Maíz mejorado ofrece nueva oportunidad económica a familia keniana

January 10, 2017
Mbula and her son Kivanga shell the cobs of KDV2 maize, an early maturing drought tolerant variety.

Mbula y su hijo Kivanga deshojan mazorcas de maíz KDV2, una variedad de madurez temprana y tolerante a la sequía. Foto: B. Wawa/CIMMYT

NAIROBI, Kenia (CIMMYT)—Millones de mujeres en África siguen impulsando la agricultura, y una de ellas, Francisca Mbula, madre de cinco hijos que tiene más de 50 años, atribuye su éxito en la agricultura a su hijo mayor, Nzioka Kivanga, de 30 años. La familia de Mbula vive en el condado de Machakos, una zona semiárida situada al oriente de Nairobi, la capital de Kenia y, al igual que miles de familias, depende de la agricultura de temporal de pequeña escala, que sigue siendo la principal fuente de sustento aun cuando es afectada negativamente por los fenómenos climáticos.

Machakos, como varios otros condados de Kenia oriental, fue severamente afectado por la sequía que devastó varias regiones del país durante la temporada corta de lluvias entre octubre y diciembre.

Kivanga no tiene un empleo formal pero es un agricultor muy comprometido. “A veces creo que no tener un empleo formal es una bendición, porque sin su arduo trabajo y entusiasmo por la agricultura, yo nunca me habría enterado de que existían las variedades Drought Tego y KDV2, que han cambiado mi forma de practicar la agricultura”, explica Mbula.

Tanto Drought Tego como KDV2 son variedades mejoradas modernas tolerantes a la sequía que tienen mejor resistencia a las enfermedades comunes del maíz en esta región. En marzo de 2014, Kivanga empezó a sembrar KDV2, una variedad mejorada de polinización abierta, y un año después sembró el híbrido mejorado Drought Tego.

A rear view of Kivanga’s new home, built from the income generated using improved maize varieties.

Vista posterior de la casa nueva de Kivanga, construida con los ingresos que generó al utilizar variedades mejoradas de maíz. Foto: B. Wawa/CIMMYT

“El maíz KDV2 es muy dulce y bueno para producir harina de Muthokoi, hecha a base de maíz y frijoles, porque sus granos son pequeños y no necesitamos muchos frijoles. Esto nos ayuda mucho a reducir costos”, señala Kivanga. Las dos variedades son producidas y comercializadas por la Dryland Seed Company (DLS), donde Kivanga las vio por primera vez; después compró semilla en la sucursal de Machakos en 2014.

Los buenos rendimientos de KDV2 y Drought Tego le han generado a Kivanga grandes beneficios económicos que nunca habría obtenido de haber seguido sembrando variedades tradicionales. “Empecé a construir mi casa en 2013. Lo hice poco a poco porque no tenía dinero para seguir con la obra”, dice Kivanga. “De los siete sacos de maíz KDV2 que coseché, vendí los cinco adicionales en 3,600 shillings (US $36) cada uno, y esto me permitió construir los cimientos y las paredes de la casa.” Los siete sacos de 90 kilogramos cada uno de maíz obtenidos a partir de un paquete de dos kilogramos de semilla de KDV2 fueron cuatro veces más que lo que Kivanga y su mamá habrían cosechado con sus variedades locales recicladas.

Cuando Kivanga recogió su cosecha de Drought Tego en septiembre de 2015, ésta superó sus expectativas. Ese mismo ciclo, Kivanga cosechó 10 sacos de 90 kg del paquete de 2 kg de Drought Tego, más 5 sacos de KDV2.

Mbula holds a full cob from the Drought Tego variety, expected to provide her and her family a successful harvest.

Mbula sostiene una mazorca llena de la variedad Drought Tego, que espera les dará una buena cosecha a ella y a su familia. Foto: B. Wawa/CIMMYT

“Con esta cosecha pude repellar todas las paredes de mi casa y comprar láminas metálicas para el techo”, dijo Kivanga al tiempo que señalaba su casa casi terminada, cuya construcción planea finalizar en 2016 después de cosechar en agosto.

La empresa DLS ha desempeñado un papel importante, pues dio a los agricultores acceso a semilla mejorada, difundiendo información acerca de las variedades que hay en el mercado y de su adaptabilidad a la zona agroecológica y al ciclo de cultivo.

“Las variedades KDV son de madurez temprana y, por tanto, aconsejamos a los agricultores que las siembren durante la temporada corta de lluvias y que siembren Drought Tego durante la temporada larga, ya que es de madurez intermedia”, sugiere Jecinta Mwende, representante de ventas de DLS. “Esta es una forma segura de que los agricultores obtengan mayores rendimientos”.

DLS es un colaborador importante del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) en la producción y distribución de variedades mejoradas con tolerancia a factores ambientales adversos. En 2015, DLS produjo 300 toneladas de sus tres variedades —KDV2, KDV4 y Drought Tego— que actualmente vende a los agricultores. SAWA es la variedad más reciente, cuya producción comenzó en 2016 como semilla de introducción.

“El comportamiento de las cuatro variedades ha sido impresionante incluso en nuestras parcelas de producción, y tendremos suficiente semilla para distribuir fuera de la región oriental durante los siguientes dos ciclos de siembra que comienzan en octubre de 2016”, agrega Ngila Kimotho, director administrativo de la empresa DLS.

receive-newsletter-1es


Etiquetas: