mexicana Semilla Berentsen. “Había leído sobre haploides dobles, pero ahora pude practicar, paso por paso.”
Los participantes coincidieron en que buena parte del curso propició la interacción de los mejoradores latinoamericanos.