• Home
  • Noticias
  • Integración del trigo enriquecido con zinc en los programas fitotécnicos

Integración del trigo enriquecido con zinc en los programas fitotécnicos

May 31, 2017
Agricultural scientists are calling on support to add zinc-biofortification as a core trait in the world's largest wheat breeding program. Photo: CIMMYT/ Peter Lowe

Científicos agrícolas hacen un llamado de ayuda para hacer que la biofortificación del trigo con zinc sea una característica importante en el programa de mejoramiento de trigo más grande de todo el mundo. Foto: CIMMYT/Peter Lowe

EL BATÁN, México (CIMMYT) – En un esfuerzo por erradicar el hambre oculta, científicos hacen un llamado de ayuda para hacer que la biofortificación del trigo con zinc sea una característica importante en el programa de mejoramiento de trigo más grande de todo el mundo.

Al menos 2000 millones de personas en el mundo padecen deficiencia de micronutrientes, o hambre oculta, que se caracteriza por anemia por falta de hierro, vitamina A y zinc.

La deficiencia de zinc sigue siendo un problema grave en África subsahariana y el sur de Asia. El zinc es un nutriente esencial que contiene la carne roja y, por tanto, la falta de este elemento predomina en las zonas donde la gente consume grandes cantidades de cereales y pocos alimentos de origen animal.

El zinc es vital en etapas de rápido crecimiento como el embarazo, la infancia y la pubertad. En comparación con los adultos, los niños, los adolescentes, las mujeres embarazadas y las madres lactantes necesitan más zinc. La deficiencia de este elemento pone en riesgo el crecimiento y el desarrollo, y puede causar infecciones respiratorias, diarrea y debilitamiento general del sistema inmunológico.

Una forma de combatir el hambre oculta es utilizar cultivos biofortificados, materiales a los que se agregan mayores cantidades de minerales y vitaminas mediante el mejoramiento. Estos cultivos ayudan a mejorar la salud de las personas en comunidades pobres donde las opciones para tener una buena nutrición son nulas, limitadas o inaccesibles.

Como producto alimentario básico, el trigo aporta 20% de la energía y las proteínas que consume la población mundial, y, por tanto, es ideal para la biofortificación, opina Velu Govindan, mejorador de trigo del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).

Los científicos del CIMMYT hacen un llamado para que se inviertan fondos para lograr que un mayor contenido de zinc sea una característica básica en su programa internacional de mejoramiento de trigo. Las variedades de trigo derivadas del CIMMYT representan más del 50% de las variedades de trigo que se siembran en los países en desarrollo.

“Incluir zinc como una característica básica en el mejoramiento de trigo —como se ha hecho con el rendimiento alto y estable, la tolerancia al calor y a la sequía— tendría enormes beneficios para la salud en el sur de Asia y África subsahariana”, señala Ravi Singh, quien lidera el programa de mejoramiento de trigo del CIMMYT. “Cerca del 70% de las variedades de trigo que se siembran en estas regiones se derivan de la investigación fitotécnica del CIMMYT”.

A principios de los años 2000, los científicos realizaron una evaluación a gran escala para encontrar alto contenido de zinc en trigo tradicional y sus parientes silvestres del banco de germoplasma del CIMMYT. La búsqueda dio buenos resultados, ya que se identificaron diversas fuentes genéticas que se convirtieron en la base del trigo enriquecido con zinc.

El CIMMYT empezó su proceso de biofortificación en 2006 y ya se han liberado cuatro variedades biofortificadas de trigo en el sur de Asia. La promoción de variedades de trigo biofortificadas con zinc en India y Pakistán se encuentra en las primeras etapas; en otros países como Bangladesh, Nepal, Afganistán y Etiopía se están realizando más ensayos y difusión, confirman los científicos.

Estudios realizados en India han revelado que el consumo regular de trigo enriquecido con zinc mejora la salud general de las mujeres y los niños, señala Govindan.

El hecho de que las variedades de trigo derivadas del CIMMYT se siembren en millones de hectáreas en el mundo significa que, cuando el programa añada alto contenido de zinc como característica básica, muchos productores y consumidores de trigo de todo el mundo en desarrollo automáticamente se beneficiarán de una mejor nutrición.

Sin embargo, se necesita más financiamiento para lograr incluir el alto contenido de zinc en el programa, según Hans-Joachim Braun, director del Programa Global de Trigo del CIMMYT y del Programa TRIGO del CGIAR.

“Cada característica que se agrega a un programa fitotécnico requiere un aumento considerable en el número de las líneas que se siembran y se evalúan, lo cual agrega considerables costos”, enfatiza Braun. El programa de mejoramiento de trigo del CIMMYT actualmente recibe cerca de US $15 millones al año. En 2016, distribuyó 14.5 toneladas de semilla de líneas de trigo experimentales en más de 500,000 sobrecitos enviados a cerca de 300 colaboradores de 83 países. Esto hace que el CIMMYT sea el proveedor de germoplasma de trigo más importante a nivel mundial, junto con el Centro Internacional de Investigación Agrícola en Zonas Áridas (ICARDA).

Si desea más información acerca del trigo biofortificado con zinc, le invitamos a que lea este resumen científico.


Etiquetas:, ,