• Home
  • Noticias
  • Herramientas nuevas ayudan a los mejoradores a combatir problemas emergentes en el cultivo de maíz

Herramientas nuevas ayudan a los mejoradores a combatir problemas emergentes en el cultivo de maíz

August 28, 2017

NAIROBI, Kenia (CIMMYT) – Investigadores de todo el mundo se reunieron en Nairobi, donde asistieron a un curso de 10 días sobre cómo aumentar los avances genéticos en el maíz integrando tecnologías nuevas en el mejoramiento.

El objetivo principal del curso fue capacitar a los mejoradores de maíz para que generen variedades de alto rendimiento más nutritivas y resistentes y tolerantes a diversos factores adversos bióticos y abióticos, aprovechando los recursos con que cuentan y en menos tiempo utilizando tecnologías nuevas. El curso incluyó presentaciones de científicos del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y de expertos de la Universidad de Hohenheim, AgReliant Genetics, Biosciences eastern and central Africa (BecA) y la Universidad de Nairobi. Entre los participantes había 29 investigadores de organizaciones nacionales de investigación agrícola, universidades y empresas privadas con base en África y Asia.

El maíz, el cultivo que más se produce en el mundo, aporta cerca de un tercio de las calorías que se consumen en América Latina, el Caribe y África. Sin embargo, se prevé que la propagación de enfermedades y plagas nuevas como la necrosis letal del maíz (MLN) y el gusano cogollero, junto con efectos del cambio climático como la sequía y el calor, reducirán los rendimientos en las zonas productoras de maíz. Generar maíz tolerante a los efectos del clima y resistente a otros fenómenos adversos es esencial para alimentar a las personas que basan su dieta en el maíz.

A pesar de esos problemas, la investigación ha mostrado que tecnologías nuevas como los dobles haploides y la selección asistida por marcadores (métodos de selección de ADN y fenotipado de alto rendimiento que aceleran el proceso de mejoramiento) aumentan la eficiencia del mejoramiento.

El curso cubrió varios aspectos del mejoramiento de maíz, como mejorar la calidad nutricional a través del mejoramiento para aumentar el contenido de provitamina A y la calidad proteínica, incrementar la resistencia del cultivo al clima mejorando su tolerancia a fenómenos como la sequía, el calor y los suelos infértiles, y la resistencia a plagas de insectos y enfermedades.

El curso incluyó también cuatro talleres intensivos. En el primer taller se trataron varios aspectos de la tecnología de dobles haploides y cómo utilizarlos para aumentar la eficiencia de los programas de mejoramiento. El segundo incluyó varios temas sobre el uso de marcadores moleculares para aumentar la intensidad de la selección y los avances genéticos. En el tercer taller, los participantes aprendieron a analizar datos de campo y a utilizar libros de campo. El cuarto abordó varios conceptos del módulo de desarrollo de variedades basado en la demanda y fue impartido por colegas de BECA y de la Universidad de Nairobi.

El curso incluyó también dos días de campo. Durante la visita a la estación experimental del CIMMYT y la Organización Keniana de Investigación Agropecuaria (KALRO) en Kiboko, los participantes pudieron observar todos los procesos relacionados con la producción de dobles haploides de maíz y la generación de variedades de alto rendimiento con tolerancia a la sequía y la escasez de nitrógeno. En su visita a las parcelas del centro de MLN en Naivasha pudieron observar líneas endogámicas avanzadas e híbridos comerciales que son resistentes a la MLN comparados con los testigos comerciales susceptibles a la enfermedad.

Los participantes dijeron que las tecnologías nuevas y los modernos métodos que aprendieron les ayudarán a mejorar sus propios programas de mejoramientos y a hacer llegar variedades mejoradas a los campos de los agricultores más rápido que nunca.

Participants of a recent maize breeding training course in Nairobi, Kenya, June 2017. Photo: B. Wawa/CIMMYT

Participantes de un curso de mejoramiento de maíz en Nairobi, Kenia, junio de 2017. Foto: B. Wawa/CIMMYT


Etiquetas: