• Home
  • Mantienen a raya el carbón parcial

Mantienen a raya el carbón parcial

July 18, 2013

Las nuevas instalaciones de lavado en el CENEB en Ciudad Obregón, Sonora, han incrementado de forma dramática la capacidad del CIMMYT de lavar y tratar semilla de trigo, a fin de reducir el tiempo requerido para enviar germoplasma a El Batán y asegurar que nuestros ensayos sigan estando libres del carbón parcial. El equipo nuevo tiene capacidad para procesar 10,000 muestras de semilla al día, comparado con el anterior límite diario de 2,000 muestras. Con esta moderna tecnología, el Laboratorio de Sanidad de Semilla pudo inspeccionar, lavar y tratar 125,099 muestras ¡en menos de tres semanas!

El carbón parcial fue introducido de Asia, donde se informa que está presente en Afganistán, India, Irán, Irak, Nepal y Pakistán, y ahora también se encuentra en partes de México, Estados Unidos y, en menor grado, en Brasil y Sudáfrica. El Batán es una zona libre de carbón parcial, pero esta enfermedad aun está presente en partes del estado de Sonora, incluido el CENEB. El CIMMYT cumple rigurosamente con las normas fitosanitarias del gobierno mexicano, las cuales estipulan que solo se pueden enviar de Obregón a Toluca y El Batán, muestras de semilla que han sido sometidas a un examen visual, lavadas en una solución acuosa de cloro al 1.2% durante tres minutos y luego tratadas con una solución que contiene clorotalonil (2 g/ kg) y carboxín+captán (3 g/kg). El mismo procedimiento se aplica a toda la semilla que es enviada de la sede del CIMMYT en El Batán a cualquier lugar del mundo.

Aunque este carbón no suele causar grandes pérdidas económicas, sí afecta la calidad de la harina de trigo; además, si en una muestra hay más de un 3% de granos infectados, no es apta para el consumo humano.

Cabe señalar que el hongo causante del carbón parcial sobrevive y se propaga por medio de semillas infectadas y de esporas que se adhieren a los zapatos, la ropa y los vehículos. Para asegurar cero trasmisión de este carbón, todo el personal y las personas que visitan CENEB se comprometen a lavar su ropa, zapatos y vehículos después de abandonar la estación.

Incluso con el equipo nuevo, el procedimiento de lavar semilla fue una tarea ingente que requirió que se trabajara en equipo de forma rápida y eficiente. Por tanto, deseamos reconocer de manera muy especial a Rodrigo Rascón, superintendente del CENEB, y su grupo de trabajo, a Karim Ammar, jefe del comité de manejo de la estación, y a la Dra. Mónica Mezzalama y sus colegas del Laboratorio de Sanidad de Semilla, que está acreditado por la ISO, por asegurar que los métodos de prevención de enfermedad del CIMMYT sigan siendo de primera.

mapa