• Home
  • Noticias
  • Los próximos 100 años: Govaerts habla de la seguridad alimentaria y la nutrición en un mundo cambiante

Los próximos 100 años: Govaerts habla de la seguridad alimentaria y la nutrición en un mundo cambiante

July 7, 2015
Bram Govaerts comparte una cita del Dr. Norman Borlaug con la audiencia: “Yo personalmente no puedo vivir cómodamente en medio de hambre y abyecta pobreza y miseria humanas, si tengo la posibilidad –aun de forma modesta con la ayuda de mis colegas científicos– de hacer algo para mejorar las vidas de estos niños”.

Bram Govaerts comparte una cita del Dr. Norman Borlaug con la audiencia: “Yo personalmente no puedo vivir cómodamente en medio de hambre y abyecta pobreza y miseria humanas, si tengo la posibilidad –aun de forma modesta con la ayuda de mis colegas científicos– de hacer algo para mejorar las vidas de estos niños”.

Bram Govaerts, director adjunto del Programa Global de Agricultura de Conservación y líder del programa Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro), dio una ponencia durante el conferencia Prospectiva del Mundo México 2015, el 25 de junio, en torno al pronóstico de la seguridad alimentaria y las acciones que deben tomarse para lograrla. La conferencia, organizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y World Future Society–Capítulo Mexicano, congregó a expertos nacionales e internacionales en áreas de desarrollo, educación, finanzas y agricultura.

El objetivo de la reunión era redactar la Carta de las Obligaciones del Ser Humano, una iniciativa propuesta por el Premio Nobel de Literatura José Saramago, quien concibió la idea de conjuntar a un grupo de sabios – intelectuales, científico, humanistas, académicos— que pudieran sentar las bases para una carta que plasmara la responsabilidad que tiene cada ser humano en el desarrollo de su entorno. La carta será enviada posteriormente a las Naciones Unidas.

Govaerts copresidió el panel de nutrición y producción de alimentos, junto con Fernando Soto Baquero, representante de la FAO en México. Se pidió a los panelistas que propusieran tareas que pudieran incluirse en la carta y que contest

Foto: Jelle Van Loon

Agricultores llevan un implemento de siembra directa/fertilización a una parcela, Oaxaca, México. Foto: Jelle Van Loon

aran la pregunta “¿Cómo podemos mejorar la distribución de alimentos de manera que no perjudiquemos a los consumidores y que, al mismo tiempo, la industria siga siendo rentable?”

En su intervención, Govaerts destacó los retos que existen para lograr la seguridad alimentaria en los próximos años. “No es solo cuestión de producir más alimentos, sino de producir alimentos que sean más nutritivos y accesibles, con menos impacto en el medioambiente”, dijo el receptor del premio Borlaug a la Investigación de Campo y su Aplicación 2014. “Debemos terminar con el hambre oculta.”

Hizo énfasis en la necesidad de utilizar los materiales genéticos resguardados en el banco de germoplasma del CIMMYT para generar variedades mejoradas, y asegurar que estas variedades sean utilizadas de manera productiva por los agricultores. “CIMMYT alberga una de los más grandes bienes del mundo: 130,000 accesiones de trigo y 35,000 accesiones de maíz que representan la biodiversidad mundial de estos cereales. Sin embargo, si no aprovechamos los materiales genéticos almacenados para crear mejor semilla, nuestra colección no pasa de ser un refrigerador lleno de cajas”.

Govaerts propuso cinco acciones para la Carta de las Obligaciones del Ser Humano: invertir en investigación para el desarrollo sustentable; dar prioridad a la agricultura familiar y los pequeños y medianos productores; más igualdad de oportunidades para los agricultores, sobre todo para las mujeres; promover la intensificación sustentable en la producción; y crear mayores oportunidades de mercado para los productores. Concluyó su presentación con un llamado a la acción, instando a la audiencia a tomar la agricultura en serio.

“Tenemos un enorme reto ante nosotros, una enorme decisión que tomar: tendremos que alimentar a 9,000 millones de personas en 2050, y podemos hacerlo de manera no sostenible o sostenible. Existe mucho potencial en esta sala, pero no podemos alimentar a esas 9,000 millones de personas solo con potencial. Necesitamos la ayuda y la acción de todos, y yo los invito a que se unan a nuestra labor.”


Etiquetas: