• Home
  • Noticias
  • Ensayos de arroz en terreno no inundado rinden bien en Bangladesh

Ensayos de arroz en terreno no inundado rinden bien en Bangladesh

June 4, 2009

El 16 de mayo de 2009, más de 110 agricultores asistieron al día de demostración efectuado en Alipur, Durgapur, Distrito Rajshahi. Enamul Haque, agrónomo experto en sistemas agrícolas, del Programa de Agricultura de Conservación, residente en Bangladesh, organizó la demostración, junto con Ilias Hossain, funcionario científico sénior, Centro Regional de Investigación sobre Trigo de Bangladesh; y Mohammad Abdur Rahman, funcionario y científico principal, Instituto de Investigación sobre Arroz de Bangladesh.

Durante la demostración se evaluó el primer ensayo de trasplante de arroz boro en suelo no inundado y labranza en franjas —una práctica en que no hay mucho movimiento de suelo— y en camas elevadas. El arroz boro es de alto rendimiento, se siembra en invierno en más de cinco millones de hectáreas en Bangladesh, país donde se produce arroz todo el año, ya que es vital para la seguridad alimentaria de la población. Casi todos los productores de arroz boro en el país practican el trasplante a campos inundados, pese a que esta práctica destruye la estructura del suelo, es más costosa y requiere más agua y laboreo, según Haque.

bdeshfielday1“Estoy muy agradecido de que algunos agricultores escépticos corrieran el riesgo antes de trasplantar el cultivo de este año y aceptaran experimentar con la nueva práctica”, dijo Haque. “Las plantas en sus campos son saludables y vigorosas, y creo que el uso de esta tecnología se generalizará.”

Por su parte, los agricultores informaron que tenían que desyerbar únicamente dos veces, en lugar de tres como con la labranza convencional, y reportaron ahorros de 75% en la preparación del terreno, 30% en agua de riego y 5-6% en fertilizante. Por último, después de ver las parcelas, esperan cosechar entre 12 y 20% más arroz, según Haque. Al final del día, un vistazo a las manos de los agricultores indicó que todos ellos seguirán trasplantando arroz boro con estas prácticas de conservación de recursos.

“Mi meta es que no sólo se utilicen en este lugar”, coment Hossain. “Podemos emplear las tecnologías en otras zonas productoras de trigo y de arroz. Hemos trabajado mucho aquí, ya podemos ir a otras zonas y mostrarlas a otros agricultores.”