• Home
  • Sin categorizar
  • En Nepal, nuevas variedades resistentes a enfermedades y una nueva forma de pensar

En Nepal, nuevas variedades resistentes a enfermedades y una nueva forma de pensar

May 31, 2011

A mediados de mayo, el día 16, un taller realizado en Katmandú congregó a 80 agricultores con particular interés en sembrar variedades nuevas, producir semilla de calidad y elevar el rendimiento y rentabilidad de sus cultivos de trigo. El taller denominado “Día de la producción de semilla y manejo de royas”, se realizó bajo la coordinación del Consejo de Investigación Agrícola de Nepal (NARC), el Fondo Nacional para la Investigación y el Desarrollo Agrícolas (NARDF), el Ministerio Nacional de Agricultura y Cooperación y el CIMMYT.

Entre los objetivos del taller estaban (1) que los agricultores conocieran las variedades nuevas con resistencia a Ug99 y características agronómicas mejoradas; (2) fomenter la participación de aquellos en la producción y distribución de semilla de calidad para el próximo ciclo de cultivo; y (3) compartir información sobre nuevas tecnologías que ya están al alcance de los pequeños agricultores.

El taller se realizó en Bhadrabas VDC, Katmandú, una localidad donde existe un programa de selección participativa de variedades desde hace tres años. En los últimos dos años, los agricultores han seleccionado las líneas Danphe y Francolín y han establecido 24 ensayos bebé mediante los cuales se ha comprobado que el comportamiento de estas dos es superior al de otras variedades. Los ensayos han mostrado también que, si se organizan, los pequeños agricultores pueden producir y vender semilla de calidad sin problema.

Hira Kaji Manandhar, de la División de Fitopatología del NARI/NARC, inauguró el taller; en seguida, Arun Joshi del CIMMYT recalcó la importancia de sembrar variedades resistentes y habló de los progresos que Nepal ha hecho en multiplicación de semilla. Más tarde, los científicos del NARC Sarala Sharma, M.R. Bhatta y D.B. Thapa hablaron de las ventajas de cada variedad nueva y de su resistencia a enfermedades, que supera la de las variedades locales.

Dilaram Bhandari de Control de Calidad de Semilla expuso los pasos que se siguen en la producción de semilla de calidad. Dijo a los participantes que los pequeños agricultores pueden trabajar juntos y formar una asociación de productores de semilla. Después, Y.P. Giri, científico sénior del NARI/NARC mostró a los agricultores cómo pueden reducir las pérdidas postcosecha que ocasionan las plagas, así como la manera de lidiar con la amenaza de Helicoverpa, un plaga nueva que ha estado atacando los cultivos de siembra tardía.

Tras una mañana de fructíferos diálogos, un grupo de científicos del NARC y del CIMMYT, y funcionarios de departamento de extensión llevaron a los agricultores a las parcelas para que observaran las variedades y apreciaran sus características, cualidades y diferencias. Para reforzar la información sobre las variedades, los agricultores recibieron hojas técnicas con datos como maduración, potencial de rendimiento y resistencia a enfermedades. Durante el recorrido de campo, los expertos respondieron algunas preguntas basadas en la experiencia personal de algunos de los agricultores.

Al final del día, todos los participantes dijeron estar satisfechos con las nuevas variedades y convinieron en que esperan obtener entre 10-20% más de rendimiento este año. Estaban muy entusiasmados sobre todo ante la perspectiva de formar otros grupos con quienes compartir las nuevas tecnologías. El líder de la cooperativa, Saligram Pudashaini, guió el recorrido que el grupo hizo por el campo. De los 80 agricultores, alrededor del 50% eran mujeres. Las dirigentes de la cooperativa, Goma Pudashaini, Rupa Pudashaini, Tara Baral y Maina Dhakal comentaron muy contentas que, dado el éxito de sus recientes actividades, las otras agricultoras están entusiasmadas con la formación de grupos para sembrar las variedades nuevas, producir semilla y adopter otras tecnologías majoradas.

Gracias al esfuerzo de todos, el taller ayudó a que los agricultores seleccionaran variedades de acuerdo con sus preferencias y a que éstos comprendieran mejor la importancia de las variedades resistentes y la distribución de semilla; facilitó la planeación para promover nuevas variedades para el siguiente ciclo de cultivo; y aumentó el interés en promover una mayor colaboración entre agricultores, científicos y organismos de desarrollo.