• Home
  • Noticias
  • Expertos proponen una “revolución de datos” para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Expertos proponen una “revolución de datos” para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

September 25, 2017

Screen Shot 2017-09-25 at 9.29.22 AM

18 de septiembre de 2017 – Los modernos sistemas de datos son esenciales para monitorear, administrar y planear las acciones que toman los gobiernos con el fin de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible1 (ODS) para el 2030, según la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN), órgano consultivo del Secretario General de las Naciones Unidas y de la Red Temática de Investigación sobre Datos y Estadísticas (TReENDS), un grupo independiente de expertos internacionales en el campo de los datos. Sin embargo, los funcionarios gubernamentales y los formuladores de políticas en todo el mundo están abrumados por el problema de encontrar datos confiables que puedan utilizar en la planeación, toma de decisiones y diseño de programas para el desarrollo sustentable.

Para superar este obstáculo, las empresas privadas, las instituciones de educación superior, así como las organizaciones internacionales y no gubernamentales deben ayudar a los gobiernos a reunir, curar, producir, analizar y diseminar información para planear, implementar y evaluar los ODS, sugiere un estudio realizado por los miembros del grupo TReNDS de la SDSN que fue publicado el día de hoy durante la Conferencia Internacional sobre Desarrollo Sostenible (ICSD).

El informe titulado Counting on the World: Building Modern Data Systems for Sustainable Development, al cual el CIMMYT contribuyó como miembro del panel de TReNDS de la SDSN, recomienda un enfoque colaborativo basado en ”alianzas entre diversos actores para la obtención de datos”, con el fin de crear sistemas estadísticos modernos que proporcionen a los formuladores de políticas información basada en hechos que pueda aplicarse para lograr los ODS.

En el documento se mencionan los tipos de datos que se necesitan para planear el desarrollo sostenible y ofrece un plan para construir “sistemas de datos del siglo 21 para monitorear y lograr los ODS”. La idea es que estos modernos sistemas ayuden a los gobiernos a prepararse y responder a diferentes tipos de crisis, acceder a información en tiempo real que les permita tomar acciones administrativas eficaces, mantener un registro de los avances y ajustar el camino para lograr los ODS. Los resultados del estudio indican que los programas públicos serán eficaces como resultado del establecimiento de procesos de toma de decisiones informados y asistidos por datos desagregados y georreferenciados de alta calidad.

Aunque los expertos reconocen que son pocos los países que cuentan con estos recursos, los gobiernos deberían hacer un esfuerzo por limpiar, estandarizar y digitalizar los datos históricos a fin de establecer las bases para monitorear los avances. El siguiente paso sería que los países implementen estrategias nacionales para generar estadísticas (NSDS) que produzcan “datos administrativos” robustos que son esenciales en los procesos de toma de decisiones informadas que asignen de manera eficaz los recursos disponibles a las áreas de desarrollo prioritarias. Posteriormente, el sistema de datos se completaría con pronósticos, modelos científicos y predicciones que ayuden a las autoridades a mitigar, administrar o evitar los riesgos.

Además, el informe recomienda a los gobiernos nombrar a un coordinador de datos (CDO) cuya función sería seleccionar y clasificar los datos recolectados por diferentes métodos y recuperados de otras fuentes de información. El CDO sería también responsable de establecer alianzas apropiadas con productores y usuarios de datos como las oficinas nacionales de estadísticas (NSO), departamentos gubernamentales, organizaciones internacionales, donadores bilaterales, universidades, compañías y la sociedad civil, con el propósito de monitorear colectivamente el desarrollo sostenible.

Para superar los factores limitantes, este nuevo estudio identifica también cuatro líneas de acción para que los gobiernos empiecen a crear sistemas de datos modernos. En lo que respecta a la administración pública, se deben tomar acciones destinadas a cambiar la función de las NSO de productores a coordinadores de datos. En consulta con el CDO, las NSO, una vez reformadas, tendrán que elaborar estándares, metodologías y procedimientos para producir estadísticas oficiales y datos confiables y de buena calidad.

La segunda línea de acción se refiere a que los gobiernos deben apegarse al Pacto Mundial de las Naciones Unidas respecto a los principios y normas que estableció el Grupo Asesor de Expertos Independientes del Secretario General de las Naciones Unidas para facilitar la operación de las nuevas alianzas de datos. En tercer lugar, se pide a los gobiernos que trabajen con colaboradores para producir e intercambiar datos comparables en formatos compatibles. A este respecto, el informe describe cinco principios en común de la Iniciativa sobre Normas Conjuntas que se establecieron con el fin de ayudar a producir datos o información “interoperables” que puedan ser comparados y utilizados por terceros.

Para completar estas tareas que son necesarias para que haya una revolución de datos, en el informe se exhorta a los gobiernos a invertir en educación y capacitación, establecer acuerdos de colaboración técnica y buscar intercambios de tecnología con el sector privado para crear “capacidad estadística”. Al final, los países, al crear esa capacidad, podrán ofrecer datos y estadísticas de alta calidad a los funcionarios públicos, investigadores, emprendedores y ciudadanos que los soliciten.

En su sección final, el informe ofrece un “plan de acción urgente” que explica con más detalle los resultados y las recomendaciones antes mencionadas. Este plan identifica también a los principales actores que deben encargarse de implementar las recomendaciones y el periodo en que deben lograr resultados concretos.

Lea el informe completo aquí.

1 El CIMMYT realiza trabajo de investigación y de capacitación con colaboradores multi- y bilaterales para ayudar a los países a lograr los ODS 1 Erradicar la pobreza; 2 Erradicar el hambre; 3 Buena salud y bienestar; 5 Igualdad de género; 6 Agua potable y servicios sanitarios; 8 Trabajo digno y crecimiento económico; 12 Consumo y producción responsable; 13 Acción climática; 15 Vida en la tierra; y 17 Alianzas para lograr los objetivos.

******
Acerca del CIMMYT —El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo— es el organismo líder a nivel mundial en investigación de maíz y trigo y otros sistemas de producción. Sus actividades son financiadas con fondos públicos. Tiene su sede cerca de la Ciudad de México y desde ahí coordina sus actividades con cientos de colaboradores en países del mundo en desarrollo destinadas a incrementar la productividad de los sistemas de producción de maíz y trigo, mejorando así la seguridad alimentaria global y reduciendo la pobreza. El CIMMYT es miembro del Sistema CGIAR y coordina los Programas de MAÍZ y de TRIGO, así como la Plataforma de Fitotecnia de Excelencia de ese Consorcio. Para sus actividades, el CIMMYT recibe fondos de gobiernos nacionales, fundaciones, bancos de desarrollo y otras instituciones de los sectores público y privado.


Etiquetas:,