• Home
  • Noticias
  • Abriendo caminos: Mainassara Zaman-Allah utiliza teledetección para agilizar el fenotipeado

Abriendo caminos: Mainassara Zaman-Allah utiliza teledetección para agilizar el fenotipeado

July 11, 2017

TwitterBGMZ

Ciudad de México (CIMMYT) – La tecnología de la teledetección está en vías de lograr que el mejoramiento de cultivos sea más rápido y eficiente, asegurando así que los agricultores obtengan las variedades mejoradas de maíz que necesitan.

El fenotipeado en campo –es decir, la evaluación física de las plantas con características útiles– es parte integral del proceso de mejoramiento, pero se puede producir un cuello de botella costoso y prolongado, según Mainassara Zaman-Allah, especialista en fenotipeado de factores adversos abióticos del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).

Hoy en día, los avances tecnológicos como la teledetección aérea permiten a los científicos recolectar rápidamente información de las plantas para generar variedades mejoradas.

“En el pasado, medíamos la altura del maíz con una vara, y capturábamos los datos manualmente”, comenta Zaman-Allah. “Hoy en día utilizamos teledetección aérea –un medidor láser de distancia que se conecta a un celular o una tableta y captura datos automáticamente– para medir la altura de las plantas dos o tres veces más rápido que en medio día de trabajo. También utilizamos imágenes digitales de las mazorcas para analizar los atributos de la espiga y el grano, incluido el rendimiento, sin tener que desgranar las mazorcas, lo cual nos ahorra tiempo y dinero. Esto ayudará sobre todo a muchos de nuestros colaboradores que no cuentan con su propia maquinaria para desgranar después de la cosecha.”

Zaman-Allah trabaja también con teledetección aérea, para lo cual utiliza vehículos aéreos no tripulados equipados con sensores que sobrevuelan los cultivos y capturan imágenes que posteriormente son procesadas para extraer los datos fenotípicos de las plantas. “Las plataformas de fenotipeado aéreo nos permiten recolectar datos de 1,000 parcelas en 10 minutos o menos, una tarea para la que se necesitan ocho horas si se hace manualmente”, explica el científico.

Esto significa que se podrían generar variedades mejoradas de maíz con tolerancia al calor y la sequía, así como a enfermedades devastadoras como la necrosis letal del maíz (MLN), más rápido y a menor costo que antes. Con la aplicación de las tecnologías de teledetección aérea y próxima en el fenotipeado de alta productividad, en la cual se procesan grandes cantidades de datos de manera simultánea, es posible hacer mediciones de alta resolución en parcelas experimentales que permiten identificar rápidamente las variedades tolerantes a factores desfavorables, y aceleran el proceso de mejoramiento.

El tiempo y el dinero que se ahorran con el uso de estas tecnologías permite a los investigadores generar y hacer llegar en poco tiempo las variedades mejoradas a los pequeños agricultores que más las necesitan, lo cual es especialmente importante, ya que el cambio climático empieza a modificar los ambientes con más rapidez que la que las variedades tradicionales necesitan para adaptarse.

Para Zaman-Allah, el interés en hacer mejoras a la agricultura para todos es algo que se “lleva en la sangre”, afirma. Durante su niñez en Níger, su familia tenía que cambiar de residencia cada tres años por el trabajo de su papá. “Adondequiera que íbamos, mi papá se aseguraba de que rentáramos o compráramos una pequeña parcela, en la que, cada año, yo hacía trabajo de campo durante mis largas vacaciones en la temporada de lluvias. Esa fue una experiencia maravillosa, ya que aprendí mucho sobre la producción de cultivos, la sequía y el manejo de la fertilidad del suelo.”

Zaman-Allah llevó su experiencia de primera mano en la agricultura al siguiente nivel al estudiar una licenciatura y obtener maestría en la Universidad de Cartago en Túnez, y al realizar su investigación de doctorado en ecofisiología en el Instituto Nacional de Investigación Agrícola de Francia (INRA), gracias a una beca de la Agencia Francesa de Cooperación Internacional.

Zaman-Allah empezó a trabajar en el CIMMYT a finales de 2012 como científico especializado en maíz tolerante al calor y otros factores abióticos en la oficina de Harare, Zimbabwe. Desde finales de 2015, ha estado trabajando como especialista en fenotipeado de factores abióticos adversos y es considerado pionero en la aplicación de la teledetección en el mejoramiento de maíz que hace el CIMMYT. Además de su trabajo como científico, escribe los códigos de los programas que se utilizan en la detección próxima.

“Como parte de mi actual trabajo, creo, ensayo y valido herramientas de fenotipeado de bajo costo y alto rendimiento en el campo, y métodos para diferentes características útiles en los cultivos, como la sequía, el calor y la escasez de nitrógeno”, agrega el científico.

“Mi equipo está trabajando para poder ofrecer la opción de realizar fenotipeado de próxima generación que es más compatible con las necesidades de los mejoradores, reducirá considerablemente el costo de selección y, al mismo tiempo, maximizará la eficiencia de selección, acelerando así el proceso para que los agricultores puedan contar con variedades de maíz que contengan mejores características genéticas.”

El compromiso de Zaman-Allah para lograr la seguridad alimentaria va más allá de su trabajo. En su tiempo libre, comparte los conocimientos que ha adquirido en el CIMMYT con sus contactos en universidades y centros de investigación agrícola en Níger; de esta manera ayuda a mejorar la capacidad de su país de producir cultivos sanos.

“En Níger casi no se cultiva ni maíz ni trigo, debido al calor, la sequía y la escasa fertilidad del suelo, pero en virtud de los recientes avances en las tecnologías y las variedades mejoradas del CIMMYT, ahora existe esa posibilidad”, señala. “La gente dudaba al principio, pero cuando las variedades mejoradas del CIMMYT en México y el CIMMYT en Zimbabwe se sembraron al mismo tiempo que las variedades liberadas localmente, no hubo punto de comparación: las variedades del CIMMYT tuvieron mucho mejor comportamiento.”

Trabajar en el CIMMYT le ha dado a Zaman-Allah la oportunidad única de ayudar a los agricultores y también de trabajar con un equipo internacional de clase mundial.

“Me gusta mucho el trabajo en equipo, pues la innovación y los retos hacen la diferencia”, prosigue. “Es sumamente satisfactorio poder ayudar a ayudar a los agricultores por medio de mi trabajo.” Siempre que tomo vacaciones, regreso a Níger, al poblado de donde es mi familia; me encanta hablar con los agricultores de la comunidad acerca de las tecnologías más recientes que los podrían ayudar.”